EN LA UNIVERSIDAD DE OVIEDO

Madre e hija se gradúan a la vez en la universidad (y con sobresaliente)

La madre, de 55 años, hizo Trabajo Social, mientras la hija, de 23, se graduó en Comercio y Marketing, ambas en el campus de Gijón

Foto: Madre e hija han conseguido graduarse a la vez tras cuatro años en la universidad
Madre e hija han conseguido graduarse a la vez tras cuatro años en la universidad

María Reyes Téllez y Nadia Abdel-Rahman son madre e hija. Sin embargo, ambas se han graduado a la vez en la Facultad de Comercio, Turismo y Ciencias Sociales de Gijón, perteneciente a la Universidad de Oviedo. María, a sus 55 años, ha sacado la carrera de Trabajo Social con una matrícula de honor en su trabajo de fin de carrera; Nadia, de 23 años, ha hecho lo propio en Comercio y Marketing, sacando un sobresaliente en trabajo de fin de grado “con posibilidades de matrícula”.

Durante estos años han compartido durante cuatro años profesor para algunas asignaturas, aunque no aulas, ya que cada una tenía horarios distintos. Por eso, probablemente, nadie se percató de que eran madre e hija y que acudían al mismo tiempo a la universidad. Ahora, ambas han conseguido su objetivo y recuerdan la aventura con orgullo.

María y Nadia han contado su experiencia a El Comercio. La madre explica cómo se lió la manta a la cabeza para estudiar a su edad: “Tenía la espinita clavada por no haber terminado la carrera de Derecho. Soy auxiliar de enfermería y veía que según iba cumpliendo años, el desgaste físico era mayor, tenía que seguir trabajando y no quería desvincularme de las personas en riesgo ni de los de tercera edad”.

Nadie lo sabía

Así que aprovechó que tres de sus cuatro hijos ya habían terminado de estudiar y que, por lo tanto, tenía más tiempo libre, para volver a la universidad. Ahí coincidió en el tiempo con su hija pequeña, aunque cada una tenía sus estudios y sus horarios: “Sin el apoyo de mis hijos no hubiera podido compatibilizar la carrera con el trabajo”.

María escribió un trabajo fin de carrera titulado 'Diseño de un instrumento para la medición de los hábitos alimentarios y de actividad física del personal universitario'. Le ha valido una matrícula de honor y ha descubierto muchas cosas, entre ellas que “muchos profesores conseguían comer en familia, a pesar de que me habían dicho que tenían unos horarios muy irregulares”.

Nadia, por su parte, dedicó su trabajo final a ‘Análisis del Marketing dirigido al público infantil: el caso de Barbie y Transformers’. Cree que aún “queda mucho trabajo por hacer: todavía hay catálogos de juguetes que aún dividen los productos por páginas azules y rosas, según el sexo, aunque hay empresas que están empezando a cambiar estas presentaciones”.

Aún no han terminado de estudiar: se han apuntado a un máster, por lo que en el mes de septiembre volverán a coger los libros

Madre e hija lo han pasado mal, sobre todo preparando sus trabajos finales, pero por fin ambas consiguieron su objetivo. Sin embargo, eso no significa que hayan terminado de estudiar: se han apuntado a un máster, por lo que en el mes de septiembre volverán a coger los libros con devoción.

Educación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios