Es noticia
Menú
¿Se puede desarrollar realmente ansiedad a las matemáticas?
  1. Alma, Corazón, Vida
  2. Educación
un hueso duro de roer

¿Se puede desarrollar realmente ansiedad a las matemáticas?

Los niveles más altos de esta calificada como ansiedad matemática conducen irremediablemente a un peor rendimiento en la materia, según varios estudios

Foto: "Esto es demasiado" (iStock)
"Esto es demasiado" (iStock)

Para muchos niños, las matemáticas son ese hueso duro de roer en el colegio, la asignatura que siempre les queda para septiembre y que no logran entender por muchas explicaciones y clases de refuerzo que reciban. Muchos adultos también las recuerdan con horror, tardes de llanto y dolores de cabeza sin que esos números parecieran tener sentido alguno. Para complicar las cosas, el buen conocimiento en matemáticas es una puerta asegurada a algunas carreras de renombre que luego tienen salidas profesionales bien remuneradas.

Es normal, por tanto, que muchos padres se tiren de los pelos cuando observan que sus hijos no logran aprobarlas por mucho que lo intenten. En las últimas décadas los estudios sobre la manera de enseñar matemáticas de forma correcta han ampliado las miras. Por ejemplo, Singapur, siempre a la cabeza del informe PISA por su famoso método con el que los estudiantes aprenden la difícil asignatura, ya es un ejemplo a emular en muchos países de Occidente: en la ciudad-estado los alumnos trabajan en equipo utilizando un enfoque muy visual, con objetos, fotografías y materiales concretos para representar las ideas. No hay que aprender matemáticas, sino aprender a pensar como un matemático.

Un estudiante que se retrasa al principio de su enseñanza tendrá dificultades para ponerse al día más tarde y es posible que le cueste más trabajo la asignatura en la secundaria o la universidad

Y es que en los últimos tiempos también se suele mencionar la llamada (y preocupante) ansiedad matemática. Según informa 'Psychology Today', es la preocupación por aprender la asignatura o porque evalúen tu capacidad. Hay muchas investigaciones que aseguran que los niveles más altos de esta ansiedad matemática conducen irremediablemente a un peor rendimiento en la materia. De hecho, un artículo en la edición de febrero de 2021 de 'Psychological Bulletin' señalaba haber realizado un metanálisis de estudios que relacionaban ansiedad matemática y rendimiento de 1992 a 2018. Encontraron una correlación negativa, pequeña pero fiable, entre las medidas de ansiedad matemática y el rendimiento, lo que quiere decir que a medida que aumenta la ansiedad matemática, el rendimiento disminuye.

Foto: Alumnos de Primaria empeoran en Ciencias y Matemáticas. (EFE)

Al observar detenidamente los datos, los investigadores descubrieron que la ansiedad matemática no entiende de grupos raciales o étnicos y que también es aproximadamente igual en hombres y mujeres. Los estudios se han realizado en varios rangos de edad que van desde la escuela primaria a los años posteriores a la universidad, y la relación fue negativa en todas las edades que se evaluaron. Como curiosidad, la ansiedad matemática es prácticamente la misma para todas las ramas de la asignatura, desde el cálculo al álgebra, pasando por la geometría o la estadística.

La ansiedad matemática es prácticamente la misma para todas las ramas de la asignatura, desde el cálculo al álgebra, pasando por la geometría o la estadística

Existe una clara evidencia, tras analizar los diferentes estudios, de que esta ansiedad matemática tiene una influencia real en el rendimiento matemático y, aunque los efectos sean pequeños, se acumulan con el tiempo. Es decir, un estudiante que se retrasa al principio de su enseñanza tendrá dificultades para ponerse al día más tarde y es posible que le cueste más trabajo la asignatura en la secundaria o la universidad. Las intervenciones destinadas a reducir esta ansiedad también son valiosas para mejorar el compromiso de los estudiantes con la asignatura, así como el beneficio que obtendrán en el futuro.

Para muchos niños, las matemáticas son ese hueso duro de roer en el colegio, la asignatura que siempre les queda para septiembre y que no logran entender por muchas explicaciones y clases de refuerzo que reciban. Muchos adultos también las recuerdan con horror, tardes de llanto y dolores de cabeza sin que esos números parecieran tener sentido alguno. Para complicar las cosas, el buen conocimiento en matemáticas es una puerta asegurada a algunas carreras de renombre que luego tienen salidas profesionales bien remuneradas.

Matemáticas
El redactor recomienda