Correr sin gafas de sol adecuadas puede generar conjuntivitis
  1. Alma, Corazón, Vida
  2. La salud del deporte
sequedad y sudor, otro de los problemas

Correr sin gafas de sol adecuadas puede generar conjuntivitis

La protección de los ojos evitará otro de los males de los corredores, que es la entrada de cuerpos extraños en los ojos y las quemaduras de los párpados

placeholder Foto:

Correr de forma habitual mejora el control de factores de riesgo como la hipertensión o el colesterol. También favorece el sistema cardiovascular —mejorando la salud del corazón—, fortalece el sistema óseo, regenera la masa muscular, ayuda a la pérdida de peso y a combatir la ansiedad y el estrés. Sin embargo, todos estos beneficios no servirán de nada si sufrimos un accidente al correr por no ver adecuadamente un obstáculo.

Los 'runners' deben cuidar adecuadamente su vista y sus ojos. Han de ver adecuadamente mientras corren o compiten para evitar obstáculos, sobre todo porque los tiempos de reacción son cortos. ¿Qué tiene que tener en cuenta un corredor respecto de su vista? Lo primero es que vea bien. Si habitualmente lleva gafas graduadas, también debe llevar unas gafas graduadas para correr. Existen modelos específicos para realizar actividades deportivas que se pueden adquirir en cualquier óptica.

Running, la gran obsesión.

No solo los corredores con algún problema de visión han de llevar gafas, también se recomienda llevar gafas de sol cuando se corre en ambientes muy luminosos. Es recomendable que antes de adquirir unas gafas de sol expliquemos al óptico las condiciones habituales en las que realizamos los entrenamientos para que elija la cantidad de filtro más apropiada. Son especialmente recomendables las gafas con lentes de policarbonato, por su ligereza. Las gafas de sol han de cubrir la mayor superficie ocular para evitar la entrada de rayos solares y del viento. Correr sin protección ocular adecuada, además de molesto, puede generar queratitis por exposición y conjuntivitis.

Las gafas también evitarán quemaduras en la piel más fina que poseemos, la de los párpados. Las quemaduras en esta zona son especialmente molestas. Además, la protección evitará la entrada de cuerpos extraños en los ojos. Si el parpadeo no consigue eliminarlo, se debe limpiar el ojo con agua abundante. No es aconsejable retirar manualmente el objeto extraño, sobre todo si no tenemos las manos limpias. La presencia de un cuerpo extraño en el ojo puede generar úlceras en la córnea o infecciones.

No es recomendable entrenar o correr hasta al menos una semana después de la operación para eliminar la miopía o la hipermetropía

Los usuarios de lentes de contacto deben saber que el sudor y la sequedad provocada por el viento pueden ser un inconveniente. Aunque los 'runners' sí que pueden utilizarlas, si sufren ojo seco, el viento puede provocar que la lente se salga o se descoloque, causando irritación ocular.

El ser humano posee las cejas para proteger los ojos del sudor de la frente. Es normal que en entrenamientos intensos se sude intensamente y las cejas no sean suficientes para evitar la caída de sudor en los ojos. El sudor es un irritante ocular y dificulta la visión. Si el corredor suda mucho por la frente o por la cabeza, le recomendamos el uso de la clásica cinta que absorba el sudor, gorra, visera o muñequeras que le permitan retirar el sudor de la frente de forma sencilla.

¿Y si me opero de miopía?

Cada vez hay más personas que eliminan su miopía o hipermetropía con técnicas de cirugía refractiva. Estas intervenciones son muy cortas y el paciente se recupera con rapidez; sin embargo, no es recomendable entrenar o correr hasta al menos una semana después de la intervención, y siempre llevando los ojos adecuadamente protegidos con gafas.

También hay cada vez más personas que solucionan sus problemas de visión con la colocación de lentes intraoculares que se utilizan para el tratamiento de las cataratas o de la presbicia o vista cansada. Estas lentes están diseñadas para llevar una vida normal, incluida la realización de ejercicio físico. La única excepción se encontraría en los pacientes con problemas de retina, que deberían consultar con su oftalmólogo los tipos de ejercicio que pueden realizar. De todos modos, tanto a pacientes que han sido sometidos a cirugía Lasik como a los que llevan lentes intraoculares, se les recomienda no realizar deportes de contacto.

Dr. Carlos Palomino, jefe del servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid.

Correr Miopía