Es noticia
Menú
¿Disminuye el coeficiente intelectual a medida que envejecemos?
  1. Alma, Corazón, Vida
grandes misterios

¿Disminuye el coeficiente intelectual a medida que envejecemos?

¿Eres más tonto que ayer pero menos que mañana? En caso de que así sea, ¿a qué velocidad disminuye y cuánto debemos preocuparnos?

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Durante muchos años el coeciente o coeficiente intelectual ha sido un tema de interés general, debido a que es un baremo interesante para medir algo muy complejo y un tanto abstracto, especialmente en niños. De hecho, Alfred Binet y el psiquiatra Thèodore Simon (a quienes se lo debemos), recibieron el encargo del gobierno francés de crear un test sencillo que pudiera utilizarse en las escuelas para localizar a aquellos alumnos que no podían seguir el ritmo del curso.

Las pruebas se hacen, generalmente, cuando los niños son pequeños porque les servirán en su formación posterior. Además, muchos de nosotros estamos familiarizados con la idea de que, a medida que envejecemos, nos volvemos menos ágiles mentalmente (de ahí tantos juegos para ejercitar la memoria y similares), pero, ¿realmente es algo que se puede medir? ¿Disminuye con la edad y, en caso de hacerlo, a qué velocidad lo hace?

Si te hiciste una prueba de CI hace diez años, y te la vuelves a hacer ahora, la puntuación será muy similar debido a que se mide en relación con otras personas de tu edad

La inteligencia generalmente se mide mediante un conjunto de pruebas (habilidades lingüísticas, no verbales, la rapidez para completar una tarea, etcétera), de ahí se saca el promedio en comparación con cómo lo hacen otras personas. Las pruebas de coeficiente intelectual evalúan diferentes habilidades, como qué tan bien retienes y aprendes información, tu razonamiento abstracto y el procesamiento visual-espacial.

Una vez esto queda claro, hay que resolver la duda. ¿Puede cambiar esto con la edad? No. Y hay una razón. Según señala 'Science Alert': si te hiciste una prueba de CI hace diez años, y te la vuelves a hacer ahora, la puntuación será muy similar debido a que se mide en relación con otras personas de tu edad. Para cada grupo de edad, el coeficiente intelectual promedio o promedio se establece en 100. El coeficiente intelectual indica el posicionamiento relativo de un individuo en relación con el promedio. Este posicionamiento relativo es extremadamente estable.

¿Y comparaciones intergeneracionales?

Surge otra pregunta: Lo primero que tenemos que hacer es encontrar un 'criterio' común para comparar a los adultos. Se puede comparar el desempeño de personas de 40, 50, 60 o 70 años a las normas establecidas para los adultos jóvenes (entre 25 y 34 años). Los adultos jóvenes suelen tener un coeficiente promedio de 100, debido a que las normas están desarrolladas para ellos. Compararlos con los datos de personas mayores puede decirnos cómo cambia el coeficiente a medida que envejecemos

La inteligencia fluida (la capacidad de resolver problemas novedosos, del tipo que no se enseñan en el colegio) cae muy rápido a partir de los 24 años

.Así pues, los diferentes tipos de inteligencia cambian de distinta forma. La inteligencia fluida (la capacidad de resolver problemas novedosos, del tipo que no se enseñan en el colegio) cae muy rápido a partir de los 24 años. La llamada inteligencia cristalizada (el aprendizaje y la resolución de problemas relacionados con la escolarización) es diferente: tiene un promedio de 98 entre los 20 y los 24 años, aumenta a 101 entre los 35 y los 44 años, antes de disminuir a 100.

En cuanto a la inteligencia relacionada con el vocabulario, los tiempos de respuesta más rápidos que tendrás son a los veinticinco años, pero (mientras no desarrolles demencia), tu conocimiento aumentará a lo largo de tu vida. A finales de los 60, la mayoría de las habilidades cognitivas que se basan en cosas que ha aprendido (el llamado conocimiento cristalizado) aumentan o son bastante resistentes. La velocidad con la que puedes hacer las cosas, eso sí, puede disminuir.

Durante muchos años el coeciente o coeficiente intelectual ha sido un tema de interés general, debido a que es un baremo interesante para medir algo muy complejo y un tanto abstracto, especialmente en niños. De hecho, Alfred Binet y el psiquiatra Thèodore Simon (a quienes se lo debemos), recibieron el encargo del gobierno francés de crear un test sencillo que pudiera utilizarse en las escuelas para localizar a aquellos alumnos que no podían seguir el ritmo del curso.

Noticias Curiosas
El redactor recomienda