La nueva FP, ante el reto de reducir el desempleo juvenil: más práctica y bilingüe
  1. Alma, Corazón, Vida
  2. Educación
EL CONFIDENCIAL-UNIVERSIDAD EUROPEA

La nueva FP, ante el reto de reducir el desempleo juvenil: más práctica y bilingüe

El paro en menores de 25 años en España es el más alto de la UE, un 37,7%. El nuevo proyecto de ley de la FP plantea modernizar el sistema y aumentar la colaboración con empresas y universidades

Con una inversión de 5.474 millones de euros procedentes de los fondos europeos, el Consejo de Ministros aprobó el pasado 7 de octubre el proyecto de Ley Orgánica de Ordenación e Integración de la Formación Profesional (FP), la cual será debatida a partir de ahora en el Congreso y Senado para su tramitación parlamentaria. Junto a la Ley del Sistema Universitario (LOSU), actualmente en fase de anteproyecto, la futura ley orgánica de la FP forma parte de la batería de reformas educativas anunciadas por el Gobierno. Ambos ordenamientos se sumarán a la polémica Ley Orgánica de educación Lomloe, la octava en 40 años, promulgada en diciembre de 2020.

Menos controvertida y enmarcada en un debate político más pausado que la sustituta de la Lomce, esta nueva ley educativa para la FP pretende modernizar el sistema, poner orden en los tipos de formación existentes, así como aumentar el número de títulos, impulsar la FP a distancia y mejorar la colaboración de los centros formativos con las empresas y las universidades, entre otros aspectos. El reto es doble: servir como revulsivo para reducir la tasa de desempleo juvenil en España, la más alta de la UE con un 37,7% de paro entre los menores de 25 años, y enterrar de una vez por todas los viejos estigmas asociados a la FP.

placeholder Mariano Carballo, jefe de gabinete de la Secretaría General de Formación Profesional del Ministerio de Educación y Formación Profesional.
Mariano Carballo, jefe de gabinete de la Secretaría General de Formación Profesional del Ministerio de Educación y Formación Profesional.

Para analizar los aspectos positivos y negativos de este nuevo marco normativo, El Confidencial y la Universidad Europea organizaron el debate ‘La Formación Profesional como clave de una nueva economía’, con la participación de representantes de la Administración nacional y autonómica y del sector empresarial. Entre los ponentes estaban Mariano Carballo, jefe de gabinete de la Secretaría General de Formación Profesional del Ministerio de Educación y Formación Profesional; Alfonso Mateos, subdirector general de Centros de Formación Profesional y Régimen Especial de la Comunidad de Madrid; Amparo González, directora de Operaciones de Recursos Humanos de Accenture; Santiago Soler, secretario general de Adecco, y Francisco López Varas, director de Formación Profesional de la Universidad Europea.

Cuatro de cada 10 empleos buscan titulados en FP

Aunque un 41,3% de las ofertas laborales buscaban titulados de FP en el curso pasado, frente a un 33,7% de grados universitarios, según el informe anual del mercado de trabajo con datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), “tenemos un sistema de FP que viene lastrado por la ley de educación de 1970. A la FP iban todos los alumnos que no podían o querían continuar por la vía del Bachillerato. De hecho, un porcentaje altísimo de esos alumnos abandonaba cuando podía trabajar con 16 años”, dijo Mariano Carballo, jefe de gabinete de la Secretaría General de Formación Profesional del Ministerio de Educación y Formación Profesional.

"Con el paso del tiempo, las familias empezaron a asociar la FP con el fracaso escolar"

Con el paso del tiempo, las familias empezaron a asociar la FP con el fracaso escolar. “En 1990, la Logse intentó corregir todas estas deficiencias con un sistema de integración más práctico y menos teórico. El proyecto de ley que tenemos ahora mismo trata, entre otras cosas, de reforzar esta integración para una formación flexible y que se pueda acceder durante toda la vida laboral”, agregó Carballo.

