X

EL CONFIDENCIAL puede usar cookies para recordar tus datos de inicio de sesión, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y ofrecerte publicidad basándose en tus intereses.

3'

RECOMENDACIONES DEL FORO ECONÓMICO MUNDIAL

Las 10 habilidades que hay que incluir sí o sí en tu curriculum al buscar empleo

En estos tiempos de transformación tecnológica y socioeconómica, contar con estas habilidades puede garantizarte tu empleo soñado

Tienes una experiencia laboral más que destacada. Tienes una carrera universitaria de las más demandadas y has continuado formándote para evitar perder comba dentro de un mercado laboral cada vez más competitivo. Parece que nada falla en tu curriculum, pero algo no encaja.

Mandas decenas de curriculum y lo único que obtienes es… la nada, el silencio. Los reclutadores y demás personal de recursos humanos no se ponen en contacto contigo y, claro, ya te empiezas a preocupar: “¿qué estaré haciendo mal?

Entonces, llegas a este artículo que estás leyendo y te ofrecemos una posible solución. Pero no lo decimos nosotros, lo dice el Foro Económico Mundial, un organismo de referencia en este asunto, que ha realizado un informe bajo el título "El futuro de los empleos y las competencias", en el que destaca cuáles han de ser las cualidades que debe tener un trabajador para obtener empleo de aquí al 2020.

Diez habilidades personales imprescindibles

Según el Foro Económico Mundial, ante los constantes cambios tecnológicos y socioeconómicos que están sacudiendo el mundo, los trabajadores más exitosos deberán tener la mayor cantidad de estas cualidades en su perfil profesional: “resolución de problemas complejos”, “pensamiento crítico”, “creatividad”, “manejo de personas”, “coordinación con los demás”, “inteligencia emocional”, “juicio y toma de decisiones”, “orientación de servicio”, “negociación” y “flexibilidad cognitiva”

La resolución de problemas complejos será una de las habilidades más buscada entre los reclutadores

1. Pensamiento crítico

No, no te equivoques. No es criticar u oponerse al modelo establecido. Se trata de analizar o evaluar cualquier ámbito de la compañía con el fin de producir una solución o guiar las acciones futuras de la misma, usando la experiencia, la observación, y el razonamiento.

2. Resolución de problemas complejos

Las empresas necesitan personas que sepan cómo resolver los problemas que puedan aparecer de una manera única y eficiente. Para ello es clave contar con una serie de procesos preestablecidos para determinar la mejor solución en cada caso e implementarla.

3. Creatividad

La definición más simple es la capacidad de crear o desarrollar idea. Aplicado al ámbito empresarial, se refiere a la cualidad que permite la conceptualización de proyectos y convertirlos en realidad.

4. Manejo de personas

Aquí es muy importante el conocimiento de uno mismo y de la personalidad de los que te rodean en la empresa. Hay que aprender a delegar las tareas, motivar a los que te rodean, mejorar los flujos de comunicación con la gente de tu equipo y con la que no lo es. La máxima a seguir: trata a las personas como te gustaría que te trataran a ti.

5. Coordinación con los demás

Aquí la clave es ser capaz de mantener un equilibrio entre saber tomar decisiones ejecutivas y estar abierto a la opinión de los otros componentes de tu equipo. Todo ello con una capacidad de comunicación notable.

Empatía para comprender a compañeros y clientes y la capacidad para dominar el estrés.

6. Inteligencia emocional

La inteligencia emocional es la capacidad que tenemos para gestionar, comprender o manejar nuestras propias emociones. Gracias a ella, tenemos mayor nivel de empatía, autorregulación y autoconciencia, lo que nos permite trabajar más fácilmente con los demás.

7. Juicio y toma de decisiones

Se trata de la habilidad para escoger entre varias opciones y elegir la mejor y más efectiva. Aquí el razonamiento de la persona, el análisis de los datos y la intuición son claves.

8. Orientación de servicio

Con esta cualidad, lo que se busca que el trabajador siempre anteponga las necesidades del cliente primero. No estamos hablando de posibles problemas, sino que esta orientación de servicio debe ser entendida como anticipación a las necesidades del cliente, que, una vez atendidas, deben superar las expectativas.

9. Negociación

Esta es la habilidad que ha de tener el trabajador para enfrentar y resolver las diferencias, de tal manera que cada lado afectado (compañeros de trabajo, proveedores, clientes, etc) esté satisfecho con el resultado.

10. Flexibilidad cognitiva

Se trata de la capacidad de adaptarse y acercarse a diferentes situaciones inesperadas, lo que denota la flexibilidad del trabajador y la capacidad de aprendizaje del mismo.

Principales Tags

Hoy en portada