Es noticia
Menú
Cuatro factores que te ayudarán a despertarte lleno de energía
  1. Alma, Corazón, Vida
descansar

Cuatro factores que te ayudarán a despertarte lleno de energía

Un estudio registró la ingesta de alimentos, actividad física, patrones de sueño y niveles de glucosa de un grupo de voluntarios para ver cómo se sentían a lo largo del día

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

A todos nos ha pasado alguna vez: nos despertamos después de una noche en la que hemos dormido las horas adecuadas y, sin embargo, estamos completamente aturdidos y parece que nos ha pasado por encima un camión de la basura. El día anterior, sin embargo, quizá dormimos menos horas, pero nos despertamos como nuevos. ¿Por qué fluctuamos de esta manera?

Según informa 'Science Alert', un estudio realizado durante semanas con 833 personas (la mayoría de las cuales eran gemelos) registró la ingesta de alimentos, actividad física, patrones de sueño y niveles de glucosa, mientras que los voluntarios también calificaron su estado de alerta en varios momentos del día. El primer factor importante era el perfil del sueño, la duración, el momento y la eficiencia: dormir más tiempo y despertarse más tarde de lo normal se asociaron con un mejor estado de alerta matutino.

Sueño, ejercicio, comidas

El segundo factor fue la cantidad de ejercicio que la gente hizo el día anterior. Los niveles más altos de movimiento durante el día (así como una menor actividad física durante la noche) se asociaron con un sueño más continuo y menos interrumpido, lo que a su vez predijo un mayor estado de alerta de los participantes por la mañana.

En tercer lugar, estaba el desayuno. Las comidas matutinas con más carbohidratos condujeron a mejores niveles de alerta, mientras que más proteínas tuvieron el efecto contrario. Como en el estudio los investigadores tenían control sobre las calorías suministradas, pudieron saber en todo momento el contenido nutricional de lo que se estaba comiendo.

Las comidas matutinas con más carbohidratos condujeron a mejores niveles de alerta, mientras que más proteínas tuvieron el efecto contrario

Por último, el aumento en los niveles de azúcar en la sangre después del desayuno (al beber bebidas con glucosa) se asoció con un estado de alerta reducido. Una respuesta de glucosa en sangre más baja, observada después de que los participantes comieran un desayuno alto en carbohidratos, mejoró el estado de alerta. En otras palabras, la forma en que el cuerpo procesa los alimentos es importante y consumir demasiado azúcar por la mañana provoca un bajón (en lugar de un subidón, como parecería lógico).

Otros factores en juego con respecto al estado de alerta diario incluyeron el estado de ánimo y la edad de los voluntarios, aunque estos no son tan manejables como la hora a la que uno se acuesta o el desayuno. En otras palabras, los factores asociados no son fijos, sino modificables, lo que explica por qué no siempre nos levantamos igual (y también es una buena noticia, porque se pueden, por tanto, cambiar).

Otros factores incluyeron el estado de ánimo y la edad de los voluntarios, aunque estos no son tan manejables como la hora a la que uno se acuesta o desayuno

Dicho esto, además de informar sobre sus comportamientos diarios, los participantes comieron comidas estandarizadas y usaron un reloj de pulsera con acelerómetro (para medir el sueño y la actividad) y un monitor continuo de glucosa (para medir los niveles de azúcar en la sangre después de las comidas), que es mejor que la mayoría de los estudios que se basan en solo en cuestionarios.

Foto: Las inteligencias artificiales necesitan dormir para aprender más (Owen Beard para Unsplash)

Otro desafío para futuros estudios será determinar cómo y por qué dormir más y hasta más tarde aumenta el estado de alerta matutino, al menos en este estudio. Otras investigaciones ya han apuntado que dormir demasiado puede afectar al bienestar.

Las mejoras en la calidad del sueño afectan a muchas otras áreas de nuestras vidas, sobre todo la seguridad de quienes trabajan en puestos en los que los errores pueden ser fatales. El estudio, por tanto, aunque sencillo, tenía en cuenta que la falta de mantenimiento del estado de alerta durante todo el día es un factor causal importante de los accidentes de tráfico y laborales, que representan miles de muertes cada año. Se estima además que la falta de sueño que conduce a un deterioro del estado de alerta diurno es responsable de una pérdida significativa de productividad relacionada con el trabajo, una mayor utilización de la atención médica y el ausentismo laboral.

A todos nos ha pasado alguna vez: nos despertamos después de una noche en la que hemos dormido las horas adecuadas y, sin embargo, estamos completamente aturdidos y parece que nos ha pasado por encima un camión de la basura. El día anterior, sin embargo, quizá dormimos menos horas, pero nos despertamos como nuevos. ¿Por qué fluctuamos de esta manera?

Trucos
El redactor recomienda