7'

encontrado en la vivienda de un alto cargo

El plan secreto del Govern: “La DUI generará un conflicto que llevará a un Estado propio”

La Guardia Civil encontró en el domicilio del secretario general de Vicepresidencia, Economía y Hacienda de la Generalitat, Josep Maria Jové, el plan secreto diseñado milimétricamente por los partidos nacionalistas para proclamar la independencia de Cataluña. La estrategia, bautizada con el nombre de #EnfoCATs, vaticina que la declaración unilateral de independencia (DUI) que planea proclamar este martes el Gobierno de Carles Puigdemontgenerará un conflicto que bien gestionado puede llevar a un Estado propio porque el Estado español no reconocerá el derecho a hacer un referéndum pero, si lo ve todo perdido, lo hará hacer para que lo perdamos”.

[Actualización: Puigdemont declara la independencia de Cataluña y la suspende para dialogar]

Del documento en poder de Jové, al que ha tenido acceso El Confidencial, se desprende que el Ejecutivo catalán tenía preparados todos los pasos de las últimas semanas y que la oferta de mediación y diálogo solo es un señuelo para la proclamación de un Estado propio. Entre las vías para conseguirlo, está la exhibición de “determinación política (….) generando como último recurso un conflicto democrático de amplio apoyo ciudadano, orientado a generar inestabilidad política y económica, que fuerce al Estado a aceptar la negociación de la separación o un referéndum forzado”. “Es decir”, advierte en su informe la Guardia Civil, que el Govern “contempla la vía unilateral una vez agotadas todas las demás y en el momento en que haya un amplio consenso ciudadano y complicidad internacional”. “Si no se pudiese convocar el referéndum, se procedería a una DUI obligando al Estado a aceptar la declaración”, sostiene el documento analizado por los investigadores.

El plan que escondía Jové en su vivienda también apunta a que, en caso de optar por una “desconexión forzosa”, el momento elegido debe ser “cuando haya una clara determinación ciudadana a darle apoyo y a implicarse activamente y con complicidad internacional”. “Se ha de comenzar de una manera conservadora, incrementando paulatinamente el nivel de conflictividad según la respuesta del Estado, bajo el liderazgo y con coordinación de todos los actores implicados y sin ningún género de duda de acciones y calendario”. “El objetivo es que la gente sepa que existe” una estrategia, “que es ejecutable y que bien gestionada acabará comportando o el reconocimiento internacional o un referéndum forzado con el Estado, pero no se ha de hacer público con detalle”.

La acción política, aseguran los analistas de la Guardia Civil con base en el documento de Jové, "consiste en separar la creación del nuevo Estado en dos etapas de gobierno". La primera, explican, "con un Gobierno de transición". La segunda, añaden, "con un Gobierno de la independencia". El primero, desarrollan, "construye el plan estratégico creíble, realizable y de consenso, y crea herramientas para asegurar el nacimiento del nuevo Estado". "Por ello, este Gobierno de transición elaborará las leyes de desconexión, dimensionará y orientará las estructuras de Estado existentes y creará las nuevas, diseñará el plan de actuación para la desconexión pactada, para una eventual desconexión forzosa y para el reconocimiento internacional", subraya el atestado del instituto armado.

En definitiva, continúan los investigadores, este primer Gobierno al que se refiere el documento incautado al alto cargo de la Generalitat "evaluará los riesgos de la transición y creará las herramientas de contingencia y comunicación". "Una vez realizado ese trabajo, convocará elecciones cuando sepa que habrá un nuevo parlamento independentista", agrega la Guardia Civil, que entiende que el denominado "Gobierno de la independencia usará el legado del Gobierno de la transición para crear el nuevo Estado por la vía del pacto o de la unilateralidad".

