3 min

ADVIERTE EL CONSORCIO DE COMERCIO MINORISTA

El precio de ropa o alimentos subirá tras el Brexit si UK pierde los acuerdos comerciales

El Consorcio británico de Comercio Minorista (BRC) alertó este martes de que los consumidores del Reino Unido afrontarán una subida de precios tras el Brexit a menos que se "repliquen" los acuerdos comerciales negociados entre la Unión Europea (UE) y otros países. La consejera delegada del BRC, Helen Dickinson, advirtió en una entrevista con una emisora británica de que el coste de los productos de consumo diario, como la alimentación o la ropa, se incrementarán una vez se ejecute la desconexión, si este país pierde los acuerdos preferenciales de los que disfruta ahora como Estado miembro del bloque comunitario.

Esta directiva afirmó que actualmente el Reino Unido se beneficia de la ausencia de tarifas o de tarifas de bajos intereses en las importaciones gracias a los acuerdos de comercio fraguados entre la UE con otros 73 países ajenos al bloque. Esos pactos llegarán a su fin en el momento en que este país se desligue definitivamente de los Veintisiete. "El 29 de marzo de 2019, nos quedaremos fuera de todos esos acuerdos. A partir de ese minuto, esos pactos se dejarán de aplicar al Reino Unido", recordó Dickinson en unas declaraciones hechas hoy a la BBC Radio 4.

"Hablamos de productos de consumo diario que la gente compra semana sí, semana no, como el pescado de Noruega, el vino de Suráfrica o la ropa de Turquía"

La consejera delegada del BRC resaltó, en este sentido, que "lo que es importante desde ahora y 2019 es que el Reino Unido prosiga con el trabajo que tiene entre manos en cuanto a centrarse en, al menos, replicar los acuerdos existentes, para que podamos quedarnos donde nos encontramos ahora mismo". "Estamos hablando de productos de consumo diario que la gente compra semana sí, semana no, como puede ser el pescado de Noruega, el vino de Suráfrica, la ropa de Turquía, que cuentan con tarifas más bajas de las que habría de no existir esos acuerdos", dijo.

La BRC ha indicado que entre los productos que podrían verse afectados tras el Brexit figuran artículos de ropa procedentes de Turquía, uno de los proveedores más importantes para el Reino Unido, que podrían registrar un aumento en sus tarifas de cero al 12%; así como el pescado islandés, cuyos precios podrían subir de un 3,4% a un 11%.

La negociación sobre el Brexit ha marcado el final del curso en la Unión Europea, como demostró la última cumbre del año de jefes de Estado y de Gobierno. En las conversaciones sobre la salida del Reino Unido del club comunitario, el gran avance tuvo lugar el pasado 15 de diciembre, cuando los líderes de los países que permanecerán en la UE tras la marcha británica reconocieron los progresos suficientes en la primera etapa de las conversaciones, centrada en los derechos de los ciudadanos, la frontera irlandesa y el acuerdo financiero.

Así, aceptaron pasar a la segunda fase, sobre la futura relación entre Bruselas y Londres, y debatir un periodo transitorio durante el cual el Reino Unido ya no participará en la toma de decisiones de los organismos, oficinas y agencias de la Unión ni podrá nominar o elegir a sus miembros, pero deberá respetar la legislación comunitaria.

El negociador jefe de la Unión, Michel Barnier, aseguró que la transición debería concluir el 31 de diciembre de 2020, al mismo tiempo que el actual marco financiero plurianual, mientras que la negociación sobre sus términos tendría que finalizar en marzo del próximo año y dar paso al debate sobre la futura relación. Pese a los progresos logrados, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ya afirmó durante la rueda de prensa de la última cumbre que alcanzar un acuerdo completo para marzo de 2019, cuando Londres debe abandonar la Unión, es "realista y, por supuesto, dramáticamente difícil". "La segunda fase será, creo, más exigente y desafiante que la primera", añadió el político polaco.

Hoy en portada