Los ocho consejos básicos que debes seguir para seguir corriendo también en verano
  1. Alma, Corazón, Vida
  2. La salud del deporte
La mejor época del año para hacer deporte

Los ocho consejos básicos que debes seguir para seguir corriendo también en verano

Olvídate de los 'es que hace mucho calor', los 'para unos días en los que puedo dormir' o los 'si lo que quiero es hincharme a tapas'. Esta es la mejor época para mantenerse en forma y así debes hacerlo

Foto: Una de las mejores cosas de practicar 'running' en estos meses es que ¡la ciudad está vacía! (iStock)
Una de las mejores cosas de practicar 'running' en estos meses es que ¡la ciudad está vacía! (iStock)

Aunque pueda parecer paradójico por el calor, ahora que llega el verano es cuando más gente aprovecha para hacer deporte y salir a correr. Es lógico: tenemos más tiempo libre, el día cuenta con muchas más horas de sol y parece que como tenemos que mostrarnos más ligeros de ropa, nos damos cuenta de la importancia de aprovechar más el tiempo para hacer ejercicio y ponernos en forma.

Por tanto el calor durante esta época del año debe ser nuestro aliado y ayudarnos para que practiquemos ejercicio y como tal debemos verlo y aprovecharlo. Por eso, y ahora más que en todo el año, es el momento de incrementar nuestra actividad deportiva, tomando algunas medidas que, nos ayuden a no sufrir durante la práctica del ejercicio. Así que si siguen nuestros consejos podrán no solo mantener sus ejercicios diarios sino disfrutar de sus entrenamientos ahora también.

1. Corra a primera hora del día

Aproveche las primeras horas del día o las últimas antes de la puesta de sol. A primera hora del día es el momento en que la temperatura es más suave. A esas horas se aprovecha para regar parques y jardines, por lo que si corre cerca de alguno, el ambiente será más agradable. Si sales a correr a primera hora, además le proporcionará la energía indispensable para afrontar el resto del día.

En verano, yo sigo corriendo al mediodía porque llevo más de 30 años haciéndolo y tengo la costumbre. Eso sí, intento tomar ciertas precauciones, como correr siempre en un parque donde la temperatura es unos grados menor que en el asfalto, o cerca de la orilla del mar donde la brisa ayuda a sobrellevar mejor la carrera; si corro por ciudad busco las sombras que proporcionan edificios y arboledas.

2. Si bebe podrá correr más

Si beber e hidratase es siempre importante, durante el verano es básico. Hay gente que utiliza camel bags o lleva bidones de agua mientras corre. A mí me resulta incómodo, por lo que mi truco es beber mucho durante todo el día, para estar plenamente hidratado y poder aguantar bien la carrera.

Hay mucha gente que piensa que echándose agua por la cabeza se refresca, pero la realidad es que no va más allá del efecto placebo para sentirse mejor. Si le gusta hágalo, pero la única manera de enfriar su cuerpo es bebiendo agua, ese es el auténtico refrigerante de nuestro cuerpo.

3. Ajuste la distancia y la intensidad

El calor influye negativamente en el rendimiento, por lo usted que no puede pretender mantener el mismo tipo de entrenamiento y rodar a los mismos ritmos de siempre ni hacerlo durante el mismo tiempo y la misma distancia. Gradúe la intensidad del ejercicio y su duración, acortando el tiempo de entrenamiento; por ejemplo, si suele correr una hora, hágalo 45 minutos; y reduzca la intensidad hasta encontrarse cómodo durante toda la carrera. Lo importante es seguir entrenando y mantener la forma, no mejorarla durante esta época del año, para eso tenemos otros 10 meses durante el año.

4. Utilice ropa técnica

Utilice ropa técnica, es decir ropa deportiva hecha de los nuevos materiales sintéticos fabricados específicos para correr, son mejores que el algodón, porque transpiran mejor, reduciendo la sudoración y por tanto la posibilidad de deshidratación.

5. Protéjase del sol con cremas

Utilice crema solar protectora. Ahora existen protectores solares mucho ‘más secos’ que permiten correr sin que el sudor arrastre los restos de crema a los ojos produciendo ese efecto incómodo de escozor en los ojos. Además de ayudarle a prevenir el cáncer de piel, el protector solar puede disminuir la temperatura de la piel, por lo que se mantendrá más fresco durante la carrera.

6. Destape la cabeza

Durante el invierno la mayor parte de la fuga de calor que sufrimos mientras corremos, se pierde por la cabeza, por lo que cubrirse con un sombrero cuando hace frío puede ser una gran idea. En verano es bueno dejar que ‘el coco ventile’ por lo que si la tapamos debemos hacerlo con una gorra técnica y de rejilla que permita por un lado cubrirnos del sol, pero y muy importante, dejar que nos ventilemos expulsando calor por nuestra cabeza, para evitar los temidos golpes de calor.

7. Conozca las señales de alarma

Si a pesar de tomar todas las precauciones que le indicamos aquí, se siente mal, debe parar inmediatamente, buscar una sombra y tratar de refrescarse. Pero para ello hay que conocer bien cuáles son las señales de alarma, y ante las cuales tenemos parar de forma inmediata:

  • Dolor de cabeza intenso o excesiva acumulación de calor en la cabeza
  • Confusión o falta de concentración y orientación
  • Sufrir calambres musculares
  • Exceso de sudoración seguido de piel fría y húmeda y cese de la sudoración. Atención, es un golpe de calor
  • Malestar estomacal, vómitos y mareos

8. Seleccione su agenda adecuadamente

Si no corre todos los días y como la mayoría solo lo hace 4-5 veces por semana, que es la media más frecuente de un corredor, programe sus entrenamientos en función del pronóstico del tiempo. No corra los días de más calor de la semana y hágalo cuando las temperaturas sean más suaves

La felicidad se demuestra andando Calor Running Verano Ejercicio físico
El redactor recomienda