Es noticia
Menú
Cómo añadirle sabor a una relación que se ha vuelto sosa con el tiempo
  1. Alma, Corazón, Vida
es posible, aunque cueste

Cómo añadirle sabor a una relación que se ha vuelto sosa con el tiempo

El aburrimiento en las relaciones, a su vez, predice una menor pasión, según una nueva investigación

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

A todos nos gustan los comienzos de las relaciones, cuando hay chispas y fuegos artificiales y el mundo parece completo y florido. Es normal que en esos momentos en que segregas más dopamina de lo normal veas a tu pareja como la persona perfecta y que se os ocurran un montón de planes asombrosos, eróticos e interesantes para poder conoceros mejor.

Pero también es lógico que las chispas y la emoción vayan apagándose poco a poco, dando paso a una calma más sosegada y a una rutina que, en ocasiones, puede acabar siendo un poco aburrida. Es entonces cuando advertimos que nos hemos quedado atrapados en dicha rutina y las conversaciones profundas y las cenas en sitios exóticos pasan a convertirse en sesiones de televisión por la noche mientras se cena una ensalada. Si las citas y relaciones se vuelven insípidas o rutinarias, es normal que las parejas se aburran en su relación.

Si las citas y relaciones se vuelven insípidas o rutinarias, es normal que las parejas se aburran en su relación

Porque entendemos que cuando las parejas comienzan a salir es normal sentirse apasionado. Cada conversación hasta altas horas de la noche o una nueva experiencia hacen crecer el autoconcepto de las personas, que se expande cada vez que aprenden algo nuevo. La cuestión es, ¿pueden salir las parejas que han caído la rutina de esa racha? Un nuevo estudio mencionado en 'Psychology Today' ha querido indagar al respecto, explorando por qué las parejas que se aburren de su relación a menudo no hacen nada para solucionarlo.

Las psicólogas Cheryl Harasymchuk, Atara Lonn, Emily Impett y Amy Muise pidieron a las parejas que habían estado juntas durante un promedio de dos años, que completaran una encuesta diaria sobre su relación durante tres semanas. Cada día, las parejas informaron lo aburridas que se sentían con respecto a su relación, es decir, si la sentían "como una tarea", y cuál era su grado de pasión.También informaron acerca de cuánto tiempo pasaban todos los días en actividades emocionantes y compartidas y en qué medida estas actividades eran de alta calidad. Las actividades de alta calidad se referían a aquellas que hacían que la pareja se sintiera cercana y satisfecha con su relación.

Según el estudio, las parejas que se sentían muy aburridas con su relación al comienzo del estudio sentían significativamente menos pasión

Los resultados de este estudio mostraron que las parejas que estaban aburridas de su relación tenían dificultades para salir de su rutina. Cuanto más aburridas se sentían las parejas, con menos frecuencia realizaban actividades emocionantes juntos. Cuando las parejas aburridas pasaban tiempo juntas en actividades compartidas "emocionantes", tendían a ser de inferior calidad.

Foto: Fuente: iStock.

Tres meses después, las parejas fueron nuevamente encuestadas sobre su pasión. Los hallazgos mostraron que las parejas que se sentían muy aburridas con su relación al comienzo del estudio sentían significativamente menos pasión. Dado el diseño longitudinal del estudio, las investigadoras especularon que el aburrimiento hizo que en general planearan menos citas y de peor calidad con el tiempo, lo que a su vez las llevó a sentir menos pasión tres meses después.

Pero, claro, solo porque las parejas que se aburren tiendan a planear menos citas divertidas y emocionantes, no significa que sean incapaces de hacerlo. A menudo, solo se necesita un poco de trabajo y creatividad para reavivar esa llama. Teniendo en cuenta además que las citas 'divertidas' son subjetivas y que la idea de una noche divertida puede no serlo para otra persona. Por lo tanto, para darle vida a tu próxima cita nocturna, toma la perspectiva de tu pareja y prueba algo nuevo que creas que podría atraerle. Las últimas investigaciones en psicología sugieren que puede dar sus frutos a largo plazo.

A todos nos gustan los comienzos de las relaciones, cuando hay chispas y fuegos artificiales y el mundo parece completo y florido. Es normal que en esos momentos en que segregas más dopamina de lo normal veas a tu pareja como la persona perfecta y que se os ocurran un montón de planes asombrosos, eróticos e interesantes para poder conoceros mejor.

Relaciones de pareja
El redactor recomienda