Alfonso Mateos, subdirector general de Centros de Formación Profesional y Régimen Especial de la Comunidad de Madrid, coincidió en la necesidad de desterrar la imagen de la FP como una educación degradada. “La pandemia ha acelerado el interés en la FP. La Logse fue un revulsivo importante para integrar a las empresas en el sistema educativo, ahora es oportuno darle una vuelta, aunque en nuestra opinión la nueva ley se queda un poco corta”, dijo el representante de la Comunidad de Madrid.

placeholder Alfonso Mateos, subdirector general de Centros de Formación Profesional y Régimen Especial de la Comunidad de Madrid.
Alfonso Mateos, subdirector general de Centros de Formación Profesional y Régimen Especial de la Comunidad de Madrid.

Mateos destacó la pertinencia de acelerar el diseño de nuevos títulos que se adecúen a la nueva realidad del mercado laboral, y criticó que España sea el único país de los Veintisiete sin presentar el marco europeo de cualificaciones, un paso necesario para internacionalizar la FP española y que, previsiblemente, se enviará a Bruselas en octubre. “Necesitamos ser más ágiles con los nuevos programas de estudio. Si tienes en cuenta los grados medios y superiores de la Logse y la LOE, solo hay una diferencia de nueve títulos”, dijo.

España vs. Europa

A pesar de la fuerte demanda que ha registrado la FP —con un incremento del 35% en los últimos años, desde los 751.507 alumnos matriculados en 2014-2015 hasta 1,01 millón en el curso 2021-2022, según el Ministerio de Educación—, España continúa rezagada en esta modalidad de estudios. Solo alrededor del 26% de los jóvenes españoles cursa FP, frente al 34% en la UE, según un informe del Círculo de Empresarios con datos del 2018. Por el contrario, España cuenta con 1,7 millones de universitarios, una cifra similar a la de Alemania y Francia.

“Cuando comparas las cifras de España con las de Europa, encontramos que en nuestro país hay un mercado con mucha gente cualificada y mucha gente poco cualificada. En Europa está más ajustado; no hay tanta sobrecualificación o subcualificación en los puestos de trabajo”, explicó Santiago Soler, secretario general de Adecco, sobre su experiencia en el mercado laboral español. “Estos datos subrayan la importancia de reforzar la FP y la FP dual, por el valor añadido que tienen los programas con un componente más práctico al estar cerca de las empresas”, añadió Soler.

placeholder Santiago Soler, secretario general de Adecco.
Santiago Soler, secretario general de Adecco.

Al seguir comparando la FP española con la de los países del entorno, uno de los aspectos más controvertidos del sistema es, precisamente, la FP dual. En España se inscriben solo el 3,6% del total de alumnos frente al 60% en Alemania. Con la Logse, la FP preveía un 20% de prácticas en empresas, pero el nuevo proyecto de ley establece que toda la FP será considerada dual, incrementándose la colaboración entre el centro de formación y las empresas. A partir de ahora, la FP general contará con un tiempo formativo en el mercado laboral de entre el 25% y el 35% de la duración total, y la FP intensiva o avanzada, con una formación en la empresa del 35%.

En este aspecto, Amparo González, directora de Operaciones de Recursos Humanos de Accenture, destacó la importancia de “ser flexibles” con las estancias de los estudiantes en las compañías. “No todos los títulos necesitan el mismo periodo de estancia”, dijo González, quien solicitó revisar los programas de especialización que demandan las empresas tecnológicas; como ciberseguridad, 'big data', arquitectura de datos, industria 4.0, entre otros, “para que sean más fáciles y accesibles para los estudiantes” y “aumentar el acceso de las mujeres a las carreras técnicas, ya que solo representan el 10% del alumnado”. La directiva también hizo hincapié en la “formación actualizada” de los profesores, con “metodologías que ayuden a la transformación de la economía”.

