9 min

informe del PP sobre el sistema educativo vasco

La 'obsesión por el euskera' lleva a la educación vasca a sus "peores resultados"

El PP ha elaborado un informe sobre el sistema educativo vasco para documentar con datos la "progresiva debilitación" de la enseñanza en el País Vasco, que en la actualidad se encuentra a la cola en diferentes indicadores a pesar de estar a la cabeza en gasto público por alumno respecto al resto de comunidades autónomas. Los resultados obtenidos por los escolares vascos "son los peores de los últimos años", circunstancia que los populares achacan a la obstinación del Gobierno vasco por priorizar el uso del euskera en la escuela. “Las políticas educativas nacionalistas han puesto todo nuestro sistema educativo al servicio del aprendizaje de un idioma, el euskera, por encima de cualquier otra cosa”, sostiene el documento.

"Las políticas educativas nacionalistas han puesto el sistema educativo al servicio del aprendizaje del euskera por encima de cualquier otra cosa", refleja

El ‘Análisis integral del sistema educativo vasco’ realizado por el PP se sustenta en los malos resultados que acumula el País Vasco en pruebas internacionales de Educación, caso de los informes PISA (Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes) o PIRLS (Estudio Internacional de Progreso en Comprensión Lectora), y en las evaluaciones diagnósticas propias. “El País Vasco ocupa un lugar mediocre en las numerosas pruebas a las que se le somete”, asevera con contundencia.

El diagnóstico del PP sobre la enseñanza vasca refleja que el País Vasco invierte el mayor gasto público por alumno de España, más de 9.000 euros, cifra que duplica lo destinado en comunidades como Madrid o Andalucía. “Con lo que gastamos en educación, deberíamos estar liderando el 'ranking' educativo de países de la OCDE, pero cada vez estamos peor. Cada vez más regiones de España, que estaban muy por debajo de Euskadi hace años, ahora nos superan”, asevera.

El informe PISA, llevado a cabo por la OCDE a nivel mundial para medir el rendimiento académico de los alumnos de 15 años en matemáticas, ciencia y lectura, suspende a los alumnos vascos en todas las áreas, incluida la de trabajo en equipo. En el último estudio, relativo a 2015, el País Vasco ha cosechado “los peores resultados de su historia” desde que en 2003 se uniera a estas evaluaciones, situándose por primera vez por debajo de la media de la OCDE y de España. Se trata de la comunidad que “más baja” y solo se sitúa por delante de Canarias, Extremadura y Andalucía, según pone de manifiesto el informe. En ciencias se está 10 puntos por debajo de la media española y de la OCDE y, “si se descuenta el efecto del Índice de Estatus Social, Económico y Cultural (ISEC), Euskadi obtiene el peor resultado de todas las comunidades”. En lectura, donde se está por debajo de la media en términos generales (hay 10 comunidades por encima después de que la puntuación obtenida en 2015 fuera siete puntos inferior a la lograda en 2012), el alumnado vasco de 4ª de ESO es el que obtiene la nota más baja de todas las comunidades. Además, este alumnado está entre las seis peores provincias en matemáticas.

En relación a los niveles de excelencia, el informe del PP constata que “ninguna comunidad tiene un porcentaje menor que el País Vasco”, y en la OCDE “solamente están peor Grecia, Turquía, Chile y México”. Incluso, como atestigua el documento, el retroceso se da en euskera, donde se han obtenido peores resultados que en años anteriores. En este sentido, el informe recoge los resultados de un análisis que llevó a cabo el Departamento de Educación del Gobierno vasco sobre la influencia de la lengua en los resultados de las evaluaciones, que determinó que el alumno de lengua familiar castellana escolarizado en modelo D (euskera) demuestra la competencia adquirida mejor cuando puede utilizar su lengua predominante. A la vista de que el 80% de los alumnos tiene como lengua materna el castellano, el documento señala que “ha quedado demostrado que podrían sacar mejores notas si pudieran examinarse en su lengua materna en lugar de la de instrucción”.

El País Vasco tiene el porcentaje más alto de alumnos rezagados y la tasa más baja de estudiantes excelentes: los alumnos de 4º de Primaria están a la cola en comprensión lectora

El documento elaborado por los populares alude también a los datos del PIRLS 2016, que sitúa a los alumnos vascos de 4º de Primaria (nueve años) a la cola en comprensión lectora en las siete comunidades autónomas analizadas (País Vasco, Andalucía, Asturias, Castilla y León, Cataluña, La Rioja y Madrid). La media de comprensión lectora en España es de 528 puntos: Madrid tiene 549 y el País Vasco 517, una puntuación “inferior a la que se esperaría de su Índice de Estatus Social, Económico y Cultural, que es el más elevado junto al de Cataluña”, lamenta el documento. Los datos también reflejan que la comunidad vasca tiene “el porcentaje más alto de alumnos rezagados” (4%) y la “tasa más baja de estudiantes excelentes” (4%).

