Según el estudio elaborado por el Grupo de Ecología y Conservación de Islas (GECI), este pequeño archipiélago se hundirá en unos 100 años por el aumento del nivel del mar (Foto: EFE)  

Si finalmente acaba bajo el agua, con este arrecife se irá el Parque Nacional que protege toda la zona y que tiene un valor ecológico incalculable.

Más de 116 especies de aves y 34 de corales están registradas en la zona. Un espacio de cinco islotes solo habitado por un pequeño grupo de personas alrededor del faro situado en la isla más grande del archipiélago. 

Según el estudio, en 100 años el mar subirá en la zona unos 5 metros provocando que este paradisíaco paisaje acabe bajo el agua.

Este cayo, situado en la región de Campeche, será otro de los espacios que se perderán bajo el agua por el cambio climático. 700 metros de islote que desaparecerán en un siglo. 

Este pequeño islote tiene algunas de las playas más espectaculares de toda la zona. 

Sus arrecifes, igual los de la zona de Alacranes, tienen un valor impresionante y son muy vulnerables al cambio climático. (Foto: EFE)

De aquí a 100 años, si todo sigue igual, tendremos que decir adiós a estos espacios únicos. (Foto: EFE)

 

Estas islas paradisíacas en México desaparecerán pronto por el cambio climático

Un grupo de investigadores mexicanos del Grupo de Ecología y Conservación de Islas (GECI) ha realizado un estudio en el que, según los autores, queda claro que en 100 años si el cambio climático sigue al mismo ritmo México perderá el 4,3% de su Zona Económica Exclusiva (ZEE). Nombre con el que se denomina a la franja marítima adyacente al mar territorial que se extiende 370.4 kilómetros mar adentro contados desde la línea costa continental e insular.

¿Qué significa esto? Pues que el país perderá algunas de sus zonas paradisíacas únicas, y entre ellas se encuentran dos espacios, como son el Arrecife Alacranes y el Cayo Arenas, de especial impacto ecológico. Según los investigadores, estas dos zonas desaparecerán bajo el agua en un siglo debido a la subida del nivel del mar. 

Con ellos se irían primero el Parque nacional de Arrecife Alacranes y toda la zona de corales que rodea el Cayo Arenas, perdiendo así este país, y el resto del mundo, dos lugares únicos con paisajes vírgenes y paradisíacos. Los autores del estudio no han hecho un cálculo de las pérdidas, pero si han avisado del impacto que podría tener su pérdida en las especies endémicas que habitan en ellas.

Hoy en portada