Es noticia
Menú
Un perro roba un coche en Texas y conduce hasta provocar un accidente
  1. Alma, Corazón, Vida
"TENÍA UNA MIRADA CULPABLE"

Un perro roba un coche en Texas y conduce hasta provocar un accidente

El animal no pudo escapar muy lejos, ya que impactó contra un vehículo estacionado en el parking de un centro comercial

Foto: El coche conducido por el perro impactó contra otro aparcado en un centro comercial (Facebook/@kilgorepolice)
El coche conducido por el perro impactó contra otro aparcado en un centro comercial (Facebook/@kilgorepolice)

Los centros comerciales suelen ser escenario de multitud de accidentes de tráfico. Se trata de golpes leves, rayones e impactos a poca velocidad fruto de la necesidad de unos por encontrar sitio antes que los demás y las ganas de otros por marcharse cuanto antes de ese enjambre humano. Pero, en ocasiones, la realidad nos ofrece noticias más verosímiles que las películas.

Kilgore es una pequeña localidad de apenas 15.000 habitantes en el estado norteamericano de Texas, situado a un par de horas en coche al este de Dallas. Allí un perro se ha convertido en la mascota más conocida de todo el estado después de verse implicado en un accidente con el coche de su dueño, que lo había dejado en el interior del vehículo aparcado en el centro comercial.

La historia la ha contado la propia policía de Kilgore a través de un post en su perfil de Facebook. Al parecer, el dueño del perro entró en el centro comercial dejando a su mascota en el interior de su coche, una camioneta de grandes dimensiones. Pero cuando el animal se cansó de esperar, se puso en el asiento delantero, fue capaz de arrancar el vehículo y se fue con él. Todo un ladrón de cuatro patas.

Provocó un accidente

Por desgracia, el can no pudo llegar muy lejos ya que, aunque pudo arrancar el coche, aún no ha aprendido a conducirlo. Por eso, su robo con huida terminó pocos metros después de comenzar: impactó contra dos coches que estaban aparcados en el centro comercial. Y, aunque lo vieron venir hacia ellos, no pudieron hacer nada para evitar el accidente.

La policía de Kilgore asegura que "el perro tenía una mirada culpable"

El conductor del vehículo que recibió el impacto se quedó anonadado cuando vio que quien manejaba el otro coche… ¡era un perro! Al parecer, debió de ponerse nervioso por la tardanza de sus dueños y al moverse en el asiento delantero fue capaz de arrancar primero el coche y de ponerlo en marcha después. Afortunadamente, el impacto fue a poca velocidad y nadie resultó herido.

Varios testigos confirmaron que quien iba al volante era el animal y la propia policía de Kilgore, que hizo varias fotos del siniestro, reconoce que "el perro tenía una mirada culpable". A su dueño le tocará pagar los gastos del accidente… y, de paso, llevarse una buena reprimenda por dejar a su mascota tanto tiempo sola en el vehículo.

Los centros comerciales suelen ser escenario de multitud de accidentes de tráfico. Se trata de golpes leves, rayones e impactos a poca velocidad fruto de la necesidad de unos por encontrar sitio antes que los demás y las ganas de otros por marcharse cuanto antes de ese enjambre humano. Pero, en ocasiones, la realidad nos ofrece noticias más verosímiles que las películas.

Virales Perro Mascotas Animales
El redactor recomienda