"La figura del tutor es fundamental para crear pasarelas entre la empresa y los centros formativos" (López Varas)

Otra de las novedades es que se incorpora la figura de un tutor dentro de la compañía. “Será una figura fundamental para crear pasarelas entre la empresa y los centros formativos”, dijo Francisco López Varas, director de Formación Profesional de la Universidad Europea. “Es una idea muy acertada que un profesional de la compañía realice ese seguimiento del proceso formativo y educativo, y eso es un reto para todo tipo de empresas, tanto grandes como pequeñas”, añadió López, quien consideró oportunos algunos aspectos del proyecto de ley como impulsar la formación a distancia y acercar la FP y los grados universitarios.

“El proyecto de ley pone encima de la mesa que muchos alumnos de FP continúen su formación en la universidad o con un máster, y también lo contrario, que alumnos universitarios estudien FP para hacer algo más práctico o cambiar de sector”, dijo el responsable de la Universidad Europea sobre la nueva regulación que facilitará los cambios y homologaciones entre los dos sistemas.

placeholder Francisco López Varas, director de Formación Profesional de la Universidad Europea.
Francisco López Varas, director de Formación Profesional de la Universidad Europea.

Para Carballo, del Ministerio de Educación, el espíritu del proyecto de ley es que “cualquier persona sin importar el sector económico o etapa de su vida profesional o personal, pueda seguir formándose en un proceso de aprendizaje permanente” dividido en varios tramos: A, B, C, D, y luego los cursos de especialización (E), los cuales no incrementan el nivel académico.

Cinco grados: A, B, C, D y cursos de especialización E

Los cursos más pequeños o microformaciones (grado A), destinados a aspectos concretos y actualizaciones; el B o certificado de competencia profesional (de entre 150 o 200 horas); el C, certificado profesional o los antiguos grados profesionales, y el D, ciclo formativo de grado superior, que son los actuales títulos de FP que se integran en el nuevo sistema.

Hasta ahora, en España coexistían dos sistemas de FP: una reglada y regulada desde el Ministerio de Educación (D) y, en segundo lugar, una formación profesional no reglada, pero reconocida por los servicios de empleo (que equivaldría al C).

La nueva FP permitirá a las comunidades autónomas participar de una forma más activa en el diseño de la formación para incluir elementos propios en el currículo educativo. Sin embargo, Mateos, de la Comunidad de Madrid, consideró necesario “encontrar un equilibrio entre la parte flexible del programa —que será competencia de las comunidades—, y la parte central —del ministerio—”, para promover la “movilidad de alumnos entre CCAA, y que los planes de estudio no sean completamente diferentes”. También se abre la posibilidad de que centros extranjeros puedan abrir centros e impartir cursos de FP en España.

placeholder Amparo González, directora de Operaciones de Recursos Humanos de Accenture.
Amparo González, directora de Operaciones de Recursos Humanos de Accenture.

En este aspecto, López destacó el papel de las autonomías en el diseño de los programas formativos, pero solicitó “agilidad a los organismos públicos en el desarrollo de nuevos títulos”. “Algunos casos se dilatan mucho. Necesitamos ese perfil profesional, con título o sin título”, señaló el representante de la Universidad Europea.

Por último, el sector empresarial representado en la mesa destacó la necesidad de adaptar el funcionamiento interno de las compañías para absorber y aceptar a un mayor número de alumnos. “Las grandes compañías ya estamos visibilizando el desarrollo de la FP, pero el 90% de empleo está en las pymes y acceder con un periodo de estancia a este tipo de empresas tiene sus complicaciones”, dijo Soler. La directiva de Accenture subrayó por su parte la “importancia de encajar los diferentes perfiles del mundo educativo al empleo”, ya provengan de la FP o de la universidad. “Los estudiantes de la FP se adaptan muy bien a los puestos más técnicos. Prácticamente, la mitad de las personas que entraron con nosotros haciendo prácticas provenía de FP”, puntualizó.

Ministerio de Educación y FP Educación Eventos EC