Es noticia
Menú
Evita estos errores al dormir la siesta
  1. Alma, Corazón, Vida
DIEZ FALLOS RECURRENTES

Evita estos errores al dormir la siesta

Dormir demasiado tiempo, tumbarse en la cama o hacerlo vestido, son algunos de los errores más comunes al descansar después de comer

Foto: El placer de echarse la siesta. (iStock)
El placer de echarse la siesta. (iStock)

El verano ya está aquí y, con él, las ganas de echarse la siesta a diario. Muchas personas no pueden permitírselo por su horario laboral, pero otras si tienen esa suerte. Ya sea a mitad de jornada o en vacaciones, relajarse unos minutos después de comer es el mejor remedio para afrontar el resto del día con energía. Pero, generalmente, los españoles cometemos una serie de errores que debemos evitar a la hora de echarnos la siesta.

Una publicación realizada por Noticias de Navarra repasa los diez errores que solemos cometer cuando llega la hora de practicar el también llamado yoga mediterráneo. El primero pasa por la elección del lugar para tumbarse. Los expertos aseguran que es mejor echarse en el sofá que en la cama para no dormir demasiado tiempo. Eso sí, la postura debe ser la adecuada para no levantarse con dolores cervicales.

placeholder No te sientas culpable, una siesta corta es buena para ti. (iStock)
No te sientas culpable, una siesta corta es buena para ti. (iStock)

Normalmente, solemos echarnos la siesta justo después de comer y no se debe hacer. Al menos, hay que dejar media hora de reposo estomacal antes de tumbarse e intentar dormir para comenzar a hacer la digestión. De esta manera, evitaremos acidez estomacal y un posible reflujo gastroesofágico. En tercer lugar, no se debe tomar café salvo que decidas dormir la siesta rápidamente. La cafeína hará efecto en media hora e impedirá que duermas plácidamente.

La siesta debe durar poco tiempo

Nunca te obsesiones con conciliar el sueño. Si lo haces, tu cuerpo se estresará y te será mucho más complicado dormirte. Además, la siesta no tiene que ser muy larga. Los expertos advierten que lo ideal es tumbarse y relajarse entre 15 y 30 minutos al día. Más allá de ese tiempo, la siesta puede terminar siendo un incordio. Un estudio financiado por la NASA afirmó que el tiempo justo para dormir sin alterar las horas de sueño nocturno es de 25,8 minutos.

Foto: Fuente: iStock

Si hace mucho calor, evita dormir en sitios con corrientes. Por ello, es preferible buscar un sitio fresco pero que no tenga mucha corriente de aire. Encender el aparato de aire acondicionado unos minutos antes de tumbarse es el remedio ideal para evitar resfriados innecesarios en verano. Por supuesto, evita tumbarte en un lugar ruidoso porque si no te será imposible descansar adecuadamente.

Evidentemente, la siesta no debe ser nunca un sustitutivo del sueño nocturno sino un complemento. Para lograr un buen descanso, evita echarte embutido en ropa. Ponte cómodo y descansarás mucho mejor. Y, por supuesto, no olvides la hora. Si quieres dormir una siesta sana y reparadora, no te acuestes más tarde de entre las 17 y las 18 de la tarde. Si lo haces, alterarás tu sueño nocturno.

El verano ya está aquí y, con él, las ganas de echarse la siesta a diario. Muchas personas no pueden permitírselo por su horario laboral, pero otras si tienen esa suerte. Ya sea a mitad de jornada o en vacaciones, relajarse unos minutos después de comer es el mejor remedio para afrontar el resto del día con energía. Pero, generalmente, los españoles cometemos una serie de errores que debemos evitar a la hora de echarnos la siesta.

Dormir bien Noticias de Navarra
El redactor recomienda