Es noticia
Menú
El deporte de moda: entrenar para poder trepar por los árboles como Tarzán
  1. Alma, Corazón, Vida
¿ES LEGAL?

El deporte de moda: entrenar para poder trepar por los árboles como Tarzán

Un cubano afincado en Barcelona tiene medio centenar de alumnos, que le pagan 10 euros la hora por aprender a trepar entre las ramas como el mítico personaje del cine

Foto: Johnny Weissmüller encarnó a Tarzán en el cine
Johnny Weissmüller encarnó a Tarzán en el cine

Uno de los mantras más repetidos en los colegios y las universidades de todo el mundo es el de que los estudiantes trabajarán el día de mañana en empleos que aún no existen. El mejor ejemplo lo tenemos en la cantidad de 'streamers' e influencers que hay hoy en el mundo, pero también en muchos otros empleos que se han generado a partir de las nuevas tecnologías.

Sin duda, Víctor Manuel Fleites no podría haber soñado con que iba a dedicarse a dar clases de Tarzán. Sí, han leído bien: se trata de enseñar a otras personas a moverse como el famoso personaje de las películas a través de los árboles. Es un trabajo único en el mundo (hasta que alguien demuestre lo contrario) y lo lleva a cabo en el Parque de la Ciudadela de Barcelona.

Este joven cubano ha confesado a Versió RAC1 el concepto básico de su entrenamiento: "Nos movemos como los animales, de rama en rama. Es una práctica en la que se hace deporte, pero también desconectas y te identificas con la naturaleza". Así, ha logrado llamar la atención de más de 50 alumnos, que le pagan 10 euros por cada clase que reciben.

¿Es legal?

El lugar elegido por Fleites es el Parque de la Ciudadela, más concretamente en la zona próxima al invernadero. Según sus propias palabras, los árboles están muy cerca entre sí, lo que permite saltar de unas ramas a otras y moverse libremente, trepando y colgándose constantemente, hasta llegar al límite.

Aunque el número de alumnos alcanza el medio centenar, también hay personas que no aceptan este concepto y no están contentos con que se pueda estar colgando de árboles públicos y, además, cobrando dinero por ello. Por eso, piden que se investigue este trabajo al límite de lo legal y que se cuide de los árboles de este parque barcelonés.

Víctor Manuel, por su parte, solo invita a todo el mundo a ir a verlo, tanto los que están de acuerdo con su práctica como los que no: "La gente que lo critica debería venir. Subir a un árbol te obliga a realizar un tipo de movimientos que el hombre ya ha olvidado". Él, de momento, sigue enseñando a sus alumnos a ser como Tarzán… aunque sin su famoso grito.

Uno de los mantras más repetidos en los colegios y las universidades de todo el mundo es el de que los estudiantes trabajarán el día de mañana en empleos que aún no existen. El mejor ejemplo lo tenemos en la cantidad de 'streamers' e influencers que hay hoy en el mundo, pero también en muchos otros empleos que se han generado a partir de las nuevas tecnologías.

Virales Barcelona
El redactor recomienda