herramienta útil para la prevención de lesiones

La importancia del estudio antropométrico para el rendimiento en el 'running'

Cuanto más peso debamos mover, mayor será el esfuerzo que tendremos que realizar para hacerlo. Esto tiene una relación directa con el rendimiento y con la aparición de las lesiones

Foto:

La antropometría es un método para estimar la composición corporal cuantificando ciertas medidas en diferentes zonas del cuerpo. Dicha composición se refiere a la parte del peso corporal que corresponde al músculo y qué proporción se debe a la grasa corporal.

Dentro de las medidas básicas a tener en cuenta en las antropometrías, se encuentran el peso, la talla y la envergadura. Otras métricas fundamentales para poder valorar la capacidad de rendimiento de un deportista y, lo que es más importante, el riesgo de sufrir lesiones fundamentalmente musculares, son las mediciones de los pliegues cutáneos de diferentes localizaciones. Las zonas más frecuentemente medidas son la región tricipital —brazo—, la región abdominal y la cara interna del muslo.

Diferentes estudios reflejan la relación con el rendimiento final en la mayoría de pruebas de resistencia en cuanto al sumatorio de los pliegues cutáneos, el porcentaje de masa grasa y la relación peso-altura. De esta forma, se sabe que una mayor longitud de miembros inferiores en relación con el resto del cuerpo se puede correlacionar con un mejor resultado final en pruebas de ultramaratón de 100 km., corredores de ultramaratones de 24 horas y triatletas 'ironman'. Por otro lado, se ha estudiado que la cantidad de kilómetros recorridos por sesión durante el entrenamiento para una prueba de ultramaratón se correlaciona positivamente con el resultado de las marcas obtenidas en dicha prueba.

De este modo, podemos decir que el binomio medidas antropométricas-volumen de entrenamiento es importante para obtener los mejores resultados en este tipo de pruebas. Al referirnos a las medidas antropométricas, lo hacemos de forma indirecta a la nutrición del atleta, ya que la composición corporal está en función de la dieta que el corredor realiza durante el periodo de preparación de una prueba determinada.

(iStock)
(iStock)

Con estas medidas podemos conocer cuál sería nuestro índice de masa corporal, que nos indica el exceso de grasa que tenemos en función de nuestra estatura. Se calcula dividiendo nuestro peso entre nuestra altura (en metros) al cuadrado. Existen unas tablas que nos dicen cuál sería nuestro índice de masa corporal óptimo para rendir al máximo.

Es fácil entender que, cuanto más peso debamos mover, mayor será el esfuerzo que tendremos que realizar para hacerlo. Esto tiene una relación directa con el rendimiento y con la aparición de las lesiones. De hecho, existen numerosos estudios que vinculan de manera matemática la probabilidad de aparición de lesiones en atletas profesionales en función de las medidas antropométricas y las desviaciones individuales de cada atleta de aquellos rangos que se consideran óptimos para la práctica de su modalidad deportiva.

La antropometría es, por tanto, una herramienta muy útil en el ámbito de la prevención de las lesiones deportivas, y en concreto en las lesiones de los miembros inferiores en los corredores de medias y largas distancias. Para ello, el ponerse en manos de un nutricionista especialista en nutrición deportiva nos ayudaría sin duda a mejorar nuestro rendimiento y en la prevención de las lesiones.

[Artículo escrito por el doctor Daniel Cansino Muñoz-Repiso, especialista en Traumatología del Deporte del Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón]

Running

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios