X

EL CONFIDENCIAL puede usar cookies para recordar tus datos de inicio de sesión, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basándose en tus intereses.

7'

LA MEDIDA AFECTA A MUCHOS PARTIDOS LOCALES

La JEC apuntilla a Carmena y Errejón: no pueden poner carteles ni banderolas

La Junta Electoral Central (JEC) está limitando, y mucho, las posibilidades de promoción electoral de Más Madrid, la nueva formación política de Manuela Carmena e Íñigo Errejón. En un nuevo acuerdo, los magistrados de la JEC han decidido que los partidos que no obtuvieron resultados en las elecciones autonómicas de 2015, como es el caso de Más Madrid (que no se presentó), no podrán anunciarse con carteles, banderolas y pancartas. Como ya adelantó El Confidencial, la JEC también ha limitado la presencia de Más Madrid en medios públicos, lo que imposibilita de hecho a ambos candidatos a que puedan participar en debates en medios de comunicación públicos, como sería un debate en Telemadrid.

La última decisión de la JEC no solo perjudica a Más Madrid, sino a la gran mayoría de los partidos locales que se presentan a las elecciones municipales de mayo. La resolución de la JEC, a la que ha tenido acceso El Confidencial, surge tras una consulta que hizo la Junta Provincial de Sevilla, "relativa al procedimiento para realizar el reparto porcentual de distribución de emplazamientos para la colocación gratuita de carteles, pancartas y banderolas en elecciones locales y al Parlamento Europeo del 26 de mayo, teniendo en cuenta que son dos elecciones anteriores equivalentes y los mismos espacios a repartir".

El problema surge porque a finales de mes se celebran tres elecciones: europeas, autonómicas y municipales, y una de las Juntas Provinciales, la de Sevilla, quiso concretar cómo debe repartirse entre los partidos que se presentan el espacio disponible en vías públicas. La solución de la JEC ha sido cuanto menos llamativa. Ha decidido que en aquellas comunidades donde se celebren los tres comicios (como en Madrid) se distribuya ese espacio en función de los últimos resultados autonómicos. Como Más Madrid no se presentó en 2015 (no existía) en las autonómicas, sus candidatos no pueden tener ahora espacio en las municipales.

El acuerdo de la JEC dice que "al no existir previsión en la Loreg [la ley electoral] en el caso de concurrencia de varios procesos electorales sobre los resultados que deben tenerse en cuenta a afectos de distribución de emplazamientos para la colocación gratuita de carteles, pancartas y banderolas (artículos 55 y 56 de la Loreg), así como para la distribución de locales oficiales y lugares públicos de uso gratuito para la celebración de actos de campaña electoral (artículos 54 y 57 de la Loreg), esta Junta Electoral Central estima que resultan aplicables por analogía los establecidos en el artículo 63 de la Loreg, en el siguiente sentido: en aquellas comunidades en las que estén convocadas elecciones a su Asamblea legislativa así como elecciones locales y al Parlamento Europeo, los resultados a tener en cuenta serán los de las últimas elecciones autonómicas".

Carteles electorales en una vía pública en las elecciones de 2015. (EFE)

Es decir, que en la Comunidad de Madrid (donde el 26-M se celebran las tres elecciones) solo podrán poner banderolas y carteles en los municipios de Madrid aquellos partidos que se presentaron y obtuvieron resultados en los últimos comicios autonómicos de 2015: PP, Ciudadanos, PSOE, Podemos, IUCM-LV, Vox, Pacma, España 2000... La decisión de la JEC está fechada el 11 de abril de 2019, y así se lo trasladó a todas las juntas provinciales de España, pero los partidos no fueron informados. De hecho, por ejemplo, en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid del 17 de abril se dieron a conocer los "emplazamientos públicos para la colocación de propaganda electoral durante la campaña" para que los partidos los solicitaran. Algo que pudieron hacer hasta el 29 de abril.

