Es noticia
Menú
Mata Hari, la bailarina, cortesana y espía más famosa
  1. Alma, Corazón, Vida
¿víctima o verdugo?

Mata Hari, la bailarina, cortesana y espía más famosa

Es una leyenda, pero su figura sigue desdibujándose entre la mujer caprichosa sin escrúpulos y la víctima inocente que no sabía el riesgo que corría

Foto: Mata Hari. (Wikimedia Commons)
Mata Hari. (Wikimedia Commons)

Fue la cortesana más famosa de todos los tiempos, y su vida está marcada por el escándalo, el exotismo y el misterio. Margaretha Geertruida Zelle, mucho mejor conocida como Mata Hari, vio la luz del mundo por primera vez en Leeuwarden (Países Bajos) en 1876. Aunque en la creación de su particular personaje aseguró que era de ascendencia indonesia, lo cierto es que sus padres eran neerlandeses.

Se divorciaron cuando ella era una niña, y su madre falleció poco tiempo después, lo que llevó a que el progenitor contrajera segundas nupcias. Ya desde adolescente, Margaretha comenzó a destacar por su belleza, y con tan solo 19 años se casó en Ámsterdam tras responder a un anuncio de Rudolph MacLeod, un militar 20 años mayor que ella, que solicitaba una esposa. Se trasladaron a Java poco después y tuvieron dos hijos.

La soledad de Margaretha la llevó a contactar con la cultura javanesa y las danzas folclóricas, así como las técnicas amatorias de la isla

El matrimonio no fue feliz: ambos niños enfermaron al poco tiempo y uno de ellos falleció. En un principio se creyó que se trataba de una sífilis contagiada por sus padres, pero, finalmente, se descubrió que habían sido víctimas de envenenamiento por parte de un sirviente, a quien Rudolph había maltratado. Este buscó consuelo en la bebida y el matrimonio quedó ampliamente deteriorado. La soledad que sentía Margaretha la llevó a establecer contacto con la cultura javanesa y las danzas folclóricas, así como las técnicas amatorias de la isla, que forjarían lo que sería después Mata Hari.

placeholder El nombre de Mata Hari vendría a significar ojo del día
El nombre de Mata Hari vendría a significar ojo del día

A su vuelta a Europa, la pareja acabó divorciándose y Rudolph apartó a Margaretha de su hija, alegando su conducta libertina tras lo aprendido en la isla. Fue así como, trasladada a París en 1903, realizó algunos intentos como modelo desnuda para artistas con el nombre de lady McLeod. Aquello no funcionó, y a finales de 1904 volvió de nuevo a la ciudad, donde decidió aprovechar la reciente pasión por el japonismo y lo oriental para forjar una nueva personalidad, asegurando que era una supuesta princesa de Java. El nombre de Mata Hari vendría a significar "el ojo del día" en malayo, y le sirvió para darse a conocer como bailarina exótica. Según explicaba, sus bailes, cargados de erotismo, eran danzas sagradas que aseguraba haber aprendido desde su niñez.

En 1904 volvió a París y aprovechó la pasión por lo oriental para forjar una nueva personalidad, asegurando que era una princesa de Java

Amparada por el mito que había creado, tuvo romances secretos con políticos y funcionarios de la alta sociedad. Aunque el paso del tiempo le hizo perder como es natural parte de sus encantos, su fama se mantuvo, y surgieron competidoras que imitaban su estilo. Nunca recuperó la custodia de su hija, y conforme pasaban los años fue abandonando progresivamente su faceta de bailarina para centrarse en la de cortesana. De esta manera, llegó la Primera Guerra Mundial.

Durante la contienda, los Países Bajos se mantuvieron neutrales, lo que significó que Margaretha podía cruzar las fronteras libremente. Durante aquella época comenzó una relación con Vadim Maslov, un piloto ruso de tan solo 23 años que servía en el ejército francés. Cuando él fue derribado y herido de gravedad en 1916, perdiendo un ojo, Margaretha (que siempre lo consideró el amor de su vida) pidió permiso para ir a verle. El Deuxième Bureau (Servicio de Información del Ejército francés) la dejó, a cambio de que aceptase espiar para Francia.

"¿Una ramera? Sí, pero una traidora, ¡nunca!"

Los alemanes la habían contactado con anterioridad, sin embargo, no informó de este hecho a los franceses, lo que sería el error que marcaría su posterior juicio. Georges Ladoux, jefe del Deuxième Bureau, sospechó que podría ser un agente doble, la hizo arrestar y la acusó de espionaje. El 13 de febrero de 1917 fue arrestada en su habitación en el hotel Elysée Palace (en los Campos Elíseos de París). Para salvarse de dicho arresto, se excusó con que iba a cambiarse y asearse, y volvió totalmente desnuda con un casco de uniforme alemán donde ofrecía bombones, pero no le valió para nada: fue juzgada el 24 de julio, acusada de espiar para Alemania y, en consecuencia, causar la muerte de al menos 50.000 soldados.

placeholder Mata Hari el día de su arresto.
Mata Hari el día de su arresto.

Aunque tanto la inteligencia francesa como la británica sospechaban que estaba espiando para Alemania, ninguno de los dos pudo presentar pruebas definitivas en su contra y ella lo negó fervorosamente. "¿Una ramera? Sí, pero una traidora, ¡nunca!". A día de hoy la opinión popular cree que fue un simple chivo expiatorio y, de hecho, una de las teorías más plausibles es que los propios alemanes decidieran deshacerse de ella porque les resultaba molesta, y le tendieron la trampa del contraespionaje. La cortesana aceptó pequeños encargos para poder mantener su nivel de vida y visitar a su amado herido, pero lo más probable es que no fuera realmente consciente del riesgo que representaba.

Para salvarse del arresto, se excusó con que iba a asearse y volvió desnuda con un casco de uniforme alemán donde ofrecía bombones

El 15 de octubre de 1917 fue asesinada por un pelotón de fusilamiento. Se supone que afrontó aquello vestida de amazona, y les lanzó un beso de despedida antes de ser fusilada. Es imposible saber si aquello fue real, pero, sin duda, ayudó a forjar su leyenda imborrable. Tenía 41 años en el momento de su muerte, y su figura sigue desdibujándose entre la mujer caprichosa sin escrúpulos y la de una víctima inocente que no sabía el riesgo que corría. Aunque ella se negaba a ser eso último: "No sé si en el futuro se me recordará, pero si así fuera, que nadie me vea como a una víctima, sino como a alguien que nunca dejó de luchar con valentía". Y el futuro, efectivamente, la recordó.

Fue la cortesana más famosa de todos los tiempos, y su vida está marcada por el escándalo, el exotismo y el misterio. Margaretha Geertruida Zelle, mucho mejor conocida como Mata Hari, vio la luz del mundo por primera vez en Leeuwarden (Países Bajos) en 1876. Aunque en la creación de su particular personaje aseguró que era de ascendencia indonesia, lo cierto es que sus padres eran neerlandeses.

Noticias Curiosas
El redactor recomienda