Oxígeno y cámara hiperbárica: el secreto de los deportistas de élite
  1. Alma, Corazón, Vida
  2. La salud del deporte
ENTRENAMIENTO EFICAZ

Oxígeno y cámara hiperbárica: el secreto de los deportistas de élite

Conseguir una mejor recuperación de las lesiones, aumentar la resistencia o lograr un rendimiento mayor son algunos de los objetivos de este tipo de terapias

placeholder Foto: Entrenamiento en altitud. (Pixabay)
Entrenamiento en altitud. (Pixabay)

Respirar una mayor o menor concentración de oxígeno no solo puede tener consecuencias sobre nuestra salud, sino también repercutir sobre nuestro rendimiento deportivo. No es extraño, por tanto, que los deportistas de élite ‘jueguen’ con este parámetro para lograr mejores marcas e incrementar su resistencia.

En este sentido, durante años fue una práctica habitual el entrenamiento en altura, ya que se ha demostrado que con ello se consigue un mayor transporte de oxígeno desde los pulmones hacia el resto del cuerpo; asimismo, se obtiene una mayor densidad de glóbulos rojos y se provocan cambios en las células musculares. El resultado es un incremento del VO2 max (la máxima cantidad de oxígeno que se puede convertir en energía). Y, más cantidad de oxígeno convertido en energía equivale a más potencia, más resistencia y mayor velocidad.

Foto: Curar bien una lesión es el mejor camino para volver a practicar deporte.

En la actualidad, los deportistas que buscan este resultado no tienen por qué desplazarse a zonas más altas del planeta, sino que pueden dormir en tiendas de campaña hipóxicas o pasar por una cámara hipobárica, que reproduce con bastante exactitud las condiciones naturales que se dan a gran altitud.

Pero hay otra opción cada vez más demandada por los aficionados al deporte. Ya no se trata de recibir poco oxígeno, sino justamente de lo contrario: incrementar el aporte que llega a la sangre. En este caso, lo que se pretende es que ese incremento favorezca la regeneración celular, la creación de nuevos sanguíneos, la reducción de inflamación y edema… Y, también, una mejora en la recuperación de los tejidos.

Más oxígeno, más presión

Esta posibilidad tampoco es ajena a los grandes nombres del deporte, algunos de los cuales no han tenido inconveniente en declarar que han instalado en casa una cámara hiperbárica en la que respirar oxígeno a una presión dos o tres veces superior a la presión atmosférica ambiental. Lógicamente, esta posibilidad no está al alcance de todos, pero sí es cierto que cada vez hay una mayor demanda de lo que se conoce como Medicina Hiperbárica.

En el Hospital Universitari Sagrat Cor, precisamente, hay una unidad con esta especialidad. En ella, se ofrece una terapia farmacológica que, en el interior de una cámara hiperbárica, proporciona al usuario una alta concentración de oxígeno a una presión superior a la atmosférica. El doctor Claudio Corsi, especialista de esta unidad, explica que “el paciente, cuando ingresa en dicha cámara, respira concentraciones de oxígeno cercanas al cien por cien en un medio presurizado; con ello consigue una hiperoxigenación que tiene importantes efectos beneficiosos para el organismo, como regeneración de tejidos y mejora en lesiones musculares, óseas o de tendones”.

placeholder La cámara hiperbárica puede ayudar a recuperarse de las lesiones. (Pixabay)
La cámara hiperbárica puede ayudar a recuperarse de las lesiones. (Pixabay)

La clave está en que, cuando se practica ejercicio, el esfuerzo físico provoca un mayor consumo de oxígeno. Los músculos, después de un entrenamiento duro o de un partido, se quedan hipóxicos, es decir, con menos oxígeno del que tienen en una situación normal. De ahí, la importancia que tiene la terapia hiperbárica para mejorar la tolerancia al ejercicio. Además, esta cámara se puede utilizar como prevención, ya que reduce las secuelas de las lesiones y el deterioro físico que se produce en estados de falta de oxígeno.

Otras patologías

Pero, además, la medicina hiperbárica se aconseja para diversas patologías: desde oncología para ayudar a tolerar los tratamientos y, por tanto, mejorar la calidad de vida de los pacientes, hasta enfermedades neurológicas como esclerosis múltiple, parálisis cerebral o accidentes cardiovasculares, donde se ha probado su eficacia. “Se aconseja el uso de la medicina hiperbárica para reducir los síntomas generados por la fibromialgia y la fatiga crónica, ya que el aumento del oxígeno en la sangre tiene efectos antiinflamatorios, estimula la cicatrización y repara los tejidos al aumentar la capacidad antioxidante”, añade el doctor Corsi.

Eso sí, es importante hacer hincapié en la importancia de consultar a un médico antes de someterse a un tratamiento de oxigenación hiperbárica. Solo el especialista será el que pueda indicar el número de sesiones y la duración de cada una para que tenga un óptimo resultado.

*El Confidencial, en colaboración con Quirónsalud, presenta una serie de artículos con información práctica, consejos y recomendaciones para practicar deporte que mejore nuestra salud y bienestar. Si tienes alguna duda sobre esta temática o quieres más información, puedes contactar con el Hospital Universitari Sagrat Cor.

Deporte Quirónsalud ECBrands Brands Salud
El redactor recomienda