Es noticia
Los mejores repelentes para eliminar las polillas de tu hogar y evitar que entren a casa: remedios caseros y fáciles
  1. Alma, Corazón, Vida
Trucos

Los mejores repelentes para eliminar las polillas de tu hogar y evitar que entren a casa: remedios caseros y fáciles

No solo dañan la ropa, sino también los alimentos y muebles. Toma nota de los consejos y trucos para que desaparezcan de tus armarios

Foto: Los mejores repelentes para eliminar las polillas de tu hogar: remedios caseros y fáciles. (EFE / EPA / HARISH TYAGI)
Los mejores repelentes para eliminar las polillas de tu hogar: remedios caseros y fáciles. (EFE / EPA / HARISH TYAGI)

Las polillas pueden convertirse en un verdadero dolor de cabeza cuando invaden nuestros hogares. No solo dañan la ropa, sino también los alimentos y muebles. Por suerte, existen varios remedios caseros y fáciles que pueden ayudarte a mantenerlas a raya, evitando así daños irreparables en prendas, alfombras y alimentos.

Las polillas de la ropa, conocidas científicamente como Tineola bisselliella, se alimentan de fibras naturales como la lana, el lino y la seda. Estas polillas prefieren los lugares oscuros y húmedos, por lo que es fundamental mantener los armarios y guardarropas limpios y secos.

Evitar su aparición

Para evitar su proliferación y eliminar estos indeseados huéspedes de casa es importante la limpieza. Cuando hagas la colada no tardes mucho en guardar la ropa. Tampoco es conveniente que dejes mucho tiempo sin lavar las prendas con restos de comida y manchas de sudor, porque estas condiciones las atrae más.

Aspira con regularidad alfombras, paredes, estanterías y rodapiés para eliminar cualquier rastro de polvo, fibras y posibles huevos de polillas. Evita acumular bolsas de basura y productos potencialmente contaminados en el hogar.

Repelentes caseros

También puedes fabricar un repelente casero. Las polillas no soportan los olores de los aceites esenciales. Puedes introducir hojas de lavanda seca en pequeños sacos y distribuirlos por los armarios. También sirve el romero, la menta, el eucalipto o el tomillo. Otro truco muy popular en redes es verter cualquier aceite esencial en un salvaslip y pegarlo en el interior de los muebles para ahuyentarlas. Estos repelentes naturales no solo mantienen alejadas a las polillas, sino que también dejan un agradable aroma en la ropa.

Si ya has detectado polillas en tu armario, vacía completamente el contenido y lava toda la ropa. Luego, aspira todas las esquinas y rincones del armario y límpialo con agua y el producto que uses habitualmente.

Polillas de los alimentos

Las polillas de los alimentos son otro problema común en los hogares. Estos insectos los puedes encontrar en las galletas, cereales, arroz y harina. Para evitar su aparición, conserva estos alimentos en frascos de vidrio o plástico rígido, ya que las polillas pueden perforar el papel y el cartón. Además, es recomendable no dejar alimentos secos en bolsas abiertas, ni siquiera con pinzas o gomas.

Las hojas de laurel te ayudarán a mantener a las polillas alejadas de la despensa. Esparce hojas de laurel por la cocina. Pero si este remedio casero llega demasiado tarde y has detectado polillas en los alimentos, es crucial desechar inmediatamente los productos contaminados y limpiar a fondo la despensa. Aspira todos los rincones, incluidas las bisagras y las esquinas de los estantes, y luego lava con agua caliente y jabón.

Polillas de la madera

Las polillas también pueden afectar los muebles de madera, causando daños significativos. Para protegerlos, se recomienda frotar las superficies con aceite de laurel, lo que ayuda a mantener a raya a estos insectos. Además, es importante sellar las grietas en las paredes y asegurarse de que las habitaciones estén bien iluminadas, ya que las polillas tienden a evitar la luz.

Otra medida preventiva es revisar bien el equipaje al regresar de vacaciones, para asegurarse de no traer polillas accidentalmente a casa. También es útil mantener los muebles limpios y libres de polvo, y considerar el uso de repelentes naturales como el alcanfor o la lavanda en las áreas de almacenamiento.

Las polillas pueden convertirse en un verdadero dolor de cabeza cuando invaden nuestros hogares. No solo dañan la ropa, sino también los alimentos y muebles. Por suerte, existen varios remedios caseros y fáciles que pueden ayudarte a mantenerlas a raya, evitando así daños irreparables en prendas, alfombras y alimentos.

Trucos
El redactor recomienda