Es noticia
Menú
¿Están usando nuestro cerebro? Teorías de la conspiración que terminaron por tener algo de cierto
  1. Alma, Corazón, Vida
GUAU

¿Están usando nuestro cerebro? Teorías de la conspiración que terminaron por tener algo de cierto

Incluso las teorías conspiranoicas más extravagantes acaban encontrando su público, tomando forma casi religiosa, pero a veces sucede que, entre tanta imaginación y fe, se acercan más o menos a la realidad

Foto: (iStock).
(iStock).

Las teorías de la conspiración nos han acompañado desde el comienzo de la historia de la Humanidad. A veces, algunos de los grandes descubrimientos de esta han surgido precisamente tras seguir la pista de una idea que a priori resultaba disparatada; otras veces, quedan como ecos de una memoria infinita para lo bueno y para lo malo. Aquel pensamiento, aquella obsesión, aquella tendencia de mezclar churras con merinas… Eso podemos pensar hoy de muchas creencias populares del pasado gracias a las evidencias científicas que las han ido desmintiendo o, al menos, perfilando. Sin embargo, algunas aún perduran.

Que si la Tierra es plana, que si Finlandia no existe, o esa que asegura que los pelirrojos son alienígenas… También, por supuesto, la convicción de que los humanos nunca han estado en la Luna. En definitiva, incluso las teorías conspiranoicas más extravagantes acaban encontrando su público, tomando forma casi religiosa, se convierten en mecanismos de supervivencia para quien se entrega a ellas. A pesar de todo, a veces sucede que entre tanta imaginación y fe, se acercan más o menos a la realidad.

Foto: Fuente: iStock.

Aunque no lo creas, existen teorías de la conspiración que no son tan conspiradoras como parecían. Las hay de todo tipo, porque si la imaginación es amplia, la realidad no se queda atrás. Así que agárrate, que este viaje por la psicodelia te va a dejar perplejo:

La CIA y las drogas

Este fue uno de los "bulos" más populares durante décadas en Estados Unidos, y apuntaba directamente a las autoridades del país. Por supuesto, no hay mejor diana para la desconfianza de las personas que el Estado mismo, y es que a veces hay motivos suficientes para desconfiar.

Durante la de la Guerra Fría, a principios de la década de 1950, el gobierno de Estados Unidos entraría en lo que luego se reconocería como su fase "crédula" de anticomunismo. Negarse a la existencia de Rusia era, en sí mismo, un estilo de vida (como curiosamente podían ser los pensamientos críticos que luego surgieron al respecto). ¿Cómo saber qué era conspiración y qué no? Literalmente, la publicidad nacional se estableció sobre la idea de que los soviéticos podían lavar cerebros.

placeholder Vista aérea del Pentágono a finales de la década de 1960. (Wikimedia).
Vista aérea del Pentágono a finales de la década de 1960. (Wikimedia).

Todo comenzó cuando un grupo de soldados estadounidenses que regresaban de Corea de repente comenzaron a confesar terribles crímenes de guerra. Más tarde resultó que estos hombres simplemente habían sido torturados y traumatizados. En ese momento, sin embargo, la inteligencia de EE. UU. conjuró una explicación más "mística" para estas revelaciones: de alguna manera, los comunistas habían aprovechado el poder del control mental.

"Hasta la década de 1960, la agencia suministró drogas que alteran la mente a cientos de presos y enfermos mentales para explorar las posibilidades de controlar la conciencia humana"

Muy rápidamente, agentes de la CIA decidieron dominar esta habilidad a su vez usando LSD para obtener resultados. Aquella sustancia, que había sido desarrollada unos quince años antes, iba a manipular el discurso nacional. "En la década de 1950 y principios de la de 1960, la agencia suministró drogas que alteran la mente a cientos de estadounidenses desprevenidos en un esfuerzo por explorar las posibilidades de controlar la conciencia humana", aseguraba un artículo en The New York Times en 1999. "Muchos de estos conejillos de indias humanos eran mentalmente enfermos, presos, drogadictos y prostitutos".

El proyecto MK-Ultra habría durado dos décadas. Durante este tiempo, no se descubrieron técnicas de control mental basadas en LSD. Finalmente, en un ataque de paranoia del gobierno tras el escándalo de 'Watergate', la mayoría de los documentos de la CIA relacionados con el proyecto fueron destruidos . Por lo tanto, se desconoce el número de muertes atribuidas a estos ensayos.

Sombreros de papel de aluminio para todos

Si se tratara de una película, esta comenzaría con un plano alejándose que dejaría ver al prototipo típico de personaje algo perdido y maníaco, conduciendo una caravana en medio del desierto con un sombrero de papel de aluminio en la cabeza. Estaría ubicada, por supuesto, en Estados Unidos. Sin embargo, aunque la idea de que el gobierno pueda enviar mensajes secretos a tu cerebro para controlar tus pensamientos suene absurda, en el contexto del país norteamericano no es del todo disparatada.

placeholder (iStock)
(iStock)

"La audición por microondas es un fenómeno descrito por los observadores humanos como las sensaciones de zumbido, tictac, silbido o golpeteo que se originan dentro o inmediatamente detrás de la cabeza", se lee en un comunicado del informe desclasificado del Pentágono de 2006 titulado Bioefectos de armas no letales seleccionadas. "Esta tecnología, en su forma más cruda podría usarse para distraer a las personas; si se refina, también podría usarse para comunicarse con los rehenes a través del código Morse u otros sistemas de mensajería, posiblemente incluso mediante comunicación de voz".

placeholder (iStock)
(iStock)

El informe también menciona armas capaces de provocar convulsiones o fiebres para neutralizar a un oponente. No menciona ninguna prueba de estos artilugios específicos, pero enfatiza que la tecnología para tales dispositivos no es una quimera futurista: "El equipo necesario para explorar este concepto en el laboratorio ya está disponible", se puede leer en dicho texto.

Resulta que los teóricos de la conspiración también tienen razón en otra cosa: "Debido a que esta tecnología utiliza energía de radiofrecuencia, puede ser derrotada mediante el uso de blindaje proporcionado por barreras conductoras como escudos metálicos o metálicos", según admite el informe. Vamos, que igual eso del sombrero de papel de aluminio podría no ser tan mala. Aunque el asunto necesitaría muchos retoques.

Las teorías de la conspiración nos han acompañado desde el comienzo de la historia de la Humanidad. A veces, algunos de los grandes descubrimientos de esta han surgido precisamente tras seguir la pista de una idea que a priori resultaba disparatada; otras veces, quedan como ecos de una memoria infinita para lo bueno y para lo malo. Aquel pensamiento, aquella obsesión, aquella tendencia de mezclar churras con merinas… Eso podemos pensar hoy de muchas creencias populares del pasado gracias a las evidencias científicas que las han ido desmintiendo o, al menos, perfilando. Sin embargo, algunas aún perduran.

Social Historia Noticias Curiosas
El redactor recomienda