Loading...
Puedes configurar tu consentimiento pulsando aquí :

le devolvió temporalmente la inmunidad

Puigdemont usa la decisión de la Justicia de la UE para entrar en el debate de los indultos

Para el 'expresident' lo "razonable" para abordar el problema catalán sería una ley de amnistía, "que por sí sola no lo arreglaría, pero sí que podría formar parte de la receta de la solución política"

4'

El expresidente catalán Carles Puigdemont ha aprovechado la decisión provisional de la Justicia europea, que suspende temporalmente el levantamiento de su inmunidad por parte de la Eurocámara, para cargar contra las intromisiones "políticas" de la Justicia española y posicionarse en el debate sobre los indultos a los condenados del 'procés', al defender que estos no servirán para solucionar el conflicto y acabar con la "represión" del Estado español, sino que será la amnistía la que forme parte de la "receta". Aún así, ha pedido verlos con hechos y no con palabras: "Todo el mundo habla, pero nadie ha visto nada".

"España va a continuar la represión, y quien piense que indultando a los presos políticos catalanes esto se va a acabar, se equivoca", ha asegurado Puigdemont en una comparecencia en la sede del Parlamento Europeo en la que él, junto a los exconsejeros Toni Comín y Clara Ponsatí, han celebrado la decisión judicial de suspender temporalmente el levantamiento de su inmunidad. Es una decisión totalmente provisional: el vicepresidente del Tribunal General de la Unión Europea (TUE) la ha tomado para proteger el 'statu quo' y permitir que los eurodiputados viajen la semana que viene a Estrasburgo (Francia) sin arriesgarse a ser detenidos por las autoridades francesas.

Para el expresidente catalán, lo "razonable" para abordar el problema catalán sería una ley de amnistía, "que por sí sola no lo arreglaría, pero sí que podría formar parte de la receta de la solución política".

"Si no se pone remedio a la política de represión, el Estado español va a seguir teniendo un problema narrativo muy serio. Aquí es donde aparece con toda rotundidad la necesidad de una ley de amnistía, porque es política, y es la política es la que tiene que resolverlo", ha añadido. Puigdemont ha recordado la encerrona en Moscú a Josep Borrell, jefe de la diplomacia europea, asegurando que el catalán no supo responder a la comparación que el ministro de Exteriores ruso hizo entre la situación de los políticos independentistas catalanes y la de Alekséi Navalni, el líder opositor ruso envenenado y después encarcelado, y también ha comparado la situación de España con la de Turquía y sus "presos políticos"

Al principio de la rueda de prensa, los tres eurodiputados han pedido también a la Eurocámara que no se oponga a la decisión de la Justicia de devolverles temporalmente la inmunidad: "Protegiendo nuestros derechos políticos, el Parlamento Europeo sale reforzado. Por eso pensamos que lo lícito es que el Parlamento no se oponga a esta decisión". Sin embargo, la Eurocámara sí que presentará sus observaciones para que el vicepresidente del TUE tome una decisión definitiva sobre las medidas cautelares, aunque no hay una fecha prevista para ello.

Foto: EFE

Puigdemont, Comín y Ponsatí se encuentran en este momento fuera de los focos. Reciben una atención muy limitada y, desde la aprobación del suplicatorio en marzo por parte del Parlamento Europeo, los tres eurodiputados independentistas catalanes habían desaparecido de la primera fila. La decisión del TUE les ha dado la oportunidad de volver a acaparar focos, presentarse en la sala de prensa central de la sede de la Eurocámara en Bruselas y lanzar su mensaje en un momento en el que el debate a nivel nacional sobre los indultos y la mesa de diálogo les estaba dejando todavía más esquinados, con poca atención mediática y política.

Puigdemont, además, ha afirmado que la mesa de diálogo es entre gobiernos, que él no forma parte del Ejecutivo catalán, y que tampoco quiere "tutelar" al presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ni a su Govern.

Asimismo, ha expresado su desconfianza en que el Gobierno de Pedro Sánchez afronte la mesa de diálogo con voluntad de resolver el conflicto: "Ellos sabrán si se queda como siempre en una declaración retórica o tiene el coraje que siempre les hemos reclamado y nunca han tenido de hacer propuestas políticas disruptivas y transformadoras de verdad. Me temo que este coraje no lo tienen".

Ha insistido en que el independentismo va a la mesa de diálogo a negociar la amnistía y sobre todo la autodeterminación: "Si el Gobierno español está dispuesto a hablar de esto, que escoja con quién quiere hablar, que lo haga y que sobre todo lo aplique".

Hoy en portada