No solo un masaje: así puede ayudarte la fisioterapia a prevenir y tratar lesiones
  1. Alma, Corazón, Vida
  2. La salud del deporte
EN FORMA Y CON SALUD

No solo un masaje: así puede ayudarte la fisioterapia a prevenir y tratar lesiones

Esta disciplina no solo ayuda a deportistas profesionales y 'amateurs' a recuperar el cuerpo tras un parón, sino también a aprender cómo cuidarse y evitar hacerse daño

Foto: Foto: Freepik.
Foto: Freepik.

"Ciencia del tratamiento a través de medios físicos, ejercicio terapéutico, masoterapia y electroterapia". Así definía la OMS en 1958 a la fisioterapia, una disciplina que, además, incluye la ejecución de pruebas eléctricas y manuales para determinar el alcance de la afectación y valorar la fuerza muscular; pruebas para determinar las capacidades funcionales, la amplitud del movimiento articular y medidas de la capacidad vital; así como ayudas diagnósticas para el control de la evolución. Es decir, sus competencias van mucho más allá de esa idea del tratamiento de una lesión.

Si nos vamos atrás en el tiempo, nos encontramos con que los beneficios de la fisioterapia en la recuperación de lesiones se conocen desde la época de la Antigua Grecia, donde en el año 460 a.C se acredita a los primeros practicantes de terapia física mediante masajes, técnicas de terapia manual e hidroterapia. Con el paso del tiempo, los conocimientos y técnicas se han perfeccionado en esta especialidad centrada en la prevención y tratamiento de lesiones musculoesqueléticas, viscerales y neurológicas.

Foto: Foto: Pixabay.

"La disciplina de Fisioterapia es un pilar fundamental en la recuperación de una lesión o una disfunción. Con las directrices adecuadas y siguiendo un programa específico y personalizado, se pueden potenciar y acelerar procesos de reparación biológicos, compensar debilidades o fortalecer capacidades físicas", explica el jefe de Servicio de Rehabilitación y Fisioterapia del Hospital Quirónsalud Marbella, Marcos González Sedano.

De hecho, hay que destacar la contribución esencial de la fisioterapia en el plan de entrenamiento de deportistas profesionales y 'amateurs'. Se ha comprobado que los beneficios obtenidos con las terapias de rehabilitación son tan relevantes e influyentes en la forma física, que la aplicación de esta disciplina trasciende del contexto propio de la lesión y se ha incorporado como factor de prevención. "Los fisioterapeutas tenemos herramientas para detectar las debilidades del cuerpo o los momentos en los que existe sobrecarga muscular. Nuestro diagnóstico y tratamiento es eficaz en el corto, medio y largo plazo, por lo que nos hemos convertido en piezas básicas del engranaje de la preparación física de los deportistas", subraya González Sedano.

placeholder Foto: Freepik.
Foto: Freepik.

Por ejemplo, en cuanto a la prevención hay que estar alerta ante cualquier amenaza que pueda aparecer en cada deporte antes de producirse dicha lesión. Los tratamientos preventivos se utilizan para mejorar las condiciones musculares del deportista para tonificar, activar o relajar. Se pretende así evitar al máximo el riesgo de lesión, mejorar el rendimiento deportivo y mejorar el estado anímico y psicológico del deportista.

Sin riesgo de recaída

Una vez producida la lesión, hay que recuperarla tratando al deportista para posteriormente readaptarlo a su práctica deportiva en el menor tiempo posible sin riesgo de recaída. "Esto se consigue programando y planificando la recuperación para conseguir la mayor funcionalidad de la zona afectada en el menor tiempo posible —explica el especialista—. Tras la fase de recuperación, hay que lograr que se vuelva a la práctica de la actividad física en las mejores condiciones y lo más parecido o mejor que antes de la lesión".

En muchos casos, por el tiempo que pasan juntos, "el fisioterapeuta se convierte en el confidente del atleta, haciéndose eco de sus objetivos, dudas, temores, esperanzas, alegrías o decepciones. Además, a menudo se nos pide que intervengamos en primera línea en la toma de decisiones terapéuticas. Es un trabajo multidisciplinar entre el médico, el entrenador, el preparador físico y el atleta".

En la fisioterapia deportiva, podemos distinguir distintas intervenciones:

  • Para el tratamiento de lesiones, estas intervenciones consistirán principalmente en terapia manual, ejercicio terapéutico o cinesiterapia, y técnicas invasivas como la electrofibrolisis (aplicación ecoguiada de una corriente galvánica a través de una aguja de acupuntura) o la neuromodulación ecoguiada (que permite trabajar directamente sobre el sistema nervioso en disfunción).
  • Para la mejora del control motor, se optará por la corrección de adaptaciones deportivas, ejercicios de reeducación del gesto con 'feedback' y enseñanza de ejercicios de fortalecimiento.

Frío, calor, electricidad...

Asimismo, otros de los tratamientos que se pueden emplear son la electroterapia, la termoterapia (aplicación de calor o frío) o los masajes y la hidroterapia

  • La electroterapia trata las lesiones mediante la electricidad. Sus principales efectos son: antiinflamatorio, analgésico, mejora del trofismo, fortalece los músculos, ayuda a disminuir los edemas.
  • La termoterapia busca aliviar el dolor aplicando calor o frío. Sus efectos son: vasodilatación/vasoconstricción, ya que aumenta/disminuye el flujo de sangre a la zona a tratar. El fisioterapeuta será quien indique en qué momentos es mejor aplicar calor y en cuál frío.
  • Hay una amplia variedad de masajes deportivos que pueden utilizar los profesionales con fines terapéuticos. Se trata de un medio pasivo para prevenir, tratar y recuperar una lesión musculotendinosa o bien un exceso de carga o fatiga muscular.
  • La hidroterapia se define como el uso de agua con fines terapéuticos. Puede ser en forma térmica, mecánica (ejerciendo más o menos presión). Permite relajar los músculos, aliviar el dolor, facilitar el ejercicio y el movimiento.
placeholder Foto: Freepik.
Foto: Freepik.

Los ejercicios específicos y terapéuticos serán explicados por el fisioterapeuta deportivo tras la valoración del paciente y el diagnóstico. Estos ejercicios permitirán ayudar en la recuperación, en la prevención y en la readaptación, fortaleciendo músculos y mejorando el control del gesto deportivo, obligando, a veces, al deportista a realizar movimientos no habituales en su día a día, pero que le serán de gran beneficio.

Finalmente, concluye González Sedano, “debemos recordar que el fisioterapeuta no es solamente una figura importante en el deporte profesional, lo es también para los deportistas 'amateurs' y la población en general”.

*El Confidencial, en colaboración con Quirónsalud, presenta una serie de artículos con información práctica, consejos y recomendaciones para practicar deporte que mejore nuestra salud y bienestar. Si tienes alguna duda sobre esta temática o quieres más información, puedes contactar con el Hospital Quirónsalud Marbella.

Fisioterapia Lesión ECBrands Brands Salud Quirónsalud
El redactor recomienda