4'

se trata de RI HONG-SOP Y HONG SUNG-MU

Estos dos científicos son los responsables del 'salto nuclear' de Corea del Norte

06.09.201705:00 H.
Dado el hermetismo de Corea del Norte, gran parte de lo que se sabe sobre este país depende de la observación cuidadosa de las imágenes que difunde el régimen, por lo general orquestadas al milímetro. Tal y como sucede en otros estados autoritarios, de Cuba a los países centroasiáticos de la antigua URSS, la posición que cierto personaje ocupa en un acto público suele ser más significativa que los cargos y responsabilidades que ejerza en el momento. Por eso, los testimonios visuales sobre el aluvión de visitas del presidente Kim Jong-un a las instalaciones de investigación nuclear y de misiles en los últimos dos años, publicados por la Agencia Central de Noticias norcoreana, han llamado la atención de los servicios de inteligencia sobre dos individuos, considerados los principales responsables del programa armamentístico del país: los científicos septuagenarios Ri Hong-sop y Hong Sung-mu.

El primero, nacido en 1940, es el director del Instituto de Armas Nucleares de Corea del Norte. El segundo es el subdirector del departamento de industria de municiones del Partido de los Trabajadores de Corea, un cargo que, en un país en el que uno de sus pilares ideológicos es el llamado 'Songun' (la primacía absoluta del ejército), resulta uno de los más importantes del sistema. Ambos han aparecido repetidamente flanqueando a Kim Jong-un en numerosas comparecencias públicas (a menudo alrededor de un supuesto artefacto atómico), y en enero de 2016, Hong y Ri fueron, respectivamente, el primero y el segundo en recibir medallas de manos de Kim durante una ceremonia de celebración de la cuarta prueba nuclear del país.

“Kim Jong-un está dejando claro que tienen una cercanía personal con él. Probablemente está ligado al hecho de que están haciendo grandes progresos en esta área, y por lo tanto grandes logros para Kim Jong-un como líder de Corea del Norte”, explica Michael Madden, director del Observatorio del Liderazgo de Corea del Norte de la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados Johns Hopkins, a la agencia Reuters. “Parece que Hong está haciendo avanzar el programa de desarrollo nuclear como alto cargo del partido, y Ri está encargado de las pruebas nucleares, como las bombas de hidrógeno, a un nivel de trabajo”, dice Yang moo-jin, profesor de la Universidad de Estudios Norcoreanos de Seúl.

Ri y Hong, en otra imagen difundida en marzo de 2016. (Reuters/E. Villarino)

Hong fue educado en varios países del bloque comunista y probablemente en Rusia, según señala Michael Madden. Ri, por su parte, representó a Corea del Norte en una conferencia de Energía y Seguridad Nuclear de la Agencia Internacional de la Energía Atómica en Salzburgo, Austria, en 2005, entre otros eventos en el extranjero. “Son funcionarios de alto nivel, y la última generación que estudió en el mundo comunista en los buenos viejos tiempos”, indica Madden.

En realidad, los dos científicos llevan tiempo en el radar de la comunidad internacional. Ri fue incluido en la lista de sanciones de la ONU y la Unión Europea en 2009, “por participar en programas de la República Popular Democrática de Corea (RPDC) relacionados con actividades nucleares, otras armas de destrucción en masa y misiles balísticos, o prestarles apoyo, incluso por otros medios ilícitos”, según se lee en el documento informativo de Naciones Unidas. Anteriormente fue director del Centro de Investigaciones Nucleares de Yongbyon, donde “supervisó tres instalaciones fundamentales que participaban en la producción de plutonio apto para usos bélicos: la planta de fabricación de combustible, el reactor nuclear y la planta de reelaboración”.

Hong, por su parte, fue sancionado en marzo de 2016 por Corea del Sur, que incluyó su nombre en una lista de 38 autoridades norcoreanas y dos extranjeras a las que se prohibía realizar transacciones financieras con bancos surcoreanos, y cuyos activos fueron congelados. Dos meses después, la Unión Europea aplicó sus propias sanciones, por ser el “encargado de la elaboración de programas relacionados con armas y misiles convencionales, incluidos los misiles balísticos” y “uno de los principales responsables de los programas de fabricación industrial de armas nucleares”. Como tal, se le considera “responsable de los programas de la RPDC relacionados con armas nucleares, misiles balísticos u otras armas de destrucción masiva”, de acuerdo con el documento de la UE. También fue ingeniero jefe en Yongbyon.

Imágenes de satélite de la planta nuclear de Yongbyon, en julio de 2014. (Reuters)

Esta instalación aloja los primeros reactores nucleares del país y la única planta de enriquecimiento de uranio confirmada. El complejo fue cerrado en julio de 2007 como parte de un acuerdo internacional a cambio de ayuda humanitaria, pero Pyongyang prohibió la presencia de inspectores de la AIEA en 2009, y en 2013 el régimen anunció su reapertura. Durante el último año y medio, observadores como el portal especializado 38North, que estudia imágenes por satélite de Corea del Norte, han detectado un nivel inusual de actividad, derivado sin duda de la intensa investigación llevada a cabo por los científicos norcoreanos, culminada en la bomba de hidrógeno probada este fin de semana.

Hoy en portada