2'

contratado por la empresa que presta el servicio de comedor

Detenido un monitor de una escuela católica acusado de agredir a una alumna de 4 años

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un monitor de la escuela católica concertada Reial Monestir Santa Isabel de Barcelona, que pertenece a la Congregación de los Legionarios de Cristo, acusado de agredir sexualmente a una alumna de cuatro años del centro, del que ya ha sido apartado.

Según ha adelantado 'La Vanguardia' y han confirmado a EFE fuentes de la investigación, el monitor, que ha quedado en libertad con cargos tras comparecer ante el titular del Juzgado de instrucción número 25 de Barcelona, fue arrestado el pasado lunes, tras una denuncia interpuesta en comisaría por la madre de la víctima, que aportó un comunicado médico.

El monitor detenido estaba contratado por la empresa que presta el servicio de comedor de la escuela del Reial Monestir Santa Isabel, un centro católico concertado de la Congregación de los Legionarios de Cristo, que forma parte de una red de escuelas dedicadas a la enseñanza, educación y evangelización de niños y jóvenes.

El monitor de comedor y patio ha sido apartado del colegio por presunto "trato inadecuado de carácter sexual" a una de sus alumnas

Según han informado a EFE fuentes del centro, el monitor de comedor y patio ha sido apartado del colegio por presunto "trato inadecuado de carácter sexual" a una de sus alumnas, denunciado por una de las familias del centro.

La escuela fue informada el pasado sábado 3 de febrero, por una de las familias, de que uno de los hijos menores de edad "habría recibido tratos inadecuados de carácter sexual" por parte de una persona externa, "empleada de la empresa que desde el año 2011 presta servicios de monitor para comedor y patio", según las fuentes de este colegio católico.

Ante la denuncia, el centro activó el "Protocolo de ambientes seguros y actuación inmediata", que consistió en informar de los hechos a la empresa que presta servicios, apartar al monitor del centro, alertar a la Generalitat —mediante un aviso que efectuaron este jueves— y enviar una circular a toda la comunidad educativa en la que se informa de lo sucedido.

En la circular, se detalla a las familias que el monitor "contaba con el preceptivo certificado negativo de delitos de naturaleza sexual" y que dejó de prestar servicios en el centro educativo tras la denuncia presentada el pasado lunes día 5 por la familia ante los Mossos d'Esquadra. El mismo lunes el denunciado pasó a disposición judicial y el martes día 6 fue puesto en libertad provisional, mientras se tramita la instrucción de la causa.

En la carta, firmada por el director de la escuela, que cuenta con más de 1.300 alumnos, se afirma que "la activación del protocolo y una comunicación clara son imprescindibles para generar la cultura necesaria para la máxima protección de nuestros menores y personas vulnerables".

Hoy en portada