Es noticia
Menú
¿Por qué el demonio tiene cuernos y se le asocia con una cabra?
  1. Alma, Corazón, Vida
LAS APARIENCIÚAS DE BELCEBÚ

¿Por qué el demonio tiene cuernos y se le asocia con una cabra?

¿Qué culpa tienen estos animales de que se les asocie con el alto representante del mal y el enemigo de Dios? Estas son las teorías de algunos historiadores al respecto

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

En las películas de terror y en los retablos medievales, estamos acostumbrados a que a Satanás se le represente con forma de cabra o con unos cuernos sobre la cabeza. Pero lo cierto es que en la Biblia nunca aparece ninguna descripción física del mismo, como apunta Marina Montesano, profesora de Historia Medieval en la Universidad de Messina, en un artículo de National Geographic.

"La Biblia solo dedica unos pocos pasajes al diablo y no describe su aspecto", asegura la experta. "En el Génesis, la serpiente que tienta a Eva se asocia fuertemente con Satanás, pero muchos teólogos creen que esta descripción es mucho anterior al concepto de 'diablo'. Durante la Edad Media, su apariencia cambia drásticamente. Un mosaico del siglo VI de la basílica de Sant'Apollinare Nuovo de Rávena, en Italia, muestra el juicio final y la figura de Satanás aparece como un ser angelical y etéreo de color azul. Esa imaginería angélica terminará por desaparecer y en su lugar adoptará una apariencia más demoníaca".

Fueron los primeros escritores cristianos los que asociaron los rasgos físicos de Pan a Satanás con la pretensión de hacerle feo para convencer a los creyentes de religiones politeístas

Conforme van pasando los siglos, se le empieza a identificar con "la bestia", como recoge un artículo de Live Science, y, en ocasiones, con un dragón, como refleja una pintura del siglo XV de Michael Pacher. La influencia directa para representarle como una cabra viene del dios griego Pan. Este era el dios de la naturaleza, de los pastores y los rebaños, y se le solía describir con forma de fauno o sátiro, con patas, pezuñas y cuernos.

El chivo expiatorio

Fueron los primeros escritores cristianos los que asociaron los rasgos físicos de Pan a Satanás con la pretensión de hacerle feo para que los creyentes de religiones politeístas abandonasen sus credos en favor de la nueva religión monoteísta que empezaba a extenderse por el mundo. Habría que remontarse también a la representación que hacen los judíos del demonio Azazel, el "chivo expiatorio" para encontrar esa relación del demonio con el aspecto de una cabra. En las leyendas hebreas, una cabra es maldecida por los pecados del pueblo judío y es enviada al desierto de Yom Kippur, en lo que se conoce como el "Día de la Expiación", de ahí también el término de para designar a esa personalidad sobre la que se arrojan todas las culpas.

"La transición a una imagen moderna de cuernos, patas de cabra y barba de chivo es del siglo XIX, y parece derivar del culto literario al dios Pan"

El historiador Alexander Kulik, experto en cultura hebrea, publicó un estudio en 2013 en la revista Numen en el que asocia esta representación del diablo con cuernos y pezuñas a un texto escrito en griego titulado El Apocalipsis de Baruc, fechado en torno al año 70 d.C. y el siglo III. En él, se describe un tipo de demonios con patas de burros, los cuales construyeron los niveles inferiores de la torre de Babel. Entonces, en la cultura judía empieza a asociarse al demonio como un ser "parecido a los sátiros". Más tarde, fue reabsorbida la descripción por los autores cristianos que estudiaron e interpretaron los textos judíos.

¿Qué hay de los cuernos? Ronald Hutton, historiador de la Universidad de Bristol, sugiere al diario científico que estos elementos se asociaron mucho más tarde con el diablo. "El demonio empezó a asociarse al dios Pan tan solo dos siglos atrás, durante el auge de las religiones neopaganas en Europa que desafiaron la fe cristiana hegemónica", remarcó.

Foto: 'Satán, el antagonista', de Gustave Doré para el poema 'El paraíso perdido' de Milton. Aquí, no tan demoníaco.

Pan era una especie de antihéroe literario que además se asociaba con la visión romántica de la naturaleza y con el mundo pagano debido a su origen de dios griego. "Esto es lo que llevó a la identificación moderna de Pan con el diablo", asegura Hutton, y por ello los cuernos. "La transición a una imagen moderna de cuernos, patas de cabra y barba de chivo es del siglo XIX, y parece derivar del culto literario y artístico contemporáneo al dios Pan".

En las películas de terror y en los retablos medievales, estamos acostumbrados a que a Satanás se le represente con forma de cabra o con unos cuernos sobre la cabeza. Pero lo cierto es que en la Biblia nunca aparece ninguna descripción física del mismo, como apunta Marina Montesano, profesora de Historia Medieval en la Universidad de Messina, en un artículo de National Geographic.

Historia
El redactor recomienda