2'

cuenta con todos los apoyos institucionales

La Unesco, contra el hotel-rascacielos de Málaga: “Su impacto es irreversible"

“Su impacto es irreversible y degradaría la imagen de la ciudad”. Así de contundente se expresa la Unesco, a través de Icomos, el comité español del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios, que ha elaborado un duro informe contra el hotel-rascacielos, de 135 metros, ubicado en el puerto de Málaga que impulsa Catar con el apoyo expreso del Gobierno central, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Málaga (excepto los bloques de izquierda vinculados a Podemos e Izquierda Unida).

La recomendación de los asesores de la Unesco para el patrimonio mundial plantea que la “naturaleza permanente” de la edificación, que costará al menos 120 millones de euros, en las dos escalas analizadas (paisaje patrimonial y su puerto), desaconseja su construcción y que no se deben poner como “excusa” los volúmenes y alturas de los edificios de La Malagueta (el barrio colindante) con el puerto, “resultado de la mala praxis urbanística”. “El proyecto no pone orden, sino impone un orden propio que beneficia exclusivamente al hotel-rascacielos”.

El organismo hace especial incidencia en la importancia del “elemento patrimonial más valioso de Málaga: su paisaje”. “Ni la legislación estatal, ni la autonómica ni las normativas municipales reconocen los valores patrimoniales” de la ciudad ni los de su puerto, que carece del reconocimiento institucional como patrimonio, “a pesar de sus 3.000 años de antigüedad”. “Hay que hacer los estudios y debates oportunos, sosegados y de amplio eco ciudadano que antecedan de forma preventiva cualquier acción de presunto impacto inadecuado sobre el paisaje”.

Modernidad y "cosmopolitismo"

El informe expresa también unas consideraciones sobre la presunta modernidad del proyecto. “Málaga es moderna en su cosmopolitismo, en su pujante sector cultural y en su capacidad para reinventarse manteniendo su identidad propia e inconfundible”. “La modernidad no se expresa en altura, sino en dimensiones más cualitativas que cuantitativas, y un hotel-rascacielos podrá satisfacer una demanda de lujo al alcance de muy pocas personas, pero no aportará nada, sino al contrario, en el proceso de modernización de la ciudad”.

La Unesco, a través de Víctor Fernández Salinas, profesor de Geografía de la Universidad de Sevilla, que también capitaneó informes contra la Torre Sevilla (del arquitecto César Pelli) que Cajasol construyó en la isla de la Cartuja de la capital andaluza, explica que el impacto se califica como “irreversible”, dado que, “con independencia del éxito comercial del hotel, el edificio permanecerá en el lugar en que se prevé durante generaciones”.

El presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo, José Manuel Cabra de Luna, se felicitó del trabajo realizado por la Unesco. "Está claro que nuestra posición está fundamentada. Más allá de tecnicismos, lo importante era el paisaje, el fondo de la cuestión. Nos sentimos satisfechos", destacó Cabra de Luna en declaraciones a este diario.

Hoy en portada