Es noticia
Menú
La honesta lección de un mecánico a su jefe cuando le pidió estafar a un cliente
  1. Alma, Corazón, Vida
EN SU PRIMER DÍA DE TRABAJO

La honesta lección de un mecánico a su jefe cuando le pidió estafar a un cliente

Jonathan un mecánico estadounidense que se ha hecho viral explicando en TikTok su experiencia y cómo, años después, tiene éxito en su trabajo debido a su honradez

Foto: La honesta lección de un mecánico a su jefe cuando le pidió estafar a un cliente (EFE)
La honesta lección de un mecánico a su jefe cuando le pidió estafar a un cliente (EFE)

Jonathan es dueño de un taller de chapa y pintura de vehículos, ubicado en el estado de Washington y se ha hecho viral por contar una anécdota que vivió en primera persona tiempo atrás cuando obtuvo su primer empleo en un taller de reparación de coches. La historia, publicada a través de su cuenta personal de TikTok, cuenta ya con más de 3,2 millones de visualizaciones.

Todo empezó cuando el dueño del establecimiento donde empezó a trabajar le preguntó por su experiencia laboral. Como Jonathan era joven y tenía poca experiencia, se decidió que no haría ninguna tarea de mantenimiento de coches, sino que se dedicaría a ser el asistente del gerente gestionando el papeleo del taller y vendiendo los productos de la tienda.

Foto: Foto: Audi.

Sin embargo, el primer día, ocurrió algo que no esperaba. “Entró el primer cliente y el dueño del negocio me dijo: ‘Atiende a esta persona y haz un diagnóstico de su coche’”, explicó Jonathan. Sorprendido porque no era lo que habían acordado, el jefe le respondió: “Quiero ver las habilidades que tienes, encárgate de esto”, por lo que enseguida procedió con lo solicitado.

"Véndele el sensor de todas maneras"

Jonathan inspeccionó el coche y se percató que “presentaba un código de error en el sensor de masa/flujo de aire”. En aquel instante, imaginó que la avería se debía a que ese dispositivo se había desconectado por un error de un mantenimiento reciente. Por lo tanto, bastaría con enchufar de nuevo el sensor de flujo de aire en la carcasa del filtro de aire para solucionar el problema. Cuando le comunicó a su jefe que procedería a conectarlo, este le exigió que le vendiese un sensor nuevo al cliente.

Ante la petición de su jefe, el mecánico se negó. “Completé los testeos y confirmé que, efectivamente, el problema era que el sensor se encontraba desconectado. Entonces, lo enchufé y el código de error en el sistema desapareció. Pero mi jefe me insistió: ‘Véndele el sensor de todas maneras’”. “No podía creer lo que el dueño me había pedido hacer”, declaró el mecánico.

Ante esta situación Jonathan optó por decirle la verdad al cliente cuando el dueño del taller lo estaba escuchando. “El dueño de este taller quiere que te venda un nuevo sensor de flujo de aire masivo de todos modos. Así que esto es lo que te recomiendo que hagas. Aquí tienes tus llaves, coge tu coche, vete y no vuelvas porque este tipo es un sinvergüenza y no voy a trabajar más para él cuando termine esta charla”, anunció el joven mecánico.

Revelado el pastel, el cliente agradeció su honestidad y le dio una tarjeta con sus datos pidiéndole que le informara de donde fuera a trabajar después. “Y esa, amigos, es la razón por la cual años después tengo éxito... Porque la gente me sigue a donde vaya. Porque dirijo un negocio honesto con integridad”, afirmó Jonathan.

"No diriges un negocio con integridad y no puedo soportarlo. Me voy, no necesito este trabajo"

Una vez que el cliente abandonó el taller, Jonathan miró a su jefe y le dijo: “Este va a ser el último cliente al que atienda. No diriges un negocio con integridad y no puedo soportarlo. Así que me voy a ir, no necesito este trabajo”. El dueño del taller quiso pagarle las horas trabajadas, pero el mecánico espetó: “'Quédate con eso, es dinero sucio y no quiero tener nada que ver con ello. Vas a necesitar ese dinero más que yo porque vas a quebrar”. Sin duda, una lección de honestidad.

Jonathan es dueño de un taller de chapa y pintura de vehículos, ubicado en el estado de Washington y se ha hecho viral por contar una anécdota que vivió en primera persona tiempo atrás cuando obtuvo su primer empleo en un taller de reparación de coches. La historia, publicada a través de su cuenta personal de TikTok, cuenta ya con más de 3,2 millones de visualizaciones.

Virales TikTok
El redactor recomienda