X

EL CONFIDENCIAL puede usar cookies para recordar tus datos de inicio de sesión, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basándose en tus intereses.

5'

los propósitos de año nuevo de exceltur

Guiño del 'lobby' turístico a las 'kellys': "Tenemos que mejorar como empleadores"

Propósitos de año nuevo para los titanes del turismo. El consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer, no se ha olvidado de los trabajadores en su primera entrevista concedida a este periódico como nuevo presidente de la patronal del sector. Las condiciones de las camareras de pisos externalizadas se han colado en la agenda de la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur), una asociación que representa a las 23 mayores empresas españolas con 220.000 empleados repartidos en 175 países.

Escarrer entona el 'mea culpa' cuando admite la existencia de "abusos laborales por parte de algunos" en el sector, y se muestra partidario de igualar las condiciones de los trabajadores externalizados a lo que marquen los convenios autonómicos de hostelería. En la actualidad, muchas de las también conocidas como 'kellys' estén cobrando salarios hasta un 40% inferiores a los de sus compañeras contratadas directamente por los hoteles.

La mayoría de cadenas hoteleras subcontrata a su personal de limpieza, hostelería o mantenimiento —entre otros— a través de las empresas multiservicios, que ganaron cuota de mercado a base de ofrecer contratos precarios no solo a camareras de pisos sino también a telefonistas, reponedores, mozos de almacén o vigilantes de seguridad. Esta práctica se popularizó en los años de crisis, cuando se vendió como única vía para mantener los puestos de trabajo.

Pese al tirón del turismo, son pocos los hoteles que han vuelto a asumir al personal de limpieza como propio debido al incremento de costes que eso supone. El nuevo presidente de Exceltur defiende que las empresas tengan libertad para subcontratar los servicios que no son 'core' en su negocio, como el mantenimiento de las instalaciones. "Hay compañías de ingeniería que probablemente lo saben hacer mucho mejor que yo. No es un tema de tener plantilla interna o externa, sino de aplicar las condiciones más similares posibles al convenio de hostelería. En eso estoy totalmente de acuerdo", sentencia el CEO de Meliá.

El asunto de las camareras de pisos saltó a la opinión pública cuando el presidente de AC Hoteles, Antonio Catalán, sacó los colores a los hosteleros que externalizan a las camareras de pisos, sin percatarse de que el 12% de sus establecimientos tenía ese servicio subcontratado. En un ejercicio de coherencia, regularizó el servicio de limpieza tras su alegato antiexplotación.

"Hay que trabajar para ser percibidos como mejores empleadores. Queda mucho por hacer", sostiene Escarrer no sin antes matizar que los empresarios turísticos españoles "suelen ser muy buenos" en dicha materia. El partido en el Gobierno también se ha implicado con una proposición de ley para modificar el artículo 42.1 del Estatuto de los Trabajadores: el fin es igualar las condiciones laborales entre empleados externos y en plantilla, pero dicha iniciativa permanece bloqueada en el Congreso a día de hoy.

Estos son los requisitos que deberán cumplir los hoteles con el sello de 'justos y laboralmente responsables'

En este contexto, los sindicatos CCOO y UGT han presentado una iniciativa en Fitur para certificar a los hoteles justos y laboralmente responsables con sus trabajadores. El objetivo de la campaña es sensibilizar a empresas y consumidores sobre la importancia del trabajo decente en un sector con un peso superior al 12% del PIB, que además registró un récord de llegadas (82,6 millones) en 2018. La precariedad, la inestabilidad laboral, los contratos por horas o los salarios que impiden llegar a fin de mes son habituales entre los 2,5 millones de personas que trabajan en la industria turística en España.

Los hoteles con dicho certificado deberán cumplir una serie de requisitos en ámbitos como relaciones con la empresa, planes de formación, igualdad de oportunidades, condiciones de empleo, salud, seguridad en el puesto o rotación de los contratos. Algunas cadenas hoteleras han dicho que estudiarán su participación en esta iniciativa. "Siempre digo a mis equipos que cuiden a los trabajadores porque ellos cuidarán de nuestros clientes", reflexiona el consejero delegado de NH, Ramón Aragonés.

Los olvidados de Turespaña

Los hoteles, bares, restaurantes o aerolíneas no son los únicos entornos donde la precariedad campa a sus anchas, o si no que se lo pregunten a Raquel (nombre ficticio). Esta trabajadora de Turespaña —organismo público que promociona España como destino turístico en el extranjero— lleva una década sin subidas salariales de ningún tipo, al igual que sus casi 200 compañeros repartidos por el mundo en consejerías de turismo (sobre un total de 7.000 contratos laborales en el exterior). Es decir, todos ellos quedan al margen de los aumentos previstos para los funcionarios. Tampoco tienen convenio ni comité de empresa.

Protesta de los trabajadores de la Embajada de España en Washington, en una foto difundida por ellos mismos

"El Ministerio de Turismo [del que dependen] nos tiene totalmente abandonados. Nuestro poder adquisitivo ha caído un 30% como mínimo, y la situación es mucho peor en los países con hiperinflación" (como Argentina), explica esta empleada desde un país del arco mediterráneo. Como tantos otros, Raquel desempeña funciones que no se corresponden con su categoría profesional (auxiliar) y denuncia una importante carga de trabajo por la nula reposición de todos los compañeros que han dejado su puesto en los últimos años, hartos de ser ninguneados por las administraciones públicas.

El equipo de Reyes Maroto es consciente de la gravedad de la situación y está estudiando el caso, pero los afectados no son demasiado optimistas. "Siempre pasan la pelota a Hacienda porque nuestra retribución sale de los Presupuestos Generales del Estado. Los organismos vinculados a Turismo son los que peor pagan, con diferencia". Y eso que la industria turística es la joya de la corona de la economía española, aunque a menudo no se refleje en las condiciones de sus trabajadores.

Principales Tags

Hoy en portada