consejos para evitar lesiones en la piel

Cómo cuidar tus pies durante los entrenamientos de verano

El sudor durante los meses de más calor puede provocar ampollas y rozaduras en los pies. Te contamos cómo evitarlas para no interrumpir tus entrenamientos

Foto:

Mi experiencia como podólogo deportivo hace que me encuentre de manera habitual, con la llegada del calor, a 'runners' con lesiones en los pies. Las más frecuentes son lesiones dérmicas —como ampollas o rozaduras— que nos pueden obligar a parar la actividad deportiva e incluso arruinarnos en una competición.

Al hacer ejercicio, nuestra musculatura necesita un aporte sanguíneo más elevado, lo que provoca una dilatación de nuestro pie. Si a esto le sumamos el incremento de sudoración, por el calor, el pie se nos hincha más, de ahí que un calzado que nos iba bien en invierno puede ser que en verano no nos sirva. Es importante, a la hora de elegir nuestras zapatillas, escoger un par de números más de lo que es habitual, aunque esto siempre dependerá de la morfología del pie que presentemos.

Una de las lesiones en la piel más comunes son las ampollas, sin bien es cierto que las visitas al podólogo se suelen realizar por asuntos relacionados con las uñas, como uñas negras (denominado hematoma subungueal), uñas amarillentas (onicomicosis o hongos en las uñas) o uñas deformadas y gruesas (onicodistrofias), entre otras.

Cómo cuidar tus pies durante los entrenamientos de verano

Running, la gran obsesión.

¿Cómo actuar con las ampollas?

Tenemos diferentes formas de actuar ante una apolla. Si la ampolla no ha reventado, la dejaremos y colocaremos algún apósito encima (doble piel). Estos apósitos contienen gelatina con un tanto por ciento muy elevado de agua, cuya finalidad es hidratar, refrescar, proteger y cicatrizar la lesión. Cuando colocamos uno, es muy importante dejar que el apósito caiga solo, si no podremos arrancar la piel de nueva formación. Si por el contrario ya se nos ha reventado la ampolla, colocaremos un antiséptico y encima un apósito.

Debemos diferenciar entrer la ampolla que sale por roce y la que lo hace por sudor. Si es por sudoración, es recomendable acudir a la consulta de un podólogo para que pueda valorar qué tratamiento es el más indicado. Es aconsejable controlar el exceso de sudor, hidratar bien el pie para no provocar rozaduras, usar un calzado deportivo idóneo para cada disciplina y calcetines deportivos técnicos.

Al hacer ejercicio, nuestra musculatura necesita un aporte sanguíneo más elevado, lo que provoca una dilatación de nuestro pie, al que se suma el calor

Y después de cada entreno o competición, es importante sumergir los pies en agua fría para bajar su temperatura. Si cumplimos todos estos requisitos, podremos hacer frente al calor y proseguir con nuestros entrenamientos y competiciones.

¿Qué hacer con las uñas negras?

En las primeras 24 horas poscarrera o entreno, hay que drenar la uña, es decir, hacer un pequeño agujero en la uña para sacar la presión que ejerce la sangre debajo de la misma, ya que suele ser muy doloroso y, posteriormente, hacer curas con algún antiséptico. Es muy importante detectar qué ha causado esta dolencia. Normalmente sucede por llevar alguna zapatilla que presiona en dicho lugar y provoca microtraumatismos continuados, aunque a veces el componente biomecánico también influye, por este motivo es de vital importancia los estudios de la marcha.

En el caso de que tu problema sea los hongos en las uñas, el tipo de tratamiento que hoy en día prefieren los 'runners' es el tratamiento laser, ya que es rápido, efectivo, indoloro y permite seguir con la actividad deportiva inmediata.

Otro de los problemas habituales es la onicocriptosis, es decir, uñas que se clavan en la piel y que pueden provocar una infección. Los deportistas quieren una rápida actuación para continuar con su rutina habitual. En muchas casos, con un buen corte de uñas se soluciona el problema pero en otros deberemos recurrir a la intervención quirúrgica para una rápida recuperación. Si lo que sufre el corredor es una uña deformada, es importante acudir al podólogo para pulirla. Si sufres este problema es aconsejable visitar al médico una semana antes de cualquier competición.

Dr. Daniel Mayral, especialista en podología deportiva y podología quirúrgica de Centro Médico Teknon.

La salud del deporte
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios