Cuando pruebas este deporte, no puedes dejarlo: consejos para correr mejor
  1. Alma, Corazón, Vida
  2. La salud del deporte
LO QUE DEBES SABER SOBRE EL DEPORTE DE MODA

Cuando pruebas este deporte, no puedes dejarlo: consejos para correr mejor

Son decenas de miles las personas de todas las edades que corren a diario porque los beneficios son evidentes desde el primer día y porque una vez que lo pruebas no puedes dejarlo

placeholder Foto: En la medida de lo posible, trata de correr por caminos de tierra. (iStock)
En la medida de lo posible, trata de correr por caminos de tierra. (iStock)

El ‘running’ ha ido creciendo en popularidad y adeptos en los últimos añoshasta convertirse en un deporte social. Los viajes para acudir a correr maratones fuera de Españase agotan a los pocos días de salir las plazas y las carreras más populares de Españaagotan los dorsales a las pocas horas de abrirse el plazo de inscripción.

No es una moda pasajera, son decenas de miles las personas de todas las edades que corren a diario porque los beneficios son evidentes desde el primer día y porque una vez que lo pruebas no puedes dejarlo. Solo una lesión grave puede apartarte del deporte ya más popular, por sus extraordinarias propiedades: puesta en forma evidente, reduce los riesgos cardiovasculares, es el ejercicio más eficiente a la hora de quemar calorías y, segrega endorfinas que nos proporcionan un estado de ánimo alegre y positivo.

Seguro que a todos nos gustaría correr mejor, ser más eficientes y más rápidos. ¿Quiere mejorar sus registros de carrera? Es muy sencillo, simplemente siga estos consejos y verá cómo mejora en poco tiempo en sus objetivos de carrera.

1. Corra en progresivo

Es importante que caliente siempre unos minutos y en función del entrenamiento que tenga ese día. Comience siempre relativamente despacio y progrese según vaya avanzando en el entrenamiento. El cuerpo tiene memoria y se queda siempre con las últimas sensaciones.

2. Realice sentadillas

Las sentadillas es el ejercicio mágico para los corredores. Por un lado logra fortalecer las piernas y por otro ayuda a fortalecer articulaciones, ligamentos y tendones. Después de correr realice unas sentadillas y al acabar manténgase en cuclillas un minuto.

3. Tome vitaminas

Correr a diario o incluso solo varias veces en semana puede suponer una carga y desgaste adicional para su organismo. Le aconsejamos que tome un complejo vitamínico a diario con el desayuno. Le ayudará a recuperar su organismo más rápido y sobre todo a mantener los niveles de vitaminas y minerales que el esfuerzo continuado le van reduciendo.

4. Corra en terreno blando y con amortiguación

Siempre que le sea posible corra sobre terrenos blandos, hacerlo en asfalto es sinónimo de lesión a corto o medio plazo. Las mejores superficies para correr de mejor a peor son: hierba, tierra, asfalto, cinta de correr y pista de atletismo.

Sus articulaciones sufren con cada impacto cuando sus piernas rebotan en el suelo, por ello, cuanto más blanda sea la superficie menos sufrirá y cuanta mejor amortiguación tengan sus zapatillas mejor.

5. Varíe el tipo de entrenamiento

Si solo rueda, llegará un momento en que su progresión se verá limitada. Habrá acostumbrado al cuerpo y sus músculos a un ejercicio y no progresará más. Es importante que durante la semana alterne el tipo de entrenamiento: rodajes lentos, progresivos e intervalos, series y cuestas y rodajes largos a ritmo. Esto le ayudará a progresar más rápidamente. Mejorará sus constantes cardiovasculares y fortalecerá sus músculos, lo que se traducirá en mejores tiempos en carrera.

6. De menos a más

Como decíamos arriba, cuando ruede siempre debe hacerlo en progresivo, empezar más lento e ir acelerando para acabar únicamente los últimos 10-15 minutos al ritmo objetivo. Con ello no solo evitará los riesgos de lesionarse, sino que con menos esfuerzo conseguirá mejores resultados y además tendrá un beneficio psicológico seguro que es el de acabar siempre a ritmos más alegres de con los que empezó y eso su mente lo recuerda.

7. Mantenga una postura al correr

Muchos corredores, según van acusando el esfuerzo, tienden a doblar ligeramente el cuerpo hacia adelante, lo que disminuye las capacidades de carrera. Trate de correr manteniendo el tórax erguido y las caderas altas, tendrá un ritmo de carrera más eficiente.

8. Partido a partido

El lema del Choloes un eslogan válido y aplicable a casi cualquier momento de nuestra vida diaria. Póngase metas cercanas. Compruebe cómo progresa cada día. Incluso cuando vaya a realizar un entrenamiento, ponga atención en hacer bien lo que está haciendo en ese momento, olvídese del entrenamiento que tiene por delante y concéntrese en lo que hace en ese momento. En carrera haga lo mismo, no piense en la meta. Señale metas intermedias que le animen a seguir progresando hacia la siguiente.

9. Hágase de hierro

No nos referimos a que vaya al gimnasio para muscularse (ojo, no es malo aunque incompatible con buenas marcas en carrera) sino a que si realiza entrenamientos de carrera muy exigentes, sus reservas de hierrose verán reducidas y por lo tanto su sensación de agotamiento y cansancioserá mayor. Asegúrese de tomar una dieta rica en hierro: carnes rojas, legumbres, mejillones, etc. E incluso suplementos para mantener un nivel adecuado de este mineral.

10. Asimile el éxito del entreno

Cuando acabe su entrenamiento, y después de estirar, guarde cincominutos para simplemente disfrutar y ‘regodearse’ en su hazaña. Usted no es un corredor profesional y por tanto entrenar duro es un logro. Aproveche la subida de endorfinas que le ha producido el entrenamiento y asimile el éxito de haber entrenado un día más. La asimilación inmediata del éxito del entrenamiento le ayudará a estar más motivado para el siguiente día.

11. No se lesione

Además de una obviedad, es que solo hay una manera de mejorar sus marcas y no es otro que entrenar de forma regular y sin interrupciones, es decir, sin lesiones que interrumpan su progresión y tenga que volver a empezar de cero. Sea inteligente.

12. Agua fría

Una rutina de los corredores profesionales y que es garantía de no lesionarse consiste enmeter las piernas en agua fría, helada, después de cada carrera. El agua fría repara y regenera las miles de microrroturas que se producen en nuestros músculos después de un entrenamiento. Además, este baño fríoayuda al cuerpo a reforzar el sistema inmunológico.

13. Sea flexible

Cuando acabe su entrenamientohaga ejercicios de estiramiento, es otra garantía de que no se lesionaráy por tanto seguirá progresando.

La felicidad se demuestra andando Running Entrenamiento Entrenador personal Fitness
El redactor recomienda