4'

la diferencias alimentan el bloqueo del gobierno al nuevo modelo

Guerra de barones PP-PSOE: Feijóo y Ximo Puig se enzarzan por la financiación

El presidente gallego Alberto Núñez Feijóo prendió la mecha este lunes de un incendio que estaba larvado pero que tarde o temprano tenía que producirse: el de las distintas posiciones territoriales a la hora de abordar el nuevo modelo de financiación autonómica. Galicia, junto a territorios como Castilla y León (PP) o Asturias (PSOE) lleva meses trabajando discretamente un frente para fijar posiciones comunes en la negociación del nuevo sistema de reparto. Situadas en el grupo con financiación por encima de la media y beneficiadas del actual mecanismo por factores correctores como el envejecimiento poblacional o la menor densidad de población, estas autonomías temen que una modificación del 'status quo' actual les lleve a perder fondos y a reducir la calidad de los servicios públicos que prestan.

Ante esa desconfianza, Feijóo no dudó en aprovechar su presencia en un desayuno informativo de Europa Press en Madrid parar cargar las tintas contra el barón mediterráneo que más está presionando para avanzar en la reforma del modelo, que el Gobierno de Mariano Rajoy tiene bloqueada con la excusa de la falta de acuerdos en el seno de los dos grandes partidos, Partido Popular y PSOE. "Si yo fuera presidente de la Generalitat valenciana, estaría más a favor de Rajoy que de Zapatero (…) Si Rajoy no hubiese entrado al rescate ni condonado intereses, la mayor parte de los proveedores de la Generalitat Valenciana estarían sin cobrar desde hace años", señaló el presidente gallego en referencia al oxígeno financiero que recibe la Administración valenciana.

Mariano Rajoy y Ximo Puig, la semana pasada en Castellón. (EFE)

Feijoo, que no mostró ninguna conformidad ante a propuesta de hacer una quita de deuda a territorios que han acumulado infrafinanciación, señaló además que el Gobierno ha condonado 11.000 millones en intereses a la Comunidad Valenciana. "El Gobierno de la Generalitat se lo debería agradecer a este gobierno", insistió.

En realidad, la interpretación que hace Feijóo del uso del Fondo de Liquidez Autonómica como mecanismo de mejora del pasivo de las autonomías no es nuevo. Es la misma que ha lanzado en ocasiones el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para defenderse de las acusaciones que recibe de exceso de tutela y de secuestrar recursos de los territorios infrafinanciados. La réplica por parte de autonomías como la valenciana es que esos intereses menores a los del mercado que se aplican en el FLA son ciertos, pero que con la financiación adecuada la dependencia del fondo sería muy inferior, la deuda con el Estado no sería la misma y, por tanto, la afirmación de que se ha producido una ayuda en gastos financieros es falsa.

Las palabras de Feijóo cargando contra Ximo Puig, que lleva semanas trabajando un pacto de mínimos con los barones socialistas, no tardaron en recibir respuesta. Primero de boca del portavoz socialista en las Cortes Valencianas, Manuel Mata, uno de los hombres de confianza del 'president' valenciano. “Mal empieza Feijóo su carrera por la sucesión de Mariano Rajoy si lo hace mintiendo y demostrando su profundo desconocimiento sobre cómo funciona y en qué situación se encuentra el actual modelo de financiación”, señaló el síndico.

Feijóo busca "una guerra"

Tras Mata fue el propio Puig el que contestó a la afirmaciones del presidente gallego. En el marco de la inauguración de la nueva sede de la Universidad Internacional de Valencia, el barón socialista manifestó: "Si la Comunidad Valenciana tuviera la financiación que tiene Galicia por habitante, este año hubiéramos tenido 2.500 millones más de euros por habitante, con lo cual, evidentemente no tendríamos ningún problema de deuda, lo asumiríamos toda. Cuenten ustedes esa cifra, desde el año 2000 y verán la profunda asimetría que existe".

Ximo Puig no dudó en acusar a barón popular de tratar de buscar una "guerra" y de "azuzar un debate entre territorios". "El conjunto del sistema tiene un déficit de 16.000 millones. El rifi-rafe que propone Feijóo no tiene ningún interés para la ciudadanía" añadió tras instar a Rajoy "cumplir lo que se acordó en la Conferencia de Presidentes, en la que estaba el señor Feijóo y estábamos los demás, y se acordó que se aprobaría el sistema de financiación en 2017".

Hoy en portada