4 min

la televisión autonómica, al margen del 155

El PP hará informes de seguimiento para intentar que la Junta Electoral frene a TV3

El Gobierno presume de que todos los departamentos de la Generalitat de Cataluña funcionan con plena normalidad después de la aplicación del artículo 155 de la Constitución, pero a los medios de comunicación autonómicos se les ha parado el reloj en la declaración de independencia y viven ajenos a la realidad política y jurídica de la intervención. Para TV3, la televisión con más audiencia en Cataluña, Carles Puigdemont sigue siendo "el president", los miembros de su gabinete destituidos "consellers" y el secesionismo su línea editorial. Los independentistas reconocen a la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales como la única "estructura de Estado" (de su república) que les funciona. Sólo la Junta Electoral Central puede frenar en la próximas semanas el apoyo de los medios de la CCMA a los objetivos de los independentistas.

Salvadas del 155 por exigencia del PSOE, la televisión y la radio autonómicas catalanas (con las direcciones repartidas entre el PDeCAT y ERC) mantienen sus estructuras y comportamiento habituales de servicio al poder pese a que sus jefes estén destituidos. "En su línea o peor, como se demostró con la manifestación que llamaron 'unionista' del último domingo o en el tratamiento de los movimientos de Puigdemont por Bélgica", según sostienen en el PP catalán.

Para paliar el control que los hombres de confianza de Puigdemont y Junqueras ejercen sobre TV3 y Catalunya Radio (Vicent Sanchis y Saül Gordillo), el Partido Popular se propone hacer informes diarios y detallados de seguimiento sobre toda la programación de la corporación de medios. El objetivo es que sirvan de soporte para las consiguientes protestas ante la Junta Electoral Central, él órgano encargado de velar por la limpieza de los comicios desde que son convocados, incluida la neutralidad de los medios de comunicación públicos.

El líder del PPC, Xavier García Albiol. (EFE)

El PP, como ocurre también con Ciudadanos y a veces por el PSC, se siente marginado o perseguido por la corporación de medios de la Generalitat y está acostumbrado a denunciar "el sectarismo nacionalista" (ahora independentista) de TV3. Pero en fuentes de los populares catalanes aseguran que en la medida en que el ejecutivo de Artur Mas y luego Puigdemont se fueron radicalizando desde las últimas elecciones autonómicas, también aumentó la militancia de esa televisión para fomentar la realidad paralela del "procés" hasta la traca final de la proclamación de la república.

Sobre ese supuesto y ante los comicios del 21-O, en los mismos medios del PP catalán reconocen que no darán abasto en esta ocasión para vigilar los contenidos de las emisoras de la Generalitat y que tendrán que pedir ayuda a la militancia y a los ciudadanos en general para que informen y avisen de las vulneraciones de la ley y los principios de objetividad y neutralidad en toda la programación de las distintas cadenas de televisión, emisoras de radio y medios digitales de la Generalitat.

TV3 está considerado por los partidos constitucionalistas catalanes, también el PSC, como el eje del aparato de propaganda y adoctrinamiento de los independentistas. Es la televisión con más audiencia en Cataluña y para el núcleo del electorado nacionalista el canal prioritario y casi único de información. Todavía se refiere a los destituidos miembros del gabinete de Puigdemont como consejeros en activo "que el Gobierno español considera cesados", nada de 'ex'.

La Junta Electoral Central ya tiene experiencia en amonestar a la TV3. Con motivo de la Diada de 2015 intervino para compensar la propaganda gratis a los partidos nacionalistas durante la precampaña, pero con un tiempo extra en formato de entrevistas para los demás partidos que no sirvió en la práctica para corregir nada.

Como apuntan en las formaciones constitucionalistas, el problema de los medios de la Generalitat catalana no es de servicio a un partido en el poder (ocurre con todas las televisiones públicas), sino de adoctrinamiento diario durante décadas en el objetivo del secesionismo que ahora está empeñado en el golpe contra el orden constitucional y en la división de los catalanes.

9 comentarios

Hoy en portada