2'

ESTABAN DESTINADOS EN IRAK

Estados Unidos manda a casa a un pelotón de los SEAL por beber alcohol

Los miembros de los equipos especiales desplegados en combate en Oriente Medio tienen terminantemente prohibido el consumo de bebidas alcohólicas

"La Fuerza de Tarea Conjunta en Irak ordenó la redistribución temprana a San Diego de un pelotón del Equipo SEAL debido a un deterioro percibido del buen orden y la disciplina dentro del equipo durante los períodos no operativos". Con esa frase, el ejército de Estados Unidos ha comunicado que uno de los equipos de operaciones especiales de la Marina ha sido obligado a abandonar Irak y a regresar a su país.

Lo que no se dice en esa frase es que la razón de tomar esa decisión obedece a que al menos 20 miembros de ese pelotón habrían estado bebiendo alcohol durante su estancia en Irak, algo que está terminante prohibido en las fuerzas desplegadas en combate en Oriente Medio. En declaraciones que recoge ABC News, es el último incidente relacionado con las unidades de operaciones especiales (SEAL), lo que ha llevado al ejército a asegurar que "el comandante perdió la confianza en la capacidad del equipo para cumplir su misión".

Ha sido el general de división Eric Hill quien ha ordenado a la unidad su regreso, mientras la capitana Tamara Lawrence explica que otros miembros del Grupo Especial de Guerra de la Marina (NSW) se hará cargo de sus operaciones: "El buen orden y la disciplina son fundamentales para la misión. La pérdida de confianza en este caso supera el riesgo operacional potencial".

Un jefe polémico

El Equipo Siete de los SEAL es el que, supuestamente, habría consumido alcohol durante su despliegue. Y es el mismo equipo en el que prestó servicio Edward Gallagher en 2017 como Jefe de Guerra. Gallagher fue a juicio recientemente por varios cargos de asesinato e intento de asesinato durante ese despliegue, de los que resultó absuelto, pero sí fue declarado culpable de posar junto al cadáver del soldado del ISIS al que había sido acusado de matar.

Durante el juicio que se siguió contra Gallagher se mostraron pruebas de que algunos miembros de su pelotón habían bebido alcohol durante su despliegue en Irak en 2017. Según el oficial de la defensa, esos hechos no han sido tenidos en cuenta ahora para tomar la decisión de enviar de vuelta a los SEAL, pero sí que han provocado comentarios y suspicacias en el seno del ejército. Lo que no queda claro es si alguno de los actuales miembros del Equipo Siete estuvo a las órdenes de Gallagher en 2017, debido a la rotación de los soldados.

Otros soldados del Equipo Diez habían dado positivo por consumir cocaína

El consumo de alcohol del Equipo Siete no es el único incidente en el que están involucrados miembros de los equipos especiales. Esta misma semana se conocía que soldados del Equipo Diez habían dado positivo por consumir cocaína, mientras el pasado mes de mayo un suboficial fue condenado a un año de prisión por estrangular hasta la muerte a un sargento durante una novatada.

Principales Tags

Hoy en portada