7'

fue su mánager hasta 1984

Alfredo Fraile: "Yo monté el entramado 'offshore' de Julio Iglesias"

Alfredo Fraile Lameyer, exmánager de Julio Iglesias, asesor de Adolfo Suárez y Javier de la Rosa, y hombre de Silvio Berlusconi en España, aparece como director de Bay Point NV, una sociedad creada en la Isla de Aruba el 29 de noviembre de 1979.

En esa fecha, Fraile era la mano derecha del cantante, que confió en él la gestión de sus negocios al alimón con un bufete neoyorquino especializado en la creación de entramados 'offshore'. Iglesias y Fraile rompieron en 1984 tras más de una década de relación profesional. Julio Iglesias es el artista español más rico según la lista 'Forbes' 2017, con un patrimonio de 850 millones de euros.

Fraile no esconde la razón por la que creó esta sociedad en Aruba y "muchas otras": creó el entramado 'offshore' para Julio Iglesias. "Lo hice para él y para mi propio beneficio. Era la única forma de no perder dinero. Yo no sé cómo organiza él hoy su fiscalidad, porque yo hace 33 años que no trabajo con Julio", incide.

Documentación de la 'offshore' de Fraile en Aruba.

Este hallazgo forma parte de la investigación mundial Paradise Papers, basada en el análisis de 13,4 millones de documentos procedentes de dos proveedores de servicios ‘offshore’ de Bermuda y Singapur y 19 registros mercantiles de jurisdicciones opacas. La filtración fue obtenida por el diario alemán 'Süddeutsche Zeitung', que la compartió con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) para dirigir el trabajo que se publica en 96 medios de todo el mundo, entre ellos, 'The New York Times', 'The Guardian', 'Le Monde' y El Confidencial y La Sexta en exclusiva para España.

Fraile no ha tenido problemas en conceder una detallada entrevista en la que explica el contexto en el que constituyó esa sociedad en un paraíso fiscal y por qué cree firmemente que fue la mejor opción. No ha querido recurrir a un letrado para dar una respuesta oficial: "En el año 1977, Julio [Iglesias] y yo empezamos a viajar por todo el mundo. No nos quedaba más remedio, porque en España ya no le contrataba nadie". Ese mismo año, 1977, 'Yulio' era uno de los grandes protagonistas de la gala desde Florida Park con la cual Televisión Española emitió el recuento de votos de las primeras elecciones democráticas.

'Huidos' de España, recuerda Fraile, se hicieron residentes en la Panamá del general Torrijos: "En ese momento, aquí había ventajas fiscales. No me demonicen y piensen que en esa época si yo trabajaba en Guatemala, pagaba impuestos allí y cuando volvía a España tenía que volver a pagar impuestos. No existían los tratados para evitar la doble imposición". Dichos tratados permiten que personas y empresas que trabajan entre varios países no paguen varias veces los mismos impuestos, una vez en cada territorio. Entre España y Panamá, ese acuerdo entró en vigor en 2011.

Julio Iglesias con Alfredo Fraile, situado a la derecha.

Creó una estructura para Julio Iglesias

"Nadie daba un duro por Julio Iglesias en España", insiste Fraile, "y por eso nos fuimos y tuvimos que crear las sociedades fuera. Pasábamos del orden de ocho a nueve meses fuera de España. En realidad, vivíamos en un avión", recalca. Publicó en 2014 el libro 'Secretos inconfesables', una obra donde ya criticaba al cantante. "Creamos una estructura societaria. La registré yo porque Julio no estaba para esas cosas. Algo que nos permitiera que si en algún momento se ganaba dinero no se llevasen los impuestos más del 50% de lo que generásemos. Y creamos una serie de sociedades que nos protegían".

[Consulte el especial sobre los Paradise Papers]

Fraile recuerda que tanto su familia (su mujer y sus seis hijos) como la de Julio (entonces casado con Isabel Presyler y padre de Chabeli, Enrique y Julio José) vivían en Miami. "Para ser residente en Estados Unidos hay que cumplir unos requisitos que nosotros no cumplíamos, pero nuestras mujeres sí. Nuestras familias podían vivir allí porque nuestros niños eran estudiantes, podías matricularlos en unos colegios y la madre, como los acompañaba, tenía derecho a residir con ellos. Nosotros éramos residentes en Panamá".

