Es noticia
Menú
Por qué cada vez más personas quieren trabajar desde casa
  1. Alma, Corazón, Vida
nuevos tiempos

Por qué cada vez más personas quieren trabajar desde casa

El COVID obligó a mucha gente a poner en práctica algo que jamás habían imaginado. Y a algunos les gustó mucho como para renunciar a ello

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

La pandemia trajo una cosa relativamente buena entre muchos momentos de tristeza: el teletrabajo. Lo que parecía tan solo unos meses antes una utopía absoluta, se convirtió en algo bien palpable y en la actualidad muchas personas lo valoran como algo fundamental a la hora de buscar empleo. Algunas cuestiones como la conciliación laboral y familiar, el poder comer en casa, ahorrarse atascos o incluso contribuir por el planeta se ponen en la mesa, e inclinan la balanza.

A medida que la pandemia continúa y reabren más empresas, no parece extraño que se haya producido un cambio en las preferencias laborales de los empleados. Como indica un artículo recientemente publicado en 'Psychology Today', más empleados trabajan ahora desde casa por elección y no por necesidad. Lo que comenzó como una preocupación por el COVID se transformó en un cambio de actitud con implicaciones sociales a largo plazo. La gente trabajó desde casa porque no tenía más remedio y descubrió que le gustaba. Mucho.

De hecho, un estudio a principios de este año llegó a una serie de conclusiones:

Antes de la pandemia, el 57% de los trabajadores rara vez o nunca trabajaban desde casa.

El 61% de empleados prefieren actualmente quedarse en su hogar, frente al 36% que era antes de la pandemia

Ahora, entre aquellos que pueden elegir entre ir a la oficina o quedarse en casa, el 61% prefiere quedarse en su hogar, frente al 36% que era antes de la pandemia.

El 72 % de los empleados siente que trabajar desde casa no ha afectado su capacidad para progresar.

Los beneficios

Señalados anteriormente con mayor brevedad, aquí los explicamos mejor.

  • Menos tiempo dedicado a desplazarse.
  • Menos microgestión. Admitámoslo, a la gente no le gusta tener al jefe cerca merodeando. Tener un jefe demasiado involucrado mirando constantemente por encima del hombro es simplemente estresante. Aunque abusar del privilegio de estar desde casa tampoco es una buena idea.
  • Más tiempo libre y mejor equilibrio entre la vida laboral y personal. Salir a correr, comer con la familia, visitar un museo, ir a un médico, al cine o a un gimnasio o simplemente tomarte una cerveza con un amigo al que hace tiempo que no ves después de trabajar, todo eso es mucho más fácil cuando te ahorras 45 minutos de vuelta por el tráfico.
  • Por último, pero no menos importante: menos desplazamientos equivalen a menos contaminación. Uno de los pocos aspectos positivos de la pandemia fue que los países vieron rápidamente mejoras en la calidad del aire durante los bloqueos (ganancias que se revirtieron cuando se levantaron los bloqueos). Aun así, de forma individual, los empleados al menos pueden saber que trabajar desde casa es una opción sólida para el medio ambiente.

Las empresas han respondido de maneras mixtas a este nuevo mundo de trabajo remoto

Las empresas han respondido de maneras mixtas a este nuevo mundo de trabajo remoto. Para aquellos tipos de negocios en los que de hecho es una posibilidad razonable, algunos lo han aceptado y otros no les ha gustado. De cualquier manera, parece bastante claro: el amplio entusiasmo por las opciones de trabajo desde el hogar seguirá siendo un elemento importante en la contratación y retención de buenos empleados.

La pandemia trajo una cosa relativamente buena entre muchos momentos de tristeza: el teletrabajo. Lo que parecía tan solo unos meses antes una utopía absoluta, se convirtió en algo bien palpable y en la actualidad muchas personas lo valoran como algo fundamental a la hora de buscar empleo. Algunas cuestiones como la conciliación laboral y familiar, el poder comer en casa, ahorrarse atascos o incluso contribuir por el planeta se ponen en la mesa, e inclinan la balanza.

Noticias Curiosas
El redactor recomienda