CAMPEÓN EUROPEO, LAS LESIONES LE HAN CAMBIADO

Víctor García y sus tres vidas en un instante: atleta, empresario y entrenador

Bronce en 3.000 obstáculos en los últimos Europeos, el madrileño ha tenido que reinventarse tras pasar un calvario de lesiones durante los últimos meses

Foto: Víctor García, compitiendo con los colores de su nuevo equipo, fundado por él mismo.
Víctor García, compitiendo con los colores de su nuevo equipo, fundado por él mismo.

Como buen obstaculista, Víctor García ha sabido siempre salvar todas las barreras que se ha encontrado tanto en la pista como fuera de ella. Para triunfar hay que caer y saber levantarse. Eso, precisamente, es lo que ha hecho este madrileño de 29 años que, tras lograr un bronce en 3.000 metros obstáculos en el Europeo de Helsinki (2012) y ser semifinalista en los Juegos Olímpicos de Londres, ha padecido un calvario de lesiones que le han tenido un año y medio en el dique seco.

Un tiempo en el que ha visto como las ayudas a los deportistas no dan para mucho y que, como en su caso, si entras en una espiral de lesiones dejas de tener acceso a las becas y los escasos ingresos por patrocinio se esfuman. Por tanto, Víctor ha querido “adelantarse al futuro” y ha creado su propia empresa, una escuela de entrenamiento, y fundado el club por el que ahora compite. “Antes, un medallista europeo podía ahorrar con las ayudas, ahora no. Así que siendo previsor he creado las bases de mi futuro”, reconoce Víctor García.

Víctor García, con España. (Foto: J. A. Miguélez)
Víctor García, con España. (Foto: J. A. Miguélez)

De esta forma y con el empuje de amigos y familiares nació Vg Running, una compañía de ‘coaching’, entrenamiento personalizado y eventos deportivos que en apenas cuatro meses de vida camina con paso firme, como los que da su mentor sobre el tartán para conseguir los éxitos que ahora le señalan como uno de los atletas de referencia en el panorama nacional. “Me encanta enseñar”, reconoce el propio Víctor. “Soy licenciado en INEF, tengo el título de entrenador nacional de atletismo y un máster en ‘coaching’ deportivo y liderazgo, además de mis vivencias como atleta. Una experiencia que me sirve a mí, pero que también quiero transmitir”, continúa.

Vg Running es ahora la encargada de buscar sus patrocinadores y, por tanto, es su principal sustento económico. “Es una tranquilidad para el presente y para el futuro”. De esta forma, puede desarrollar su vida como atleta defendiendo los colores del club que él mismo ha fundado, el Gesfie Vg Running, y con el que recientemente se ha proclamado campeón de España de 3.000 en pista cubierta.

Pero Víctor ha querido ir más allá en sus aspiraciones y cumplir uno de sus sueños: crear una escuela de ‘running’. En España no abundan este tipo de centros liderados por atletas –uno de los pocos casos es la escuela de José Antonio Redolat en Valencia- y aprovechando el boom del atletismo popular el obstaculista madrileño con el apoyo de su novia Rocío se ha lanzado a la aventura. “Es una escuela ‘online’ y presencial”, avanza García. “Entrenamos martes y jueves en El Retiro y se lleva un seguimiento muy personalizado de cada atleta”. ‘Runners’ de todas las edades, ya que entre sus alumnos se encuentra jóvenes de 16 años y otros no tan jóvenes de 60. “Cada uno tiene su objetivo y en la escuela les guiamos para conseguirlo. Le planificamos el entrenamiento, pero también le orientamos en cuestiones de alimentación, técnica de carrera, compra de material y asesoramiento de dónde acudir en caso de lesiones. Además, en estos años de atleta profesional he aprendido muchos trucos que ahora les pueden servir a ellos”, reconoce Víctor.

Con miembros de su escuela de running.
Con miembros de su escuela de running.

Referencia para los populares

De esta forma, el atleta madrileño cumple su sueño de entrenar y los populares, que además se han convertido en sus mayores seguidores, encuentran un guía de oro para lograr sus metas. “En el poco tiempo que llevamos nos hemos convertido en una pequeña familia. No sólo entrenamos, procuramos hacer grupo y disfrutar. Cada vez que uno cumple años nos saltamos la dieta y lo celebramos con unos pasteles después del entrenamiento”, algo que tuvo que hacer el propio Víctor el pasado jueves, ya que le tocó celebrar aniversario.

Además, García va puliendo sus dotes de técnico, ya que en el futuro le gustaría ampliar su faceta de entrenador y, al margen de los populares, dirigir a profesionales. De momento, le toca combinar estas tres vidas que se ha encontrado tras año y miedo aciago por las lesiones, pero del que empieza a salir a base de triunfos y sueños cumplidos. Su próximo anhelo es el Europeo de Zúrich el próximo mes de agosto, así que ya pueden ir temblando sus rivales porque el madrileño es de los que consigue todo lo que se propone.

La salud del deporte

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios