Es noticia
Menú
Media hora para tomar una caña: las 'terrazas cronómetro' llegan a España
  1. Alma, Corazón, Vida
EN UN BAR DE BILBAO

Media hora para tomar una caña: las 'terrazas cronómetro' llegan a España

Algunos establecimientos de hostelería han empezado a regular el tiempo máximo para tomarse una cerveza y el mínimo de comensales por mesa

Foto: Una pareja toma cervezas en un bar. (iStock)
Una pareja toma cervezas en un bar. (iStock)

Algunos bares están comenzando a instaurar una medida sorprendente pero que puede ser el futuro en las terrazas españolas. Y es que, y para seguir mitigando los efectos de la pandemia, muchos hosteleros quieren limitar el tiempo de estancia de los clientes en las mesas para promover la rotación entre clientes y que los ingresos sean mayores.

Esta medida sería especialmente positiva para los hosteleros en los meses de verano, fecha en la que las terrazas están en pleno apogeo casi en cualquier lugar de la geografía española. Un bar de Bilbao ya ha comenzado a limitar el tiempo para consumir en la terraza del establecimiento. Es una medida que podría prolongarse en el tiempo, tal y cómo han reconocido los propietarios del local.

Así, el tiempo permitido para estar sentado en una mesa tomando un café asciende a los 15 minutos desde que es servido por el camarero. Si el cliente se quiere tomar una cerveza, tendrá 25 minutos, por los 35 de los que dispondrá si decide consumir un cubata junto a unos amigos. El tiempo se prolongará si la persona en cuestión decide comerse un bocadillo. En ese caso, tendrá 40 minutos para comérselo.

15 minutos para tomar café

La medida no está gustando demasiado a los clientes, que se sienten presionados: “Entendemos que la hostelería tiene que ganar más dinero después de la pandemia, pero no creo que esta sea la mejor forma de atraer a los clientes. Es un poco estresante tomarse algo sabiendo que tienes un límite de tiempo”.

placeholder Terraza de un bar en Málaga (iStock)
Terraza de un bar en Málaga (iStock)

Las pérdidas de la hostelería han sido millonarias en los dos últimos años y, desde el sector se pretende activar, de nuevo, el consumo tomando medidas de este tipo: “Sabemos que no es lo ideal pero este bar necesita más clientela que consuma y, por ello, hemos puesto un límite. No podemos asumir que una persona ocupe una mesa dos horas tomándose un café o una cerveza”.

Sin embargo, los bilbaínos rechazan esta medida porque consideran que la ciudadanía de allí no está habituada a sentarse mucho tiempo en una terraza: “En Bilbao, y en toda la zona, no gusta lo de sentarse mucho tiempo. El ‘poteo’ consiste en moverse de bar en bar así que creo que es una medida completamente innecesaria”.

Algunos bares están comenzando a instaurar una medida sorprendente pero que puede ser el futuro en las terrazas españolas. Y es que, y para seguir mitigando los efectos de la pandemia, muchos hosteleros quieren limitar el tiempo de estancia de los clientes en las mesas para promover la rotación entre clientes y que los ingresos sean mayores.

Bilbao Pandemia Cerveza
El redactor recomienda