Es noticia
Menú
Cómo cortar una emergente discusión vía WhatsApp con alguien a quien quieres
  1. Alma, Corazón, Vida
PROBLEMAS COTIDIANOS

Cómo cortar una emergente discusión vía WhatsApp con alguien a quien quieres

Sabes lo mal que puede acabar, pero aun así, sigues cayendo en el mismo error. Estas son las mejores formas de evitar volver a las riñas absurdas vía telemática

Foto: Nunca es necesario. (iStock)
Nunca es necesario. (iStock)

Seguro que te ha pasado más de una vez, incluso varias. Estás hablando sobre un tema polémico vía telemática con alguien a quien quieres y, de repente, los ánimos se calientan. Ambos os empezáis a cabrear más de lo necesario. Si es en un grupo, ya la conversación se reduce a dos o a un tercero que se mete sin saber muy bien por qué. Lo que al principio te tomas a broma acaba derivando en un gratuito cruce de insultos entre uno y otro. Sin saber muy bien cómo habéis llegado a ese punto, os habéis cogido un cabreo a lo tonto.

En realidad, no es nada difícil enfadarse con alguien por un desacuerdo a través de las plataformas de mensajería instantánea. Es sencillo, como decimos, porque en el lenguaje leído no se tiene en cuenta uno de los factores que hacen posible la comunicación o al menos la completan: el contexto y el tono de voz. A través de mensajes escritos, un error muy común es acabar malinterpretando las palabras hasta llegar a la gresca.

Oír la voz de la otra persona, aunque estéis enfadados, suaviza la reacción emocional de cada uno más que leer en una pantalla

Lo peor, en este sentido, es si la conversación que ha desatado la discusión es importante. Muchas veces nos acaloramos por una tontería, y eso no tiene importancia, ya que se resuelve de manera fácil. Pero cuando entran asuntos serios o frases que (como se suele decir) van a lo personal, la herida que creas puede abrirse de manera exponencial. De hecho, seguramente más de una pareja ha llegado a romper vía WhatsApp debido a estos calentones innecesarios, aunque fuera de forma precipitada y temporal.

Las cosas importantes, siempre a la cara

Por ello, si has jurado por penúltima vez ser más inteligente y no llegar a los extremos cada vez que alguien cruza una línea verbal en las conversaciones telemáticas, seguramente te hayas preguntado si hay alguna forma de evitarlo. Hay que precisar que este tipo de discusiones son muy cómodas; lo verdaderamente difícil y engorroso es discutir a la cara, mirando a los ojos y diciendo verdades incómodas al otro. Al haber entre ambos una pantalla, bien es cierto que podemos atrevernos a decir cosas que no diríamos a la cara, y eso suma a puntos a nivel sinceridad, pero resta en cuanto a coraje y valentía. Las cosas importantes, siempre a la cara.

Foto: La inesperada y divertida respuesta en una charla de WhatsApp que triunfa en Twitter (EFE/Ritchie B. Tongo)

Ahora bien, ¿cómo evitar a toda costa llegar a esos límites? En primer lugar, siendo más ágil y adelantándote a los acontecimientos. Cuando notes que va a llegar el momento en el que todo puede volver a irse de las manos, sabiendo identificar los patrones previos a ese enfado, mejor zanja la discusión. Aunque la otra persona te provoque, hay veces que es mejor ignorarlo; en caso contrario, podéis entrar en una dinámica autodestructiva.

Posibles respuestas

Uno de los mejores consejos es el que aporta Jasbina Ahluwalia, terapeuta de parejas, en 'Elite Daily', quien ofrecía una alternativa a simplemente decir "mira, dejémoslo, no voy a seguir hablando por aquí". Según ella, hay que mostrar afecto. "Gracias por tu texto, creo que ahora puedo compartir mejor tu punto de vista y compartirte el mío si hablamos de ello en persona. ¿Cuándo podríamos hacerlo? Te quiero". Evidentemente, si te está enfadando, es muy poco probable que se te pase por la cabeza responderle de esa manera tan diplomática.

Foto: La nomofobia o el miedo irracional a estar sin tu teléfono móvil (Pixabay)

En ese caso, y para no seguir enfangándoos en una discusión que solo lleve a haceros daño, llama por teléfono. Oír la voz de la otra persona, aunque estéis enfadados, suaviza la reacción emocional de cada uno. En el momento en que presientas que la discusión os va a llevar por derroteros poco amables, descuelga el teléfono, tanto para tranquilizar a la otra persona como para rebatir sus argumentos en riguroso directo. Esto podrá conduciros a una discusión telefónica que puede que tampoco sea muy agradable. Por ello, si el enfado está bien motivado, lo mejor es quedar en persona para hablar.

Lo mejor, por muy obvio que parezca, es mantener una comunicación constante y sincera con la persona en cuestión. Solo así evitaréis constantes riñas sin fundamento por WhatsApp. Incluso, debería llegar un punto en el que, ante un comentario desafortunado, alguien aclare una frase sacada de contexto o una 'pulla' con buenas intenciones. Una pareja sana es aquella que discute, pero siempre con un fundamento y de manera oportuna, no a la primera de cambio y sin control sobre sus palabras.

Seguro que te ha pasado más de una vez, incluso varias. Estás hablando sobre un tema polémico vía telemática con alguien a quien quieres y, de repente, los ánimos se calientan. Ambos os empezáis a cabrear más de lo necesario. Si es en un grupo, ya la conversación se reduce a dos o a un tercero que se mete sin saber muy bien por qué. Lo que al principio te tomas a broma acaba derivando en un gratuito cruce de insultos entre uno y otro. Sin saber muy bien cómo habéis llegado a ese punto, os habéis cogido un cabreo a lo tonto.

Social Insultos Móviles
El redactor recomienda