El Departamento de Educación somete a examen cada dos años el conocimiento de varias materias entre los alumnos de 4º de Educación Primaria y 2º de ESO, mediante la evaluación de diagnóstico de mitad de etapa. Se trata de un análisis que le permite detectar los puntos fuertes y carencias del sistema educativo de cara a aplicar las mejoras oportunas en los planes educativos. La evaluación de 2015 (aún no están disponibles los resultados de 2017) establece que los estudiantes vascos de estos cursos “han empeorado su conocimiento oral y escrito en euskera”. De hecho, obtienen “el peor resultado en competencia en comunicación lingüística” en lengua vasca de todas las evaluaciones realizadas hasta la fecha. Además, se empeora en los niveles de rendimiento medio y avanzado respecto a los años anteriores.

Empeora el conocimiento oral y escrito en euskera en las aulas, con "el peor resultado en competencia en comunicación lingüística" en lengua vasca

También cae la media de comprensión escrita en euskera, que se sitúa igualmente en el “peor resultado” de todas las series. “Nunca se había obtenido un resultado tan malo en comprensión escrita en euskera”, pone de manifiesto el informe del PP, que acompaña sus conclusiones con datos estadísticos. El retroceso también se da en comprensión oral, ya que la media se sitúa "14 puntos por debajo" de la obtenida en la evaluación de 2013.

En materia de competencia lingüística, el PP pone especial hincapié en el escaso peso que se le da al inglés en el sistema educativo vasco. Alude a una intervención del sociólogo Santiago Iglesias Pimentel, de la empresa dedicada a estudios de mercados Gizaker, en la ponencia de Juventud del Parlamento Vasco el 3 de noviembre de 2015, cuando alertó de que “los jóvenes de hoy no saben más inglés que los de generaciones anteriores”. En este ámbito, el informe se nutre de diversos datos estadísticos que llevan a un conclusión “muy clara: actualmente estudiar en el sistema educativo vasco no garantiza que nuestros jóvenes al finalizar la escolarización obligatoria tengan una competencia real en inglés”. Las “dificultades” para lograr el dominio de esta lengua, además, “son mucho mayores" en el caso de la red de centros públicos vascos, “siempre está por debajo la media”, tal y como aparece en los informes del Consejo Escolar del Estado.

El informe del PP pone especial hincapié en el escaso peso que se le da al inglés en la educación vasca: "Es difícil de entender por la ciudadanía"

A este respecto, el informe 2016 de este organismo “revela que el sistema educativo vasco se está quedando atrás en el aprendizaje de lenguas extranjeras”, especialmente en la red pública vasca, que es la que no llega a la media del resto de comunidades en porcentaje de alumnos que estudian materias en inglés. El propio Departamento vasco de Educación concluyó tras la aplicación del segundo marco de experimentación trilingüe (MET 2011-2014) que “dar más horas de inglés no merma las competencias en euskera y castellano de los alumnos, ni tampoco el aprendizaje en matemáticas o ciencias, pero sí logra incrementar el dominio de la lengua extranjera”. Y pese a esta valoración, el inglés apenas tiene hueco en las aulas, según denuncia el informe del PP. “Es difícil de entender por la ciudadanía que no se estén llevando a cabo las medidas necesarias para incrementar significativamente los programas de aprendizaje de inglés en centros escolares”, sostiene.

Uno de los motivos de esta situación es que “no se cuenta con el personal necesario”. Según los propios datos del Departamento de Educación vasco que recoge el informe, “hasta hace poco solo un 13% de los profesores vascos estaba acreditado para impartir clases en inglés”. Es más, “si a los docentes de la red pública se les exigiera para dar clases en inglés el mismo nivel C1 que en euskera, únicamente el 8% tendría esa capacitación oficial”. El documento expone que no se exige la misma capacitación al profesorado cuando se trata de la lengua vasca o de la de Shakespeare. “No se están tomando las medidas necesarias para incrementar sustancialmente el número de profesores capacitados para impartir asignaturas en inglés en el sistema educativo vasco”, refleja.

La consejera de Educación, Cristina Uriarte. (EFE)

La política educativa vasca es uno de los grandes caballos de batalla del PP del País Vasco, que denuncia que la "obsesión" por euskaldunizar a la población por parte del departamento liderado por Cristina Uriarte se prioriza "a la búsqueda de la excelencia educativa". Por ello, ha elaborado este diagnóstico del sistema educativo a partir de los resultados de las diferentes evaluaciones para poner de manifiesto los problemas que padece la Educación en el País Vasco, que "ha perdido calidad", cuando hace años lideraba los diferentes 'rankings' a nivel estatal. Los populares llevarán este documento al Parlamento vasco con una serie de propuestas encaminadas a introducir mejoras en la educación vasca.

Ante malos resultados como los del informe PISA 2015, Uriarte no ha eludido la autocrítica y se ha comprometido a adoptar medidas para "abandonar el academicismo" que incluyen planes de formación para el profesorado. A este respecto, no se descarta la posibilidad de crear una prueba específica para acceder al grado de Magisterio con el fin de "mejorar la formación inicial de los futuros docentes". También impulsará planes de lectura específicos en cada centro. Los cambios irán incorporándose progresivamente y, por ello, la consejera vaticina que es posible que se registren malos resultados en próximas evaluaciones educativas. En todo caso, fuentes del Departamento de Educación aseguran que no hay que caer en un "injusto e irreal análisis del sistema educativo vasco".

47 comentarios

Hoy en portada