3 min

el placer DEL ESPECTÁCULO

El vídeo que acusa a nuestra sociedad: una mujer es abusada y la gente lo graba

Vas caminando por la calle y de repente te topas con una situación límite que requiere que tomes una decisión en pocos segundos. Desde ver cómo a alguien le roban con sigilo en el metro hasta una refriega entre dos borrachos que ni siquiera saben a dónde apuntan sus puñetazos, todos nos hemos enfrentado a la misma pregunta: y ahora, ¿qué hago? Sin duda hay ejemplos de gente que no titubearía en entrometerse y poner en peligro su vida para hacer lo correcto, pero basta con un vistazo a las redes sociales para darse cuenta de que no es el caso de la mayoría. No solo no ayudan, sino que a veces miran, se regodean y hasta deciden grabarlo por un par de 'me gustas' y emoticonos de sorpresa.

No sabemos si la mayoría de los viandantes de la icónica Franja de Las Vegas dudaron cuando vieron a un hombre que, sin ningún escrúpulo, decidió aprovecharse de una mujer borracha tendida sobre la acerca, pero sí sabemos el traumático resultado. Completamente indefensa, el abusador (todavía sin identificar) se acostó encima y comenzó a besarla en el rostro, al lado de la botella de whisky medio vacía de la que ella había bebido y bajo la atenta mirada de los peatones allí reunidos.

El hombre estuvo sobre ella durante varios minutos, hasta que dos empleados de seguridad le pidieron que la dejara tranquila

No está claro si los dos individuos se conocían o los eventos previos al incidente. Tampoco importa. El hombre estuvo varios minutos sobre la víctima, que apenas se movía, y en todo momento hubo decenas de personas alrededor, que iban y venían sin decir nada. Hubo gente que se reía, que le animaba incluso y otros que grabaron todo el suceso con sus teléfonos móviles, llevando la indiferencia de las personas ante el sufrimiento ajeno a un nivel todavía mayor. Lo que significa que eran conscientes de que aquella grotesca escena no estaba bien, pero prefirieron tratarlo como si fuera un espectáculo.

Por un puñado de 'me gustas'

Chris Haddow fue el primero en colgarlo en internet y su vídeo en Youtube cuenta ya con más de 104.000 visualizaciones. Si uno echa un vistazo a sus grabaciones, todo son incidentes violentos que tienen lugar en las calles de la mayor ciudad de Nevada. Es decir, numerosos vídeos que muestran a gente en una situación extrema, rodeada de otras personas que no solo no hacen nada por asistirlas, sino que se molestan en filmarlo para luego compartirlo a través de las redes sociales.

Hubo personas que se reían, que animaban al abusador y otros incluso que grabaron todo el suceso con sus teléfonos móviles

En este sentido, este tipo de contenidos se han convertido en una radiografía certera de hasta qué punto puede llegar nuestra indiferencia. No es ni mucho menos un caso esporádico ni pasa solo en Las Vegas. Se trata, más bien, de un fenómeno global de insensibilidad hacia la desgracia ajena, aunque esté ocurriendo en plena calle, frente a sus narices. Sin ir más lejos, en estos últimos días los medios se han hecho eco de vídeos como el de la mujer india que dio a luz tirada en la calle, tras ser rechazada por un hospital, o el de una señora china que tras ser arrollada por un taxi, nadie, ni peatones ni automovilistas, acudieron en su ayuda. En este último país, por cierto, se han documentado casos en el que personas hayan decidido rematar al accidentado porque resulta más barato que pagar sus cuidados médicos durante el resto de su vida.

En lo que respecta al incidente de Las Vegas, es cierto que un par de mujeres se acercaron, pero tan solo intercambiaron alguna palabra y se fueron. Le preguntaban a la víctima que si estaba bien, pero dejaron que el abusador continuase. La escena no terminó hasta que dos empleados de seguridad privada le pidieron al hombre que se levantara y la dejara tranquila.

5 comentarios

Hoy en portada