Disminuye la ganancia de peso

¿Pueden correr las embarazadas? Recomendaciones y posibles riesgos

El 'running' durante el embarazo no solo es saludable y recomendado sino que está demostrado que ayuda a mejorar distintos aspectos de la mujer gestante

Foto:

El 'running' es un deporte de moda, no solo por las ventajas y beneficios de su realización sino por la comodidad y facilidad que hay para llevarlo a cabo. Pero existe la duda de si las mujeres estando embarazadas pueden realizar este deporte de la misma manera o, por el contrario, existen complicaciones al practicarlo.

El 'running', al igual que el resto de deportes, ayuda a mantener la mente sana, reducir peso o descansar mejor. Son múltiples las ventajas: desde una mejora en el aparato locomotor gracias a una buena circulación de los músculos y su tonificación a una mayor capacidad de captación de oxígeno, aumento del volumen sanguíneo y reducción de problemas cardíacos, pasando por un fortalecimiento del sistema inmune, previniendo diversas enfermedades.

Durante el embarazo, se producen una serie de cambios fisiológicos, como son un aumento del volumen sanguíneo, que llega a su pico en la semana 32-33 del embarazo, o un incremento de las necesidades de hierro (de dos a cuatro mg/día). Asimismo, la coagulación cambia —aumenta el riesgo de trombosis— y se incrementa, también, la frecuencia cardíaca —se intensifica una media de 10/15 latidos por minuto—. Aunque estas son solo algunas de las múltiples alteraciones que la mujer experimenta a lo largo de las 38 semanas que, como media, dura el embarazo, realizar una vida prácticamente normal es más que posible.

Si la mujer previamente al embarazo tenía una vida más sedentaria, hay que evitar ejercicio de alta intensidad y centrarse en la natación o caminar

Por ello, el 'running' durante el embarazo no solo es saludable y recomendado, sino que está demostrado que ayuda a mejorar distintos aspectos de la mujer gestante, como son:

  • Disminuye la ganancia de peso. Es recomendable no superar los nueve o 10 kilos en toda la gestación.
  • Fortalece el suelo pélvico. Importante de cara a tener un parto más fácil.
  • Ayuda a conciliar el sueño, mejorando el descanso.
  • Mejora la postura corporal y alivia dolores como la lumbalgia, muy frecuente durante el embarazo.

Una mujer que antes del embarazo ya practicase 'running' y desee continuar con dicha actividad debe consultar con su ginecólogo los posibles riesgos o factores que contraindiquen su práctica, tales como amenazas de aborto, patología materna cardíaca, preeclampsia (hipertensión propia de las embarazadas) u otras patologías que requieran un ejercicio menos aeróbico.

Recomendaciones para 'runners'

Si la opinión del médico es favorable, solo es necesario tener en cuenta una serie de recomendaciones importantes:

  • Controlar la frecuencia cardíaca.
  • No tener sensación de ahogo (acorde con la capacidad de la propia mujer y su práctica deportiva previa).
  • Evitar horas del día muy calurosas, tener una buena hidratación, alimentación correcta y saludable, además de buen calzado para evitar patología muscular.
  • Siempre tener en cuenta la opinión de los especialistas.
  • Si la mujer previamente al embarazo tenía una vida más sedentaria, evitar el ejercicio de alta intensidad (como el 'running'), y centrarse en otros de menor impacto, como pueden ser la natación o caminar.

Dra. Elvira Espinar Barbero, ginecóloga del Hospital Quirónsalud Córdoba.

Running
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios