Es noticia
Menú
Las señales más claras de que tu pareja está completamente aburrida contigo
  1. Alma, Corazón, Vida
EL AMOR DESPUÉS DEL AMOR

Las señales más claras de que tu pareja está completamente aburrida contigo

Después de la luna de miel, comienza la fase de estabilización de la relación, y con ello el peligro de conocerse tanto hasta el punto de ya no resultar nuevo ni emocionante para la otra persona

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Pase lo que pase, todas las relaciones tienen un comienzo explosivo, fulgurante y muy emocionante. Los terapeutas de pareja se refieren a esta fase como luna de miel, que podríamos decir que es aquella en la que existen esas mariposas en el estómago, adoras todo sobre la persona a medida que la conoces y cuentas los minutos y segundos para volver a estar con ella.

Pero pasan las semanas, los meses y los años y poco a poco esa energía primigenia se va desgastando. Es algo normal, por muchas historias de amor romántico que existan. Entonces, la relación tiende a estabilizarse y hallar un equilibrio positivo para los dos. Esto en el mejor de los casos, pues puede que de pronto empieces a sentir que la persona de la que te habías enamorado al principio no es como pensabas a medida que la conozcas más y más.

"Tan solo has de hacerle saber que lo has notado y preguntarles cómo se sienten"

Y, en el peor de los casos, cuando ya os conocéis lo suficientemente bien, puede ser que comience a imperar en vosotros una sensación de monotonía y cotidianidad que os resulte amarga o molesta. Es posible que penséis esto de manera recíproca o que, directamente, sea uno de la pareja quien ya no se sienta muy emocionado en los planes que hacéis juntos.

Si sospechas que tu pareja se aburre contigo, alguna razón habrá. El primer rasgo más notorio de este desequilibrio puede ser el hecho de que tú inicies todas las conversaciones, sobre todo las importantes. Esto puede denotar una disminución del interés que tiene hacia ti. En caso de que así lo sientas, lo mejor, como ante todo problema en las parejas, es hablarlo. "Tan solo has de hacerle saber que lo has notado y preguntarles cómo se sienten", recomienda Justin Lark, terapeuta de parejas, en un reciente artículo de la revista 'Best Life'.

Usa el móvil demasiado

Otro de los detalles que puede denotar ese aburrimiento conyugal es que use el móvil demasiado, sobre todo en momentos en los que se supone que debéis estar pasándolo bien o en los que antes siempre había química y buena conexión entre vosotros. Sus caras lo delatan todo: suspiros, miradas esquivas y una tendencia de no querer prestar atención a lo que hacéis.

Foto: Foto: iStock.

Para solucionar este problema, la psicóloga y experta en adicciones Cali Estes propone pensar planes que os hagan a ambos estar emocionalmente presentes. "Esto podría ser desde un simple juego de cartas o salir a caminar dejando los teléfonos en casa", aconseja. Puede que no esté de acuerdo o diga el clásico "no me apetece", lo que podría molestarte o indignarte. Pase lo que pase, sé comprensivo y mantén la calma, pues una discusión a lo tonto no solucionará las cosas.

Está muy irascible contigo

Por otro lado, es posible que hayas notado que se vuelven más irascibles cuando haces algo mal. Si tu pareja se frustra contigo con mayor frecuencia de lo normal por detalles que pueden ser insignificantes, esto puede darte pistas de que les aburres o les incomodas más de lo necesario. "Cuando alguien nos aburre, levantamos muros y diminuye nuestra empatía", asevera Jason Tuma, terapeuta y psicólogo estadounidense. "Esto nos impide mostrarnos compresivos". La mejor solución, según él, es concertar una cita que implique volver a enamoraros. Y, sobre todo, usar lo que él llama "el lenguaje del amor", que pasa por regalar cosas, tener más contacto físico o actos de servicio. Un buen truco puede ser fingir que os acabáis de volver a conocer.

En el mejor de los casos podréis llegar a acuerdos para mejorar y hacer que vuestra vida recupere la emoción y la energía del principio

Por último, también debes reflexionar en que si uno de los dos se aburre, es porque al otro le pasa lo mismo. "Lo que siente una persona es en ocasiones similar a lo que siente su pareja, aunque pueda manifestarse de diferentes formas en la relación", concluye Heidi McBain, terapeuta. "Entonces, puede que uno recurra más a sus amigos o que otro se quede más en casa para pensar cómo podría cambiar la situación".

Lo mejor, como decíamos al principio, es mantener una conversación sincera y honesta sobre el tema. En el mejor de los casos podréis llegar a acuerdos para mejorar y hacer que vuestra vida juntos recupere la emoción y la energía del principio. Y, en el peor (y tampoco se acaba el mundo), es aceptar y entender que quizá ya no sentís lo mismo o no sois tan felices estando juntos, lo que podría implicar una necesidad de separación, aunque fuera por poco tiempo para pensar.

Pase lo que pase, todas las relaciones tienen un comienzo explosivo, fulgurante y muy emocionante. Los terapeutas de pareja se refieren a esta fase como luna de miel, que podríamos decir que es aquella en la que existen esas mariposas en el estómago, adoras todo sobre la persona a medida que la conoces y cuentas los minutos y segundos para volver a estar con ella.

Relaciones de pareja
El redactor recomienda