pronadores y supinadores

¿Haces 'running'? Así funciona el pie en los corredores pronadores y supinadores

Numerosas causas pueden provocar una alteración en el ciclo normal de la marcha, provocando con ello la aparición de patologías dolorosas a nivel del pie

Foto: Cómo funciona el pie en los corredores.
Cómo funciona el pie en los corredores.

En los últimos años, ha habido un incremento exponencial en el número de aficionados al 'running', lo que nos ha permitido aumentar la capacidad de comprensión de los distintos tipos de corredores. En este caso, no nos referimos a si son corredores de corta o larga distancia, sino al tipo de pisada de cada uno de ellos.

Tradicionalmente, los corredores se han subdivido en dos grupos: pronadores (sostienen el peso de la zancada con la parte interna del pie) y supinadores (sostienen el peso apoyando en la zona exterior del pie). Sin embargo, esta clasificación no se ajusta a la realidad, dado que todos los corredores pronan y supinan en un momento determinado del ciclo de la marcha.


Así pues, la zancada del corredor se compone de cuatro fases bien definidas llamadas 'rocker':

- Fase de apoyo inicial o 'rocker' I (10% del ciclo de la marcha): es el momento en el que contacta el talón con el suelo.

Tipos de pisada. (CC)
Tipos de pisada. (CC)

- Fase de apoyo completo o 'rocker' II ( 20%): es el momento en que toda la planta del pie hace apoyo en el suelo. En esta fase es donde se diferencian los corredores pronadores de los supinadores. El corredor puede pronar ligeramente el antepié con respecto al talón, lo cual sería normal. También podría pronar excesivamente, sometiendo la fascia plantar a una tensión excesiva, apareciendo las lesiones habituales tipo fascitis plantar o espolón calcáneo. Por el contrario, también es posible pronar muy discretamente, hasta el punto de casi supinar el antepié con respecto al retropié. En este último caso se pierde parcial o totalmente la fuerza de despegue que aporta el dedo gordo y la potencia de avance y salto, apareciendo lesiones en el lateral del pie.

- Fase de despegue o 'rocker' III (30%): el pie se apoya exclusivamente sobre las cabezas de los metatarsianos y se prepara para el siguiente ciclo de la marcha.

- Fase de balanceo (40%): el pie permanece en el aire hasta el siguiente ciclo de apoyo.

Numerosas causas pueden provocar una alteración en el ciclo normal de la marcha, provocando con ello la aparición de patologías dolorosas a nivel del pie. De todas ellas, la más frecuente es el acortamiento del sistema calcaneo-aquileo-plantar (SCAP) o, lo que es lo mismo, una tirantez aumentada de la musculatura de la parte posterior de la pierna, evidenciable fácilmente mediante una exploración clínica en manos expertas.


En ocasiones, el estiramiento controlado de dicha musculatura puede ser beneficioso. El uso de zapatillas customizadas a tal efecto ayudará a prevenir y aliviar los síntomas. Pero, en ocasiones, la cirugía es la única solución, la cual es llevada a cabo a través de una pequeña herida en régimen ambulatorio.

[Este texto ha sido redactado por Alejandro Sola Cordón, especialista en pie y tobillo del Servicio de Traumatología del Hospital Quirónsalud Zaragoza]

Running

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios