4'

tú también puedes

Perdió 64,5 kg: "Hice dieta muchas veces, pero con esta lo conseguí"

Antes de tomar la decisión de someterse a una cirugía gástrica, Jessica Adkins recurrió a las redes sociales. "Busqué 'hashtags' sobre adelgazamiento, en concreto sobre operaciones de pérdida de peso", explica esta mujer a 'People' tras haberse sometido a un procedimiento quirúrgico en 2016 que transformó su vida. Desde entonces lo ha estado documentando en Youtube e Instagram.

Pero no fueron las impresionantes fotos de su transformación las que tuvieron un gran impacto sino los comentarios de otros usuarios. "Todos fueron muy positivos y solidarios. Sabía que era una comunidad de la que quería formar parte. También quería ser capaz de ayudar a los demás de la misma forma que las redes sociales me ayudaron a mí", asegura.

Un largo camino

Adkins comenzó el proceso con 130 kilos, antes de tener la primera consulta con su médico de cabecera para comenzar este viaje de adelgazamiento. Así, esta americana acudió a un cirujano bariátrico para hacerse una manga gástrica, una intervención en la que se recorta una parte del estómago dejando la parte restante en forma de manga o tubo, la cual conecta al esófago con el intestino delgado. Esto lo reduce del tamaño de una pelota de fútbol al de un plátano.

Ella decidió continuar publicando vídeos sobre sus triunfos y pronto incorporó revisiones de productos alimenticios (en este momento realiza la dieta keto). "Esta transformación no es solo cambiar tu cuerpo. Es una gran lucha mental", explica esta administrativa que consiguió bajar 64,5 kilos cuando cumplió su treinta cumpleaños.

Tener personas con las que puedas hablar, gente que te anime, es más importante de lo que crees. Perder peso es difícil

"Siento que si solo hablase de las partes positivas de este proceso, estaría perjudicando a mis seguidores. El mayor cumplido que recibo es cuando otros miran mis tutoriales y me dicen que les he ayudado a estar más preparados", asegura. Adkins ha recorrido un largo camino. Pasó de consumir comida rápida tres veces al día, cinco o seis días a la semana, a tomar una dieta baja en carbohidratos y azúcares. "Dicen que un alcohólico puede recordar perfectamente cuando fue la última vez que bebió. Puedo decir que el último trozo de pan que comí fue el cinco de agosto de 2016. Tampoco arroz o pasta de ningún tipo", añade.

Entrenamiento

También se ha comprometido a mantenerse activa asistiendo a clases de gimnasia en su centro local y a caminar de 5 a 7 kilómetros diarios. "Todo lo que necesitas es un par de zapatillas, no tienes ni que pagar el gimnasio si no quieres, así que no hay excusa", asegura. Le fue más que bien; cuanto más adelgazaba, menos pesaba y, por tanto, más rápido y ligero corría. Sin buscarlo, Adkins mejoró su fuerza y ​​resistencia y ganó mucha confianza en sí misma.

Esta transformación no es solo cambiar tu cuerpo. Es una gran lucha mental

"Si sales a caminar siempre durante media hora intenta hacer un 'sprint' de 30 segundos cada cinco minutos. A medida que te sientas más en forma puedes aumentar la duración del intervalo a un minuto y disminuir los tramos de caminata a cuatro minutos. A mí me ha funcionado, estoy muy contenta", añade.

Recomendaciones

"He tenido sobrepeso toda mi vida, y aunque he estado a dieta muchas veces y mi familia me apoyaba, nada funcionaba, por lo que cuando perdí peso y el cirujano vio mi situación a mi edad, dijo que era una candidata perfecta". Tiene un mensaje para todos aquellos que se vayan a embarcar en este tipo de operación: "No es una salida fácil. Es una cirugía en tu cuerpo, pero no en tu mente. Aún querrás lo mismo que antes, así que lo primero que debes tener es fuerza de voluntad y de decisión. Debes estar muy preparado para ese cambio".

Ahora pesa 65 kilos y espera bajar al menos otros cuatro continuando con la dieta, el trabajo duro y el apoyo de su comunidad en las redes sociales. Por eso, su consejo es unirse a algún grupo online: "Tener personas con las que puedas hablar, gente que te anime, es más importante de lo que crees. Perder peso es difícil, hablar con otros que pasan por lo mismo ayuda mucho".

Hoy en portada