Es noticia
Menú
Un caimán de 4 metros se pasea por una urbanización antes de echarse la siesta bajo un coche
  1. Alma, Corazón, Vida
EN TEXAS, ESTADOS UNIDOS

Un caimán de 4 metros se pasea por una urbanización antes de echarse la siesta bajo un coche

El dueño del vehículo lo descubrió cuando se iba a trabajar y tuvo que llamar a los servicios de vida salvaje para que se hicieran cargo del reptil

Foto: El dueño del coche descubrió al caimán plácidamente dormido (TikTok/@joeycoomer5)
El dueño del coche descubrió al caimán plácidamente dormido (TikTok/@joeycoomer5)

En algunas zonas de Estados Unidos están acostumbrados a ver caimanes de varios metros de longitud. Tanto que apenas se sorprenden cuando ven a uno de estos reptiles de cerca o, incluso, son capaces de pelear con ellos si se trata de defender a la familia, como demostró un hombre que se metió en un lago para salvar a su mascota del ataque de un caimán.

Pero como en España no estamos tan acostumbrados a ver animales de esta magnitud, nos sigue asombrando su presencia tan habitual cerca de lugares residenciales. La mejor muestra la hemos tenido a las afueras de la ciudad de Houston, en el estado norteamericano de Texas, donde el servicio de animales salvajes ha tenido que actuar para llevarse a un caimán de 4 metros de longitud.

Los hechos sucedían en la zona del Parque de Atascocita, en el Condado de Harris. El reptil había salido de alguno de los lagos que hay por la zona y decidió pasear tranquilamente por esa zona residencial, posiblemente en busca de algo que comer. Cuando se cansó, no regresó a su hábitat natural, sino que decidió echarse una plácida siesta debajo de una camioneta.

Vaya susto

Fue el propio dueño del vehículo el que descubrió al caimán dormido debajo de su coche, por lo que llamó rápidamente a las autoridades. Una patrulla de agentes acudió rápidamente al lugar y no tardó en hacerse con el control del animal, tal y como se puede ver en el vídeo que han subido a las redes sociales.

El especialista lanza una cuerda para rodear el cuerpo del caimán y, aunque este hace un ademán peligroso con la cabeza, no parece dispuesto a presentar batalla a su captura. Después de que varias personas lo arrastraran fuera de la carretera y a una zona ajardinada, el reptil sí que trató de zafarse, dando varias vueltas sobre sí mismo y tratando de escapar.

Después fue el momento de lanzarle una segunda cuerda para cerrarle la boca y, una vez que lo consiguieron, le colocaron cinta americana. Una vez asegurado, el caimán fue subido a un camión y llevado al servicio de vida salvaje del condado para ser devuelto después a su hábitat natural. Un susto para los vecinos, aunque, a fuerza de repeticiones, cada vez lo es menos.

En algunas zonas de Estados Unidos están acostumbrados a ver caimanes de varios metros de longitud. Tanto que apenas se sorprenden cuando ven a uno de estos reptiles de cerca o, incluso, son capaces de pelear con ellos si se trata de defender a la familia, como demostró un hombre que se metió en un lago para salvar a su mascota del ataque de un caimán.

Texas Animales Virales
El redactor recomienda