La sorpresa ha sido cuando ahora en el puente, el 1 de mayo, las juntas provinciales han comunicado a los partidos qué espacios les corresponden y, aplicando al acuerdo del 11 de abril de la JEC, dejan sin ellos a los partidos que no se presentaron en los comicios autonómicos de mayo. Un ejemplo es lo que pasará en Boadilla del Monte, municipio del oeste de la región. PP, PSOE, Ciudadanos, Unidas Podemos y Vox (que todos obtuvieron votos en 2015 en las autonómicas) tienen derecho a paneles en las calles de Boadilla, en función de los resultados que obtuvieron. Se quedan sin ellos Actúa (el partido de Llamazares), Alternativa por Boadilla (un partido local con más votos que PSOE y Podemos) y Más Madrid Boadilla, la candidatura del partido de Carmena y Errejón en esa localidad.

Lo mismo está pasando en todos los municipios de Madrid, incluida la capital. Más Madrid no se presentó en 2015, por lo que Carmena no puede poner carteles y banderolas en las calles de la capital, y las candidaturas de Más Madrid tampoco pueden hacerlo en aquellos municipios donde se presentan. La misma restricción afecta a los partidos locales que solo se presentan en sus ciudades (unos 180 en toda la región), porque en 2015 obviamente no se presentaron a las autonómicas (su ámbito es municipal). Esto deja, por ejemplo, sin poder anunciarse a muchos partidos que gobiernan en sus localidades, como los independientes, que lo hacen en Griñón o Torrelodones. Por poner solo dos ejemplos.

"No competiremos en igualdad de condiciones con los partidos tradicionales como PP, PSOE, Ciudadanos, Podemos", coinciden en señalar varios dirigentes de estos partidos locales presentes en Madrid. El roto va a ser mayúsculo, señalan. Otros se resignan diciendo que al menos se ahorran dinero, ya que no tendrán que invertir en encargar esos carteles o banderolas que luego pueden poner en las calles de sus ciudades. Hay excepciones. En Leganés, hay un partido local (ULEG) que sí podrá hacerlo, porque en 2015 se presentó a las autonómicas obteniendo 5.500 votos y un 0,18% del censo. Su presencia en las calles de Leganés será escasa, pero al menos podrá poner algún tipo de elemento electoral. No obstante, esta restricción es para los espacios gratuitos que cede la administración a los partidos. Estos sí podrán contratar los espacios publicitarios que deseen en otras zonas.

Pablo Iglesias y Alberto Garzón, durante la tradicional pegada de carteles. (EFE)

Los problemas se suman para Más Madrid. La Junta Electoral Provincial de Madrid también ha dictaminado que la formación de Carmena y Errejón no puede heredar la cobertura en la televisión pública que sí le habría correspondido a Ahora Madrid (la anterior plataforma de Carmena) por los resultados obtenidos en las elecciones de 2015. La junta provincial ha respondido así a una consulta de RTVE sobre "el tratamiento" que debe darse a Más Madrid, y ha decidido que "la transmisión o la cesión del tiempo entre las formaciones políticas no se contempla en la normativa". Los medios públicos (TVE, RNE, Telemadrid y Onda Madrid) consideran que esto conlleva que Carmena y Errejón no podrán participar en los debates que organicen.

Y es que a Más Madrid se le considera un partido de nueva creación. El Confidencial ya publicó hace unos días que la JEC vetaba a Más Madrid en los debates televisivos tras limitar a la mínima expresión (10 minutos) sus tiempos de publicidad en medios públicos, un criterio que, según explicaron fuentes de la JEC a este diario, se extendía a los debates y por tanto hacía inviable su participación en los mismos. Técnicamente, la JEC no excluye a Más Madrid de los medios, sino que deja claro que debe ser tratado como un partido nuevo, en igualdad de condiciones con otras formaciones de reciente creación. Como los medios públicos no pueden dar igual cobertura a todos los nuevos partidos, en la práctica deja fuera a Más Madrid.

Hoy en portada