Loading...
Puedes configurar tu consentimiento pulsando aquí :

La oscuridad en el "Paraíso" de Ulrich Seidl

Madrid, 12 ago (EFE).- El paraíso se convierte en un lugar sombrío en la trilogía firmada por el austríaco Ulrich Seidl, en la que tres mujeres de una misma familia se lanzan a sus vacaciones de verano con la ilusión de cumplir sus anhelos amorosos, cada una de ellas a su manera.

La distribuidora Golem ha decidido programar las tres este mes de agosto, en el orden en que su director las concibió, y así "Amor" llegará a las salas el próximo viernes 16 de agosto, mientras que "Fe", que obtuvo el Premio Especial del Jurado en la pasada edición del Festival de Venecia, se estrenará el día 23 y "Esperanza" el 30.

En "Amor", la primera entrega, Teresa (Margarethe Tiesel) es una austríaca de 50 años y entrada en carnes que viaja a Kenia a disfrutar de sus exóticas playas, pero también de los "beach boys", jóvenes africanos que persiguen a mujeres europeas con el propósito de prostituirse.

Su hermana, Anna María (María Hofstätter), prefiere el paraíso celestial y en "Fe" dedica su tiempo libre a predicar de puerta en puerta por Viena con una figura de la Virgen María, hasta que el inesperado regreso a casa de su marido pone su vida patas arriba.

Por último, en "Esperanza", Melanie (Melanie Lenz), la hija adolescente de Teresa, asiste a un campamento para jóvenes con sobrepeso y se enamora de su médico, un hombre 40 años mayor que ella, con la ingenuidad y la obstinación del primer amor.

Con inclemencia y sordidez, pero también con ciertas dosis de humor, el director que debutó en la ficción en 2001 con la aclamada "Días perros", vuelve a buscar la incomodidad del espectador en esta trilogía, que ha logrado estrenarse por separado en una misma temporada en los tres principales festivales de Europa: Cannes, Berlín y Venecia.

"Los espectadores sienten desasosiego porque muchos de ellos se ven representados en la pantalla. Uno ve allí sus propios abismos y es incómodo verse a sí mismo reflejado en un espejo", dijo Seidl a Efe en una entrevista reciente.

Partiendo de un guión escrito a medias con su esposa, Veronika Franz, "Paraíso" iba a ser en un principio una sola película, pero la particular forma de rodar de Seidl, abierta a la improvisación en el rodaje, hizo que se juntaran con más de 80 horas de material, así que decidió hacer tres partes, aunque cada una de ellas es autónoma.

En esa forma de rodar, fruto de su experiencia en el género documental al que se dedicó en los 90, incorpora también el trabajo de actores no profesionales.

Así, por ejemplo, "los beach boys" de "Amor" son jóvenes que realmente vendían sus cuerpos por dinero en Kenia, y Nabil Saleh, el egipcio que hace de marido de María en "Fe", trabajaba en Viena como masajista antes de descubrir su potencial interpretativo. EFE

Hoy en portada