El documento analizado por los agentes asegura que el plan previsto de los independentistas para el citado "Gobierno de la independencia" tratará al mismo tiempo de "sumar al resto de fuerzas que quieran un cambio [los comunes]" e intentará "por última vez una posible solución acordada con el Estado". En paralelo, continúan los analistas, "pone en marcha todos los mecanismos necesarios tanto para una separación acordada como para una forzosa, plantea los términos de ejecución asegurando complicidad internacional y ejecuta los planes de acción en el momento temporal que entienda como idóneo para el éxito".

En caso de que el Estado español "no acepte" la oferta de los independentistas, concluye la Guardia Civil en referencia al documento, "se producirá un conflicto que puede derivar en la creación de un Estado propio que podría derivar en un referéndum acordado". Esta última vía, calificada como "grave" por los que han elaborado el texto, llevaría a un "conflicto muy complejo" que requeriría de "mucha determinación" y "mucho apoyo social", y que "sería más fácil con una clara mayoría independentista en el Parlamento", dado que se trata de una vía unilateral.

Los autores del documento, prosiguen los investigadores del instituto armado, contemplan varios escenarios tras una eventual proclamación de la declaración unilateral de independencia. Uno de ellos, aseguran, es "la aceptación de la declaración" por parte de España y la creación de "un Estado propio negociando la desconexión". Otro, la "reacción violenta" del Gobierno central, que tendría, según los independentistas, "dos consecuencias", que los nacionalistas pierdan o que "resistan". En este último caso, "se generaría más conflicto y habría que poner en marcha el plan de desconexión forzosa, obligando a hacer un referéndum acordado que llevase a la creación del Estado propio".

El secretario general de la Conselleria de Economía, Josep Maria Jové (d), Forcadell y Junqueras.

Un tercer escenario, contemplan, es el de que "se mantuviese la asfixia económica y judicial", que nuevamente llevaría a "más conflicto" y a la "desconexión forzosa". Y una cuarta opción, según el documento analizado por la Guardia Civil, sería "una oferta de negociación" por parte del Gobierno de España a cambio de que los independentistas renunciaran a la DUI. Según el texto encontrado en casa de Jové, en ningún caso estarían los autores del mismo dispuestos a aceptar la oferta. Al contrario, "exigirían el referéndum", que "nuevamente llevaría a "más conflicto" y a la "desconexión forzosa".

"En definitiva, cualquiera de los escenarios contemplados debe llevar a crear un Estado propio", resumen los agentes encargados de desmenuzar el documento, quienes consideran que "para lograr" hacer pedagogía de su proyecto entre la ciudadanía, los independentistas "combinarán diferentes fórmulas" que tratarán de "llegar a todas las necesidades de los colectivos diversos, especialmente a los más impermeables e indecisos". "Esta acción de participación girará en torno a campañas de comunicación que requieren de la implicación de entidades soberanistas y de la ciudadanía, además del Govern, los partidos políticos y el Parlament", añaden.

Todo este plan, relata el documento analizado por la Guardia Civil, estará coordinada por un "comité estratégico" y por un "comité ejecutivo". En el primero, continúa, "estarán los secretarios generales de presidencia y vicepresidencia [Jové], los directores de las oficinas de desarrollo del autogobierno, profesionales expertos en los distintos ámbitos del proyecto y consejeros o secretarios generales 'ad hoc' según las temáticas a tratar". En el segundo, "el presidente y vicepresidente del Gobierno, miembros de los grupos parlamentarios independentistas, presidente y vicepresidente de ANC, Òmnium y AMI, entre otros".

Según el documento examinado por los investigadores, el Gobierno de transición llegaría hasta septiembre de 2018, "siempre que se garantice la mayoría independentista", lo que permitiría que la segunda etapa —el denominado Gobierno de la independencia— entrara en funcionamiento hasta septiembre de 2022, aunque matiza que se "podría declarar la independencia el día después de su constitución o el anterior a su disolución". La Guardia Civil tiene claro que este documento retrata "la hoja de ruta independentista" y "se corresponde perfectamente con todos los pasos que hasta el momento viene ejecutando el Gobierno de la Generalitat".

87 comentarios

Hoy en portada