Puedes configurar tu consentimiento pulsando aquí :

Jefe de Prevención de Riesgos Laborales

La inexplicable bronca de Sanidad a la Policía a causa del coronavirus

"El que más sabe dentro de la Policía sobre prevención de riesgos, creador de las primeras medidas contra el coronavirus, el que desaconsejaba las aglomeraciones en enero"

5'

La crisis sanitaria provocada por el coronavirus ha ido caminando por diferentes etapas desde que se conoció su existencia, desde principios de enero, concretamente el día 8, cuando China comienza a ofrecer datos. En la Policía, el Servicio de Prevención de riesgos laborales tenía a un responsable al frente, José Antonio Nieto González, que fue un visionario. Él, que es médico, especialista de trabajo y técnico superior en riesgos laborales, intuyó la que se venía encima y se conjuró con su equipo para poner todos los medios y tratar de evitar que los agentes se contagiaran por el virus. Básicamente, cumplir con su responsabilidad.

Por eso, menos de dos semanas después de las primeras alarmas, el 21 de enero, avisó mediante nota interna a sus superiores del enorme riesgo que suponía el coronavirus para los 65.000 efectivos del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) y propuso tomar medidas. Tres jornadas después, el 24 de enero, cuando todavía la percepción del riesgo en España tenía un perfil bajo, ya que no se había detectado ningún caso en nuestro país, mandó por 'mail' un boletín a todos los agentes. En ese boletín, que también se publicó en la web de la Policía, se imprimió y se distribuyó por las comisarías para que tuviese difusión nacional, se explicaba qué era el coronavirus, de dónde provenía, en qué países había ya positivos, se hacían recomendaciones de higiene, se explicaban sus síntomas, cuáles eran las vías de contagio, y lo más importante se advertía de que el coronavirus podía llegar a España.

Por eso "se recomienda a todos los funcionarios policiales de puestos fronterizos de los aeropuertos que adopten las siguientes medidas preventivas con los vuelos procedentes de China. 1º Utilización de guantes de nitrilo de un solo uso en control documental o inspección de equipajes y cacheos. 2º. Utilización de mascarillas FFP 2 en el control de documentación a todos los pasajeros procedentes de China independientemente de su nacionalidad. 3º Evitar aglomeraciones (nótese que hablamos del 24 de enero)". Lo siguiente fue mandar mascarillas y guantes a los aeropuertos para que los agentes los usaran.

La publicación de las recomendaciones y lo atípico de miembros de la policía cubriéndose manos y rostro en los aeropuertos no pasó desapercibido para el Ministerio de Sanidad ni para el Gobierno, que se lo recriminaron a los agentes: "Estáis creando alarma social". Hubo incluso alguna televisión que lo contó, para mayor cabreo de Sanidad. A pesar de la refriega, José Antonio y su equipo siguieron en la brecha. Liberaron una partida de 300.000 euros para comprar mascarillas, guantes y monos de protección. Por entonces los precios eran los razonables. De hecho ahora mismo los almacenes de la Policía cuentan con 14.000 mascarillas y 22.000 guantes que no habrían existido sin la visión de futuro de la sección de riesgos laborales.

Si los policías nos contagiamos y tenemos que hacer cuarentena ¿quién va a controlar la seguridad y el orden social de nuestro país?

No fue hasta el 31 de enero que se detectó en España el primer caso de coronavirus. Fue en La Gomera, un turista alemán. Por entonces, la percepción del riesgo en nuestro país seguía siendo baja. Ningún responsable político supo ver la crisis médica, social y económica que se avecinaba.

El 27 de febrero se celebró en el Ministerio de Sanidad una reunión a la que asistieron, entre otros, una persona del equipo de Fernando Simón, y los responsables de riesgos laborales de la Policía y la Guardia Civil. En ese encuentro, en el que se trataba de coordinar estrategias, la trabajadora del Ministerio de Sanidad volvió a afear en público la alarma social que estaba creando la policía con el uso de mascarillas y guantes. Finalmente, de aquel encuentro salió un informe para todos los servicios de prevención en el que se clasificaban las distintas actividades de riesgo y se incluía a la Policía y a la Guardia Civil como personal con baja probabilidad de exposición al coronavirus. "Igual que los sanitarios, las fuerzas del orden son prioritarias", apunta una fuente sindical, "si los policías nos contagiamos y tenemos que hacer cuarentena ¿quién va a controlar la seguridad y el orden social de nuestro país? Somos primera línea y debemos ser considerados como tal. Por eso deben facilitarnos para nuestro trabajo el equipo de protección individual. Mascarilla, guantes y mono cuando sea necesario".

A José Antonio Nieto González lo han destituido al frente del Servicio de Prevención de Riesgos laborales del La dirección General de la Policía. La decisión, según todos los sindicatos, es incomprensible: "El que más sabe dentro de la Policía sobre prevención de riesgos, creador de las primeras medidas contra el coronavirus, el que desaconsejaba las aglomeraciones en el mes de enero, mientras otros se manifestaban el 8 de marzo, al que abroncó Sanidad por crear alarma social… A ese lo han tirado a la calle a tres meses de su jubilación. Dejan sin dirección a la prevención de la Policía cuando más fuerza hay que hacer para vencer a este virus. Es una irresponsabilidad, pero así nos va".

Hoy en portada