trabajo en la región abdominal y lumbopélvica

Entrenamiento con pesas, la forma de prevenir las lesiones del corredor

Muchas de las lesiones generadas por la carrera pueden ser minimizadas cuando el deportista realiza un trabajo de fuerza como parte de su entrenamiento

Foto:
Autor
Tiempo de lectura2 min

Clásicamente, en el mundo del 'running', el trabajo de pesas ha sido despreciado debido, en gran medida, a la creencia popular de que podía tener un efecto negativo sobre el rendimiento del deportista.

Sin embargo, en la actualidad, una adecuada planificación de la temporada exige necesariamente que el entrenamiento de fuerza sea incorporado de forma sistematizada en las rutinas del deportista, bien sea a través de pesas o de cualquier otro dispositivo de resistencia externa.

Entrenamiento con pesas, la forma de prevenir las lesiones del corredor

Running, la gran obsesión.

Los beneficios del entrenamiento con pesas en el 'runner' han sido ampliamente investigados. Mejora el rendimiento, gracias al trabajo compensatorio ante desequilibrios musculares, y resulta una valiosa herramienta en la prevención de lesiones. En este sentido, sabemos que muchas de las lesiones generadas por la carrera pueden ser minimizadas cuando el deportista realiza un trabajo de fuerza que sitúa su sistema musculoesquelético más preparado para soportar las exigencias del gesto deportivo.

De forma genérica, el trabajo de fuerza debe iniciarse en las primeras semanas de la temporada, comenzando con ejercicios con autocarga (propio peso corporal) para progresar posteriormente al trabajo con pesas. Es importante incluir en las rutinas del corredor ejercicios en los que se involucren grandes grupos musculares y que afecten a varias articulaciones. Pese a tratarse de un trabajo de fuerza realizado con pesas, este debe tener un carácter funcional y orientado hacia la mejora del rendimiento y la técnica del deportista.

No se debe efectuar trabajo con pesas en los días previos a la competición, pues es necesario llegar con elevados niveles de glucógeno muscular

Es muy importante focalizar el trabajo en la región abdominal y lumbopélvica, pues la estabilidad funcional de esta región es de vital importancia para el mantenimiento de una adecuada técnica de carrera y evita lesiones como el síndrome de la cintilla iliotibial o el estrés medial de rodilla, entidades que, con mucha frecuencia, se presentan en corredores con una preparación física deficiente. Además, el trabajo de la musculatura glútea y resto de extensores de cadera y rodilla resulta de especial relevancia para una óptima ejecución técnica.

El trabajo de pesas debe realizarse de forma paralela a las series de carrera, no siendo recomendable combinar ambas rutinas en la misma sesión de entrenamiento. De igual forma, no se debe efectuar trabajo con pesas en los días previos a la competición, pues es necesario llegar a la misma con elevados niveles de glucógeno muscular. En definitiva, es necesario pasar del paradigma de correr a prepararse para correr.

Fernando Ramos, coordinador del Servicio de Rehabilitación del Hospital Quirónsalud A Coruña.

Running
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios