3 min

esta semana se publicarán datos importantes

El euro alcanza 1,20 dólares y puede subir más si se alejan las alzas de tipos en EEUU

28.08.201718:35 H.

La decepcionante intervención del presidente del BCE, Mario Draghi, en Jackson Hole llevó al euro por encima de los 1,19 dólares, su nivel más alto desde enero de 2015. Este lunes ha continuado el movimiento y la moneda única roza el nivel psicológico de los 1,20 dólares, cuya ruptura permitiría un nuevo tramo de subida. Los inversores esperan los importantes datos que se publicarán esta semana en Estados Unidos; si alejan la probabilidad de una subida de tipos por parte de la Reserva Federal en diciembre —es decir, si muestran un crecimiento débil y una inflación controlada—, la escalada del euro continuará.

¿A qué se debe esta escalada? "Aunque el discurso de Draghi no hizo que a nadie se le atragantara el almuerzo, reafirmó que en algún momento llegarán a su fin las compras de activos, aunque será de forma muy lenta porque la inflación todavía no presiona. Además, Draghi no manifestó ninguna preocupación sobre la fortaleza del euro", al contrario que otros miembros del consejo del BCE en su última reunión, explica el banco privado Julius Baer. En cuanto a Janet Yellen, "evitó completamente cualquier comentario sobre la política monetaria de la Fed, tanto sobre la continuidad de la normalización de los tipos como de la reducción de su balance [venta de los bonos que ha comprado]". El mercado se apoyó en poca información mejor que en ninguna información, lo que ha disparado a la moneda europea, según esta firma.

Los 1,20 dólares, una importante resistencia

El euro ha alcanzado un máximo por encima de 1,1970 dólares este lunes, y se enfrenta a un nivel de resistencia tanto psicológica como técnica en los 1,20. Una resistencia es un nivel en el que en el pasado han aparecido vendedores que han hecho caer la cotización, por lo que es previsible que vuelvan a hacerlo ahora de nuevo (el análisis técnico se basa en la repetición de patrones). Además, en el caso del dólar, este nivel coincide con otro nivel importante del Índice Dólar, es decir, la evolución del billete verde contra una cesta de las principales divisas mundiales. En ese caso, se trata de los 1.150 puntos, los mínimos de mayo de 2015 (si sube el euro, baja el dólar).

Esto significa que, si el euro supera los 1,20 o si el Índice Dólar pierde esos 1.150 puntos, el movimiento puede acentuarse todavía más en las próximas semanas. De hecho, hay quien apuesta en el mercado de futuros por un euro por encima de dos dólares dentro de dos años. En todo caso, lo normal es que no se batan niveles tan importantes a la primera, lo que suele provocar una corrección bajista. Ahora bien, los 'traders' avisan de que no sería muy fuerte: el interés que se ha visto en la zona de 1,1880 puede absorber esa presión vendedora inicial.

Datos económicos cruciales

El éxito de este ataque al 1,20 dependerá, a corto plazo, de los importantes datos económicos que se van a publicar en EEUU esta semana. Entre ellos, destacan el PIB del segundo trimestre y el deflactor del mismo (la medida de inflación favorita de la Fed), así como el paro del mes pasado. Si estas cifras no implican una aceleración del crecimiento ni de la inflación, se alejará la posibilidad de una tercera subida de tipos en diciembre, lo que debilitará aún más al dólar. Tampoco hay que perder de vista los acontecimientos políticos en Washington, en especial el posible cierre de la administración con que ha amenazado Trump.

Julius Baer tiene la visión contraria: "Seguimos pensando que la fortaleza del euro implica unas expectativas exageradas sobre la normalización de la política monetaria del BCE, mientras que seguimos esperando otra subida de tipos de la Fed en diciembre, basada en la fortaleza cíclica y en una recuperación de la inflación". Saldremos de dudas en los próximos días.

Hoy en portada