"Teníamos asesores en Nueva York"

El exmánager de Julio explica: "Nunca hubo nada ilegal. Teníamos una compañía de asesores que estaba en Nueva York, en el edificio de la antigua Panamericana, y no se hacía nada que estuviera fuera de la ley, pero todo se miraba para que tuviera ventajas fiscales". De la misma forma, aprovechando las ventajas fiscales, trabajan despachos especializados en crear sociedades 'offshore' como Mossack Fonseca (en el centro de los papeles de Panamá) y proveedores de esquemas de elusión de impuestos como Appleby o Asiaciti, desenmascarados ahora con los Paradise Papers.

Las casas las comprábamos a nombre de sociedades por razones obvias

El mismo Fraile compró una casa con una sociedad: "Luego, esta propiedad se la vendí a Carlos Iglesias, el hermano de Julio. Esto hace parecer que la compañía es la dueña de la casa. Quizá figuro en la documentación por eso. Nunca me borraron y he seguido estando ahí. Las casas las comprábamos a nombre de sociedades por razones obvias". Exactamente como siguen haciendo, incluso en España, decenas de personas que utilizan compañías 'offshore' para adquirir sus inmuebles.

Hambre, ética y barco en la puerta de casa

Fraile incide en que tuvieron que irse de España por necesidad y que la doble tributación les "obligó" a crear el entramado fiscal. "A nosotros la ética se nos acaba cuando no teníamos para comer. Si hubiéramos podido quedarnos en España, tranquilos... Pero a Julio no lo quería nadie. Éramos emigrantes que salimos a buscar trabajo fuera de casa. Es muy bonito hablar de ética, pero cuando no tienes para comer, tienes que pensar qué es mejor para ti y para tu familia", asegura a este periódico.

[Álbum: estos son todos los implicados en los Paradise Papers]

La llegada a Miami, sin embargo, no fue tan traumática para Julio Iglesias, al menos según él mismo cuenta en su libro 'Entre el cielo y el infierno' (Planeta, 1981): "Indian Creek [en Miami] es un lugar privilegiado.Tranquilo. Media isla la ocupa un campo de golf, la otra media, diez, doce, dieciocho casas formidables. Quizá la mía sea una de las más modestas. Tener el barco en la puerta no es tampoco una cosa común, y yo lo puedo tener".

Fraile se muestra tajante: "Ahora las cantidades son muy grandes, pero cuando acabé una gira y le llevé a mi mujer 5.000 dólares después de estar fuera tres meses, me dijo: '¿Merece la pena?'. Yo le respondí que era el futuro. Tomé las decisiones en la medida de mi situación y no hice nada ilegal. Si yo fuera un político y me hubiera llevado mi corrupción a Panamá, me parecería que soy un cabrón y que estoy robando a mi país", señala.

"A Julio le fue muy bien cuando estuvimos juntos, ahora no sé qué ha hecho con su vida. Creo que es residente en la República Dominicana porque le conviene (tiene allí su estudio de grabación). Ahí tiene negocios y gana dinero, pero su familia vive en Estados Unidos", zanja cuando se le pregunta por el cantante, con el que apenas tiene contacto.

Alfredo Fraile fue durante 15 años todo para Julio Iglesias. Representante, amigo, confesor y hasta psiquiatra. Acabó la relación y solo en dos ocasiones se han vuelto a encontrar. Fraile indica que nunca volvería con él y señala que Julio era su enemigo hasta que hace unos meses tuvo un detalle con su mujer que "le hizo hecho cambiar de idea".

_

¿Tienes información sobre este u otros casos? Envíanosla de forma anónima a través de buzon.elconfidencial.com o ponte en contacto con nosotros en investigacion@elconfidencial.com.

5 comentarios

Hoy en portada